martes, 17 de diciembre de 2013

Iglesia de Santiago del Arrabal (Toledo)

La Iglesia de Santiago del Arrabal en Toledo, España, es una de las mejores muestras del mudéjar toledano. Está situada al lado de la Puerta de Bisagra al norte del recinto histórico. 

Tiene muros de mampostería y ladrillo con puertas enmarcadas en arcos de herradura polilobulados.
El ábside es triple con tres pisos de arcos de distintos tipos (de medio punto, apuntados y polilobulados). En el interior hay símbolos árabes como la mano de Fátima o inscripciones en el techo de madera. Los arcos de las naves son góticos, igual que la bóveda del crucero. El retablo es renacenista con decoración plateresca, obra de Francisco de Espinosa con imágenes de las vidas deCristo y Santiago.

Su torre es la más antigua de la región, del siglo XII, tiene planta cuadrada y ventanas de doble arco de herradura enmarcado en un alfiz. Al contrario que la de San Román, cuya torre era posterior a su iglesia, la de Santiago del Arrabal es una torre superviviente de una iglesia anterior.

Es una bella torre, exenta, formada por hiladas de pequeños mampuestos entre hiladas de ladrillo, dispuestos de forma análoga al que compone la muralla árabe cercana de allí. El muro de la iglesia presenta, al contrario hiladas más altas, a la manera mudéjar más típica, por lo que se supone que la torre fue levantada poco después de la Reconquista, cuando los alarifes moriscos practicaban aún procedimientos constructivos musulmanes. Su altura se asemeja a la de los alminares.

Historia

Las antiguas crónicas indicaban que Alfonso VI tras la Reconquista de la ciudad, había fundado una primitiva parroquia dedicada al apóstol Santiago el Mayor, consagrando la mezquita que allí se situaba, bajo la advocación de Santiago, patrón de España y protector de los ejércitos. 

Sin embargo, la construcción del edificio que hoy contemplamos se debe a la iniciativa del rey Sancho II de Portugal, llamado Sancho Capello, quien murió en 1246 y está enterrado en la antigua capilla de Reyes de la Catedral, quedando interrumpidas las obras hasta la segunda mitad del siglo XIII cuando se retoman a expensas de los Diosdado, comendadores de la Orden de Santiago. 

La primera vez que aparece citada la iglesia es en un documento del año 1125. En un testamento del año 1209 se habla del altar principal de esta iglesia y de «otros altares en construcción». De 1265 data la más antigua lápida sepulcral, señal de que la iglesia ya está concluida y consagrada al culto. Atravesamos un gran arco de herradura, cobijado por otro lobulado que se cubre con un friso de arcos entrelazados y se enmarca con dos finas pilastrillas rematadas en ménsulas, unidas por una malla reticular de ladrillo, inspirada en la vecina mezquita de Bab al Mardúm, llamada del Cristo de la Luz.

San Vicente Ferrer en 1405 enardeció con sus prédicas el sentimiento antisemita de los parroquianos y les indujo a un ataque contra la comunidad judía toledana a la que despojó de su sinagoga central que luego fue conocida como iglesia católica de Santa María la Blanca.

En el siglo XX se realizaron en el entorno obras para la construcción de la carretera, lo que desembarazó la iglesia de construcciones anejas y quedó exenta e independiente de la Puerta de Bisagra, con la que estaba unida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...