domingo, 22 de diciembre de 2013

Romeria de la Virgen del Valle en Toledo



Toledo acoge, cada 1 de mayo, la romería de la Virgen del Valle, una festividad popular que se celebra en un ambiente en el que todos los habitantes y visitantes de la ciudad de Toledo se acercan caminando al otro lado del río Tajo para disfrutar de un gran día de fiesta.

Durante este día, se pasea a la Virgen por los caminos del Valle, parando ante el convento de San Lucas y regresando después a su ermita. 

La Ermita está edificada sobre los cimientos de la antigua ermita de San Pedro de Saelicos, y su virgen recibe el nombre del lugar donde se encuentra el santuario, el valle de la ciudad. La fiesta comenzó celebrándose el día uno de agosto, pero pronto se cambió al uno de mayo para evitar el calor y los peligros.

Se cuenta, que las mozas en edad casadera que tocan la campana del santuario encuentran novio ese mismo año, y las que ya lo tienen, se casan antes de que éste finalice.

Los devotos de la virgen acuden a la ermita a pie desde la ciudad. Antiguamente se podía cruzar de un lado a otro el río en una barca, conocida como la barca de pasaje. Hoy ha sido recuperada para su uso en ciertas ocasiones.

El símbolo de este evento es el hinojo, planta que crece en los alrededores y que, según la tradición, ayuda a fortalecer a la mujer embarazada durante el parto.

Los devotos de la Virgen del Valle se preparan para la procesión que presenta dos actos principales: tocar la campana y subir a “la piedra del rey moro”.

El primero se trata de una creencia popular antiquísima, en la que quien lo realice, logrará contraer matrimonio.

Sin embargo, el ascenso a la piedra del rey moro se lleva a cabo una vez hecho el toque de campana, cuando los participantes se disponen a tomar la tradicional merienda.

Esta piedra, según cuenta la leyenda, es la tumba del príncipe musulmán Abul Walid, quien habría sido enterrado bajo esta roca –o se habría convertido en roca- para contemplar la ciudad donde yacía Sobeyha, su amada.

Procesión de la Virgen del Valle.
  ( Foto: Miguel Angel Olmos)

La procesión de la Virgen del Valle tiene lugar por la tarde, por lo que, si hemos comido por la zona, bien sobre la piedra, bien en nuestra tienda de campaña, bajo un árbol o en uno de los distintos puestecitos, podemos asistir a este evento.

Hay que decir que, hasta 1631, la fiesta de la Virgen del Valle se celebraba el primero de agosto pero, por causas climáticas, se decidió cambiarla al primer día de mayo, cuando el tiempo es más liviano y no hace tantísimo calor.

Esperando a tocar la campana en la ermita de la Virgen del Valle. (Foto: Alejandra Rodríguez Campos)

Cerca de la ermita, se colocan puestos,stands y chiringuitos donde, entre el bullicio, se pueden obtener caramelos, migas, limonada, berenjenas y tostones, además de ricas tortillas acompañadas de buen vino. Merece la pena dar un paseo por estaromería y, por supuesto, admirar las vistas sobre el sinuoso río Tajo que son espectaculares.

Los jóvenes participantes suelen acampar la noche anterior y allí comienzan su particular fiesta. . 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...