miércoles, 15 de enero de 2014

Castillo de Almonacid

El castillo de Almonacid se encuentra en el municipio de Almonacid de Toledo, provincia de Toledo, a 15 kilómetros de la capital, Toledo, por la carretera nacional N-400. 

Se eleva sobre un monte que puede verse desde decenas de kilómetros, desde donde se observa un antiguo camino a La Mancha desde su situación estratégica.

Este castillo cuenta con una larga e importante historia debida, en parte, a su posición estratégica en la antigua ruta de Toledo con Andalucía. En él o su entorno se dieron grandes batallas desde la Edad Media hasta el siglo XIX.

La primera referencia documental sobre este castillo data del año 848 y es de origen musulmán, cuando servía como punto estratégico de vigilancia de un antiguo camino a La Mancha.


En el 854 fue escenario de una gran batalla entre las tropas del Emir de Córdoba y los rebeldes de Toledo. En el siglo XI pasó a manos de Alfonso VI como parte de la dote de Zaida, su esposa, viuda de Abu Nasr Al'Fath al-Ma'mun, rey de la taifa Córdoba.

 Posteriormente fue donado por Alfonso VI a la Catedral de Santa María de Toledo, siendo reformado en el siglo XIV por mandato del arzobispo de Toledo don Pedro Tenorio. Fue entonces utilizado como prisión para don Alfonso Enríquez, conde de Gijón y Noreña e hijo bastardo de Enrique II de Castilla, apresado por orden de su hermano Juan I de Castilla.

En el siglo XVIII pasó a formar parte de las propiedades de los Condes de Mora y en el año 1809 sirvió como refugio a las tropas del general Venegas en la lucha contra los franceses en la Batalla de Almonacid, aunque en vano, pues fue finalmente el castillo fue conquistado por las tropas francesas.

Los muros del castillo de Almonacid son elevados y almenados, protegidos por una barrera exterior y un camino de ronda. En el interior sólo queda la torre del homenaje, situada en el centro del amplio recinto. La torre tiene tres plantas con bóvedas de ladrillo. Existen restos de dos aljibes, un silo y algunas habitaciones. También son destacables sus triples troneras.

Aunque actualmente se encuentra parcialmente en ruinas y privado de sus sillares, parece ser que por ahora su estabilidad está consolidada. El castillo es de titularidad municipal, aunque puesto en venta por el Ayuntamiento al precio de una peseta, pero con la condición de que el comprador se comprometa a restaurarlo por completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...