viernes, 18 de abril de 2014

Linaje de Esteban Illan: Esteban Illan

ESTEBAN ILLAN

Documentado entre 1142 y 1208, fecha de su muerte (51), el alguacil alcalde Esteban Illán es el hijo más destacado de Illán Pétrez de San Román. 

Leemos por primera vez su nombre cuando, juntamente con otros de sus hermanos y cuñados, se ve favorecido con parte de la aldea de Xileque, donada por Alfonso VII para su repoblación, como ya hemos dicho -1142-. En 1146 figura como repoblador de Campo Rey (52). De 1163 es su propia firma, en árabe, suscribiendo el aniversario de su padre (53). Y en 1166 -fecha que coincide con la expulsión de la ciudad de Fernán Ruiz de Castro-, figura como alguacil, confirmando la donación hecha por Alfonso VIII a Juan Zabateiro de una tienda de la alcaicería, situada entre las tiendas de los guarnicioneros o "sellarios" -la Sillería- y la Espartería (54).

Por entonces, el alguacil Esteban Illán colaboró de manera fundamental, según la tradición, en la proclamación de Alfonso VIII, niño, desde la torre de San Román, llevada a cabo por el tutor del monarca, Nuño Pérez de Lara. Este era, a la sazón, regente del reino y "tenente" de Toledo, como lo había sido su hermano, Manrique Pérez de Lara desde 1144 a 1162- (55). 

El conde Nuño Pérez de Lara, hijo del conde don Pedro Manrique de Lara, es el que defendió a los hijosdalgo del tributo de 5 mrs que el rey quiso cargar a cada uno para el cerco de Cuenca. En Toledo fue propietario de un palacio cercano al Alcázar, en Zocodover, y de muchos heredamientos en el reino. 

Entre ellos, el de Alcabón, cerca de Santa Olalla, que, juntamente con su mujer doña Teresa cedió a la Santa Iglesia de Toledo, donde dotó su propio aniversario y la capilla de Santo Tomás de Canterbury (56). Con el mismo fin donaron sus casas de Zocodover -1177- (57). 

Previamente, el año anterior, el arzobispo don Cerebruno, con el asentimiento de los canónigos, les había cedido, de por vida, a cambio del precio simbólico de 5 mrs anuales, las casas de la colación de San Nicolás que habían pertenecido a la infanta doña Sancha y que ésta había donado a la Santa Iglesia de Toledo (58). Aunque Nuño Pérez de Lara no muere hasta 1177, en el sitio de Cuenca, un sobrino suyo, Pedro Manrique de Lara, aparece como "tenente" en 1173 (59).

(51) Según los Anales toledanos 1-España Sagrada-, p. 394, "Murió Estevan Illan, Alcalde de Toledo, noche de San Matín -12 de noviembre- Era MCCXLVI.

(52) Hernández, doc. 54.

(53) Hernández, doc. 138.

(54) Hernández, doc. 146. Otros confirmantes son Diego Petri de Fonte Almexir, Pelagius Petriz, Martinus Salvador, almojarife, Melendo Lampader, alcalde, Petrus Díaz, alcalde, y Stephanus Ambran.

(55) Hernández, F.J." Los mozárabes del siglo XII en Toledo, Toletum, 1985, p. 103.

(56) Es curioso que este santo tuviera, a los seis años de su muerte, una capilla en Toledo. Según Salazar de Mendoza - fols. 47 v y 48- "es la que hoy se llama de Santiago". Fue Alfonso VII el que donó Alcabón a Nuño Pérez de Lara -1156-, por sus servicios prestados en tierra de moros -Salazar y Castro,leg. B, carp. 3, n. 20-. Estos hechos explican que el patrono de Alcabón sea Santo Tomás de Canterbury, el cual preside el altar mayor de la iglesia.

(57) Salazar y Castro, leg. B, carp. 3, n. 21. Y Hernández, doc. 180.

(58) Hernández, doc. 178.

(59) Hernández, o.c., p.109.

A Esteban Illán le tocó vivir, por lo tanto, el cambio operado en la ciudad con el retorno a la parcialidad de los Lara y, en definitiva, a la de Castilla, después del paréntesis de cuatro años -entre 1162 y 1166- en que Toledo estuvo sometida a Fernando Ruiz de Castro, al servicio éste del rey de León Fernando II. La citada tradición, según la cual Alfonso VIII fue proclamado rey desde la torre primitiva de San Román, por Esteban Illán, se relaciona con estos hechos. Indudablemente los Illán favorecieron esta proclamación, y especialmente don Esteban, así como la caída de los Castro.

Alfonso VIII no sólo recompensó de inmediato a Esteban Illán, que el 25 de octubre de 1166 (60) figura ya como alguacil. Además le concedió cuatro tiendas del rey, las salinas de Peralejo y Abejares, los castillos de Zudarrahoz, Albadalejo y Castrejón, y la tenencia de las puertas del Cambrón y de Bisagra. Asimismo fue señor de la Torre de Esteban Ambrán (61).

Dada su posición de alguacil y alcalde, Esteban Illán, contemporáneo del rey castellano Alfonso VIII (1558-1214), aparece confirmando diversos documentos. Así, la donación que el monarca hizo en 1167, por el alma de su padre, Sancho III, a la iglesia de San Vicente de Valencia, de varias aldeas, como las de Fuentidueña y Estremera. Otros confirmantes son " Melendus Lampader, Petrus Didaci, similiter alcaldus, y Martinus Salvatoris, almosarif " (62). Y también la donación de Cortes, con sus términos, a la Iglesia de Santa Mana de Toledo y al arzobispo Cerebruno, en 1168 (63). Todo ello en memoria de su padre y antepasados.

En situación acomodada, Esteban Illán compra diversas partes del azud de Alfita, en el Tajo, a doña Solí, viuda de Miguel b. Suleimán, a Leocadia, hija de Otsman b. Otsman y mujer de Miguel Salib, y a Fernando b. Hasan (64). Entre las propiedades del alcalde don Esteban, figura tambíen un mesón en el barrio de Zocodover y una tierra en el pago de Regachuelo (65).

Como alcalde don Esteban testifica en la donación que hizo Pedro García de Aza a Nuño Ramírez de parte de un solar que heredó de su padre, el conde don García, situado en la colación de San Justo (66). Y, juntamente con su hijo Illán, en el cambio de unas casas entre el cabildo de Santa María y los adelantados del barrio de los Francos (67). En calidad de alguacil alcalde manda vender la casa y la viña del cautivo Miguel Lázaro para pagar su rescate (68) y, asimismo, actúa en diversos litigios y convenios (69). A él correspondió el fallo en la cuestión de los términos de Escalona y Maqueda (70).

(60) Hernández, o.c., p. 108.

(61) Alcocer, P., Historia o descripción de la Imperial ciudad de Toledo, Toledo, 1554, fol. LX1I. Y Salazar de Mendoza, Origen de las dignidades seglares de Castilla y León, Toledo, 1618, fol. 48.

(62) Hernández, doc. 149.

(63) Hernánez, docs. 149 y 151.

(64) González Palencia, docs. 94, 140 y 150. Años 1170, 1178 y 1180.

(65) González Palencia, doc. 738, año 1187.

(66) Hernández, doc. 206, año 1183.

(67) Hernández, doc. 246, año 1192.

(68) Hernández, doc. 943, año 1197.

(69) Litigio y ulterior convenio entre Martín de Andújar y su sobrino Alvaro en 1200 - González Palencia, doc.945-. Y, asimismo, en el de Juan Aracil, nieto del alcalde Illán o Julianus -de familia distinta a la de don Esteban-, y el prior de la Orden de San Juan, don Guterio Ermídez -Torroja, C., Catálogo del Monasterio de San Clemente, 1973,doc. 10, año 1203-. Actuando como alguacil, en 1203, Esteban Illán recibe una carta otorgada por Dominga -hija de Esteban ben Lampader y viuda del alguacil Feliz Sánchez- y por sus hijos Melendo, Martín y María, a favor de la reina doña Leonor, esposa de Alfonso VIII, para hacer donación de una casa al monasterio de San Clemente - González Palencia, doc. 326-. Ese mismo año, ante Esteban Illán, juezde Toledo, se vio el pleito y se dio sentencia sobre la propiedad y uso de cierta agua, entre Pedro Vicente de Vargas y otros - Salazar y Castro, leg. A, carp. 10, n. 42 y 43-. Consta asimismo que en la sala del juzgado del alguacil alcalde don Esteban se presentaron los deudores en la venta de una casa de la colación de San Martín, otorgada por Pedro Ballestero a favor de Pedro Guillelmo. La venta se pregonó durante más de dos meses, y al fin se vendió y pagó a los acreedores -González Palencia, doc. 340, año 1205-.

(70) González, J., Castilla en la época de Alfonso VIII, 1960, III,p. 879, doc. 882. Se confirma el fallo el 14 septiembre de 1211, muerto ya Esteban Illán.

La buena posición económica de nuestro personaje (71) y su devoción al rey, explican "los muchos maravedises" que prestó a Alfonso VIII, y que éste, entre sus mandas testamentarias, incluyera el reembolso de esas cantidades al alguacil alcalde don Esteban, conforme a las cartas que éste poseía con el sello real (72).

Según los Anales Toledanos I, éste murió la noche del 11 de noviembre, día de San Martín, de 1208, sobreviviéndole muchos años su última esposa, Setí, que, al parecer, en 1192, tenía un mesón en el barrio de San Ginés donde se vendía loza (73). La vida de ésta se prolongó, al menos, hasta 1220, fecha en que, juntamente con su hija Leocadia Estébanez, vende una casa de su propiedad, en el barrio de Santa Eulalia, a doña Justa, viuda de Juan de Salvatierra, el Carretero, por 31 mizcales de oro alfonsíes (74).

Pocos días antes de morir Esteban Illán, el 28 de agosto del mismo año, había fallecido el arzobispo don Martín de Pisuerga que ocupaba la silla toledana desde 1192. Ninguno de los dos alcanzó a ver el gran triunfo de Alfonso VIII en las Navas de Tolosa, frente a los almohades, con la previa acampada de las huestes cristianas en la Huerta del Rey.

En la vieja pugna existente entre los elementos "reconquistadores", castellano-leoneses y francos, de un lado, y la población mozárabe, de otro, sin duda capitidisminuída en un principio a pesar de la concesión de su propio fuero, los Illán y otras familias del patriciado mozárabe se fueron progresivamente afianzando en la política y en la iglesia toledanas. Contribuiría a ello, primeramente, el peligro común frente a los ataques almorávides, la caótica situación del breve reinado de Sancho III y, finalmente, el peligro almohade. El protagonismo mozárabe se percibe ya claramente desde comienzos del último tercio del siglo XII, a partir del reinado de Alfonso VIII, culminando cuando don Gonzalo Pétrez Gudiel, descendiente del linaje de los Illán, ocupa la silla toledan en 1280.

http://www.fuesp.com/revistas/pag/cai1003.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...