jueves, 12 de junio de 2014

De Aibura a Talavera de la Reina

Este es un viaje a través de la historia, desde los antiguos tiempos de los vettones, hasta el siglo XXI. 
La evolucion de diversos pueblos, y en especial de una ciudad que posee una historia sin duda interesante.

Espero que disfruteis de este pequeño viaje a traves del tiempo.

La historia de Aibura (Talavera)

Talavera de la Reina, ciudad ilustre como pocas, se encuentra situada en el emplazamiento de los rios Alberche y Tajo. 

Esta ciudad tiene sus primeros origenes en un posible poblado o asentamiento denominado Aibura de epoca prerromana. Sin embargo este asentamiento aun no ha sido hallado como tal, y aun muchos siguen considerandolo una hipótesis sin aclarar completamente.

A pesar de la dudosa realidad de Aibura, han aparecido numerosos restos arqueologicos, tales como verracos vettones en el termino municipal de esta localidad, lo que hace pensar que si hubo asentamientos de este pueblo por la zona.

En epoca romana esta ciudad obtiene por fin el rango de ciudad de la cual quedan diversos restos actualmente. Asi aparece Caesarobriga, villa agrícola y cerealistica teniendo como patrona a la Diosa Ceres, situada en un templo fuera de la ciudad en lo que hoy conocemos como Basílica del Prado.

Mas o menos en Marzo o Abril, al inicio de la primavera, los romanos realizaban una romeria y entregaban ofrendas en el templo a su diosa protectora para pedirle beneficios de las cosechas y del ganado.


Tras la caida del Imperio Romano Caesarobriga como tal desaparece. La ocupación visigoda es patente y prueba de ello es la conocida como Villa Saucedo, situada en las cercanias de la actual Talavera la Nueva.
La desaparición de Cesarobriga tuvo como consecuencia la caida de Ceres como patrona de la ciudad, y una nueva “Reina” la sustituiria de la mano del rey Liuva II. Esta era la iconografía de la Virgen, que pasó a ocupar el templo de Ceres, convirtiendolo en Basílica y siendo ella desde entonces hasta la actualidad la patrona de la ciudad.

En el siglo XI los musulmanes irrumpen en la ciudad desapareciendo Ebora (nombre visigodo) y conociendose por fin el origen mas proximo al actual nombre: Talabayra.

En esta ciudad durante el dominio musulman se construyó un Alcazar que fue destruido con el paso del tiempo y del cual no quedan restos, aunque si se conoce su antiguo emplazamiento, junto al primer recinto amurallado que hoy constituye uno de los restos mas importantes de la ciudad. De hecho numerosos documentos prueban la magnificencia de las murallas de Talabayra, siendo admiradas por los viajeros por su altura y su tecnica de construccion.

La prosperidad abundaba en Talabayra, pero la Reconquista continuaba y en 1083 Alfonso VI redujo a los arabes y les arrebató su ciudad. No obstante las fronteras no se estabilizarian hasta 1212 con la Batalla de las Navas de Tolosa.

Con el dominio cristiano se construyeron el resto de recintos amurallados de la ciudad, formando los Arrabales, creandose nuevas puertas de acceso y el famoso “Puente Romano” ya que la base de este puente procedia de los tiempos de Caesarobriga.

Se construyeron 47 torres albarranas, de las cuales aun hoy quedan diversas muestras admirablemente conservadas.

Talavera, ya cristiana, comenzó a ser una de las ciudades mas prósperas de la epoca. Consiguió celebrar la primera feria de ganados en 1294 tras la concesion de ese privilegio por parte de Sancho IV.

Así Talavera logró un tremendo esplendor, creciendo su edificación religiosa, casas solariegas de siglos posteriores y el numero de habitantes. Conventos como Las Carmelitas, las Bernardas o el palacio del Marques de Villatoya son ejemplos de ese auge economico, social y cultural que vive la ciudad desde la Baja Edad Media hasta los siglos XVI y XVII.

Precisamente en el siglo XVI es cuando la ceramica talaverana logra renombre, exportandose a distintos lugares. El propio Felipe II incorporó ceramica talaverana en su ajuar y en sus palacios. Aun quedan muestras en el Monasterio del Escorial, o la catedral de Salamanca.

Talavera tambien cuenta en su historia con personajes muy destacados, como el escritor Fernando de Rojas (autor de La Celestina), el maravilloso ceramista Ruiz de Luna, o el conquistador Francisco de Aguirre. 

En el siglo XVII se une a la importancia de la ceramica, del ganado y la agricultura, la fabrica de tejidos de seda, creandose Las Reales Fabricas bajo el patrocinio de Felipe V, exportandose numerosos tapices y tejidos a la Corte de Madrid, que aun hoy siguen adornando los suntuosos palacios barrocos de la epoca.

Sin embargo, la buena dicha algun dia debia ser truncada, y esto sucedió con la llegada de la dominacion francesa en 1808, y la Guerra de la Independencia. 

Talavera de la Reina (apellido obtenido de Maria de Portugal tras su matrimonio en 1358 con Alfonso XI) fue tomada varias veces por los invasores, hasta que el general Wellington junto con tropas inglesas y españolas propició la Batalla de Talavera, siendo esta un tremendo golpe para los franceses y logrando una de las victorias mas importantes para avanzar hacia el Este, conquistando cada vez mas territorio frances hasta lograr la victoria final.

El siglo posterior, especialmente durante la epoca del Franquismo, Talavera vive un auge demografico espectacular, triplicando su población a lo largo de todo el siglo, situandose en 80.000 habitantes hacia el año 1975. Desde entonces la población se ha ido manteniendo aunque hoy las expectativas siguen siendo de crecimiento, especialmente con la creación de la nueva red de AVE Madrid-Lisboa.


Pocos conocen la historia de esta ilustre ciudad, y sin embargo, si se pasea por sus rincones y calles, obServando un poquito, se encuentran tesoros verdaderamente excepcionales y que merecen una pequeña atención.

Espero que os haya gustado. 
Shalina de Aibura ;)

martes, 25 de julio de 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...