sábado, 9 de agosto de 2014

Historia de Segurilla

HISTORIA

El origen del nombre de este municipio lo tenemos en el topónimo Segura, nombre por el que era conocido en época musulmana. Lugar seguro, defendido, fortificado. Relacionado con la atalaya construida, con fines defensivos, por los musulmanes.

Los primeros testimonios del poblamiento se remontan al siglo XI, cuando el territorio fue reconquistado por Alfoso VI. A mediados del siglo XII, en plena tarea repobladora, tuvo lugar la terrible incursión almohade, que devastó buena parte del alfoz de Talavera. Esto hizo que se levantaran y fortificaran numerosas torres y atalayas en toda la comarca.

A mediados del siglo XII, en plena tarea repobladora tuvo lugar la incursión almohade, que devastó parte del Alfoz de Talavera. Esto hizo que se levantaran y fortificaran numerosas torres y atalayas en toda la comarca. 

 En 1152 Alfonso VII fija los límites entre las tierras de Ávila y las de Talavera, quedando Segurilla englobada en el alfoz talaverano junto con Marrupe, San Román, Cardiel, Sotillo, Cervera, Mejorada... 

Es en el s.XIII cuando cambia el nombre de Segura a Segurilla. 

Será ya el rey Sancho IV quien separe Segurilla (con Mejorada y Cervera) del alfoz de Talavera y la otorgue en señorío a su portero Mayor, Juan García de Toledo, por documento de 9 de julio de 1288. 

Durante el siglo XIV y parte del XV se mantiene el Señorío de los García de Toledo, hasta que se extingue esta familia y pasa a don Diego López de Toledo. Y tras ciertas herencias, compras y ventas en 1534 revierte el Señorío en el Conde de Oropesa. 

SegurillaEn el siglo XVI el pueblo experimenta un auge muy notorio: crece la población, dedicada fundamentalmente a la agricultura y a la ganadería (que se ve favorecida por las sanciones a favor en los pleitos jurisdiccionales con Talavera) y se construyen la Iglesia Parroquial y las Ermitas. 

En el siglo XVII es en Segurilla, como en el resto de la comarca, época de crisis y decadencia, sobre todo en la segunda mitad: derrota militar de España, pésimas cosechas, emigración a las Indias, plaga de langosta y otras... En el siglo XVIII, con la estabilidad general de España, se observa cierto resurgimiento económico y social, cifrándose la población entre 600 y 700 habitantes.

 Los comienzos del XIX volvieron a ser catastróficos, pues la Guerra de Independencia (Batalla de Talavera, que se libró en las inmediaciones del pueblo) dejó terribles secuelas, según expresó el entonces párroco de Segurilla, don Pablo López Prado, en carta dirigida al rey de España en 1815. 

Según el informe de Madoz, del año 1848, Segurilla poseía dehesa boyal, dehesón de encinas y alconoques, prados naturales, una cantera de cal y tierras de labor, todas de secano y mediana calidad: terreno escabroso y desigual, más apto para la ganadería (vacuno, lanar, cabrío y de cerda) y para la caza que para la agricultura.

Esta atalaya fue posteriormente utilizada como puesto de vigilancia del ganado trashumante, debido a su cercanía a la Cañada Real.

Fuente: 
http://www.cuentatuviaje.net/pueblo.asp?pueblo=84
wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...