Entrada destacada

La Batalla inédita de Viriato en Arroba de los Montes ( Montes de Toledo )

Huida de Viriato de Arsa(Campillo-Zalamea) a Carpetania(Arroba de los Montes)   Viriato pasaba los inviernos en la Carpetania, ya q...

martes, 16 de septiembre de 2014

Agila II, Rey de la Secesión en la Hispania Visigoda

Reinado 710 - 713
Predecesor Witiza
Sucesor Ardón

Agila II (también escrito como Aquila, Achila o Akhila) fue un rey de los visigodos entre 710 y 713

Elegido rey en la Narbonense y Tarraconense contra la elección de Rodrigo.

El acceso al trono de Rodrigo fue llevado a cabo de forma violenta que produjo la secesión de la parte nororiental del reino donde reinó Agila II. Apenas existen testimonios de su existencia y fue sucedido por Ardón.

Parte de la nobleza visigoda, sobre todo los aquellos que habían sido beneficiados por el rey Witiza, se opuso a la elección de Rodrigo como rey. La oposición parece que eligió como rey a Agila II y contaría con el apoyo de la familia de Witiza: el obispo Oppas y Arbasto. Su dominio parece que se restringió a la Tarraconense y a la Narbonense, es decir, el valle del Ebro y por el norte hasta la Septimania.

Probablemente en un principio ayudó a los musulmanes –e incluso pudo haber pedido su ayuda– con el fin de derrotar a Rodrigo, con quien tenía un conflicto por la sucesión al trono de Witiza. Pero sus deseos se vieron truncados por la decisión de Musà, gobernador del norte de África, de incorporar la península Ibérica al califato. 

El mismo Musà encabezó una incursión por el valle del Ebro (713) logrando la sumisión de Fortún Casio, lo cual restaría apoyos a Agila II. E incluso puede que Agila falleciera en este momento y entonces algunos nobles de la zona se decidieran por firmar un pacto con los musulmanes.

Las fuentes

La Crónica mozárabe de 754 ofrece pocos datos sobre los hechos acaecidos inmediatemente después del reinado deWitiza. Indica que Rodrigo invadió el trono y que reinó un año. Indica que había una guerra civil antes de la invasión de los árabes y añade que fue traicionado por algunas de sus tropas. Sin embargo, no menciona ni a Agila II, ni que los partidarios de Witiza llevaran a cabo la traición, ni que se llevara en ningún caso una petición de ayuda para destronar a Rodrigo.

La Chronica regum Visigothorum registra los nombres de los reyes visigodos y los años de sus reinados. Después de la entronización de Ervigio los manuscritos difieren en la continuación de los siguientes reyes. La Continuatio codicis C Parisini que consta en un manuscrito del siglo XII no menciona a Rodrigo e indica que a Witiza le sucedió Agila y después de tres años le sucedió Ardo. Pero la Continuatio Legionensis que aparece en un manuscrito del siglo XI, indica que a Witiza le sucedió Rodrigo, el cual reinó durante siete años y seis meses.

Sin embargo, no se sabe cuando fueron recopiladas por primera vez y dado que asignan duraciones de reinados diferentes a los sucesores de Ervigio es posible que pudiera haber habido errores de transcripción. Pero en definitiva se da a entender que a Witiza le sucedieron dos reyes que controlaron distintas partes del reino

Ni en la Cronica mozárabe ni en las crónicas asturianas posteriores: la Crónica albeldense y la Crónica de Alfonso III, se hace mención a Agila II, tampoco en las crónicas árabes. Se da la situación que las crónicas escritas en la zona de influencia de Agila II desconocieron la existencia de Rodrigo, hasta pasada la mitad del siglo XIII cuando se tradujo la obra del obispo Rodrigo Jiménez de Rada

Sin embargo, ha existido una derivación metodológica errónea de intentar ajustar el nombre de Agila con alguno de los personajes de las Crónicas cuyo nombre no se da, como hacerle el hijo de Witiza cuyo nombre no aparece en la crónicas asturianas, e incluso acomodarlo como hijo o pariente de Witiza que fue asociado al trono en el noreste de la península Ibérica. 

No se conocen los orígenes familiares de Agila II, de modo que asignar a Agila una filiación witizana es un error consecuencia de datos contradictorios y legendarios de la historiografía hispanoárabe. Las crónicas asturianas, dada su concepción de que Rodrigo había sido el último rey visigodo y que el reino de Asturias se identificaba como su sucesor, eliminaron a Agila que reinó dos años más, y sumaron esos años al reinado de Rodrigo de modo que este último habría reinado tres años.

Sucesión de Witiza

No se tiene constancia de su muerte ni de las circunstancias de la sucesión de Witiza, aunque se puede deducir que no fue pacífica. Según la Chronica Regum Visigothorum el reinado de Witiza terminó en 710, mientras que la Crónica mozárabe lo sitúa en 711. De forma general se acepta que el reinado de Witiza terminó cuando murió, cuando aún no habría cumplido los treinta años de edad, alrededor de sus veinticinco años de edad,de acuerdo a si se considera fue hijo de la reina Cixilo; aunque si se considera que Witiza no fue hijo de Cixilo sino de un matrimonio anterior de Égica, entonces tendría una edad avanzada relativamente

Del siguiente rey, Rodrigo, la Crónica mozárabe parece indicar que se apoderó del trono de forma violenta con el apoyo de una significativa parte de la aristocracia que conformaba la élite seglar y eclesiástica del reino que intervenía en la elección del rey. De este modo Witiza habría sido derrocado y muy probablemente asesinado. 

Si hubiera muerto por causas naturales y Rodrigo hubiera sido elegido entonces no se hubiera producido la situación conflictiva. Aunque pudiera haberse dado el caso que Witiza muriera por causas naturales y que Rodrigo se hubiera alzado para evitar que los parientes de Witiza pudieran designar a uno de sus miembros al trono.Se ha tratado que pudiera haber habido un interregno de varias semanas o meses en el que habría habido una guerra civil entre Rodrigo y otros aspirantes al trono

Este golpe de Estado no produjo un consenso entre la aristocracia, y la subida al trono de Rodrigo produjo conflictos internos que ocurrieron en el momento en el que los árabes habían comenzado a atacar poblaciones al sur de la península Ibérica. La élite nobiliaria se habría dividido y como ya ocurriera con la sucesión de Chindasvinto en 653 y de Recesvinto en 672hubo una rebelión regional de territorios que no reconocieron la autoridad de Rodrigo, por lo que es posible que Rodrigo hubiera tenido que afrontar la división del reino con a Agila II en el noreste, puesto que las monedas acuñadas a nombre Agila proceden del noreste del reino —de la Narbonense y Tarraconense— sin que haya superposición geográfica con las monedas acuñadas a nombre de Rodrigo.

Invasión árabe

Después de la debacle del ejército visigodo del rey Rodrigo, y muerte del propio monarca en la batalla de Guadalete, los árabes emprendieron la conquista del reino visigodo. Aunque inicialmente esta debacle había sido propiciada por los rivales de Rodrigo, que lo habrían traicionado para que fuera eliminado o muy debilitado y así poder hacerse con el poder, y no para entregar el reino a los invasores; en ningún momento se produjo un acercamiento a Agila II para frenar los avances de los conquistadores musulmanes.

El final del reinado de Agila II puede datarse con las victorias árabes en el valle del Ebro y en Zaragoza, de modo que puede deducirse que murió luchando. Tras su muerte fue sucedido elegido Ardón como rey.

Fuente: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...