martes, 28 de octubre de 2014

Toledo Renacentista: Un recorrido por sus Monumentos

Rcorreremos el "Toledo renacentista" empezando por la Puerta de Bisagra. 

PUERTA DE BISAGRA

Esta puerta es de origen musulmán, época de la que se conserva la parte central, pero fue reconstruida por Alonso de Covarrubias en el siglo XVI, en plena época del renacimiento. Su nombre proviene de la palabra árabe bib-xacra que significa Puerta de la Sagra. Dos altos muros almenados flanquean la puerta sobre el que se apoya un gran escudo de la ciudad imperial con el águila bicéfala.

Recorremos la muralla de la ciudad hasta llegar a unas escaleras mecánicas que nos suben a la parte alta de Toledo, y después de cruzar la Plaza de la Merced y la Plaza de Santo Domingo el Antiguo llegamos a la iglesia de Santa Leocadia, segundo punto de nuestro itinerario.

IGLESIA DE SANTA LEOCADIA

Esta iglesia ya aparece citada en documentos de mediados del siglo XII, siendo edificada según la tradición toledana sobre el solar de la casa donde nació la santa, a la que pertenecía una pequeña habitación subterránea, donde se afirma que hacía sus oraciones. Tanto la actual iglesia, como la torre responden en sus partes más antiguas al mudéjar toledano, siendo la torre muy parecida a la de las iglesias de San Román, Santo Tomé y San Miguel el Alto, todas ellas en Toledo.

En el año 1569 se iniciaron unas reformas en la iglesia transformando su planta semicircular en cuadrada para apoyo de la cúpula de acuerdo con el gusto renacentista.


Pegado a la iglesia de Santa Leocadia se encuentra el Convento de Santa Domingo el Antiguo.

CONVENTO DE SANTO DOMINGO EL ANTIGUO

Varios manuscritos que se encuentran en sus archivos cuentan que el convento fue construido en la época de San Idelfonso, ya que el convento cuenta con tres piedras visigodas de los siglos VI y VII. En el año 1085 el rey Alfonso VI lo mandó reconstruir, transladandose un grupo de monjas cluniacenses, que en el año 1159 adoptaron la reforma cisterciense.

El Greco fue el encargado del retablo mayor y dos laterales, de los cuales solamente algunos lienzos permanecen en su lugar.


Retablo Mayor
Horario de visita: 11:00 - 13:30 / 16:00 - 19:00 Cerrado los Domingos por la mañana. Precio de la entrada: 2€
Cruzamos la Plaza de Padilla y llegando a la Plaza de Román se encuentra la iglesia del mismo nombre.

IGLESIA DE SAN ROMÁN

Situada en uno de los lugares más altos de la ciudad, en la segunda de las doce colinas que la forman se erige la iglesia de San Román, que fue construida en el siglo XIII en estilo mudéjar.

La iglesia es de planta basilical, con tres naves separadas por arcos de herradura con alfiz que apoyan sobre pilares con columnas visigodas y romanas, adosadas con capiteles visigodos decorados con hojas corintias. 

En el siglo XVI, Alonso de Covarrubias diseñó el ábside con cúpula plateresca de casetones en la capilla mayor.


El interior de la iglesia cuenta con unas bellas pinturas murales al fresco de estilo románico figurativo, combinado con decoraciones tipicamente mudéjares. En los frescos se encuentran representados los cuatros evangelistas alados, los santos Esteban y Lorenzo, además de ángeles y otras figuras.


Esta iglesia alberga en su interior el Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda, donde las piezas que se exponen son tanto originales como reproducciones. En el museo encontraremos multitud de elementos arquitectónicos como capiteles de grandes columnas y otros más pequeños pertenecientes a maineles y canceles, además de frisos decorados con motivos geométricos y losas con epígrafes entre otras piezas. El museo también cuenta con piezas de orfebrería como broches, hebillas, collares y anillos, además de gran cantidad de piezas con tallas visigodas y varios ajuares hallados en distintos lugares de la provincia, junto con las coronas votivas de los reyes godos.



Horario de visita: Martes a Sábados 10 - 14 y de 16 a 18:30 Domingos y festivos 10 a 14 Lunes cerrado y la entrada es gratuita.

Justo al otro lado de la Plaza de San Román se encuentra la iglesia de San Idelfonso o de los Jesuitas.

IGLESIA DE LOS JESUITAS

Esta iglesia de estilo barroco se comenzó a construir en el año 1629 prolongándose las obras durante más de cien años. Su diseño sigue el modelo de la planta de las iglesias jesuitas de Palencia y de Alcalá de Henares y también de la iglesia del Gesú, situada en la ciudad de Roma. En la fachada destaca un gran ventanal flanqueado por columnas corintias que enmarcan a los santos de la compañía.

El interior del templo es de cruz latina formada por una única nave central flanqueada por capillas laterales que se comunican entre sí, donde el color blanco de sus techos y paredes bañado por la luz que entra de los ventanales ilumina el interior del templo.



En su interior podemos observar las bella cúpula que se encuentra encima del retablo mayor. En este retablo se encuentran unas hermosas pinturas al fresco. Además, subiendo a la parte alta del templo se obtiene una magnifica vista del ventanal de la fachada principal junto con el órgano.

Desde el piso superior del templo, subiendo por unas escaleras llegamos al mirador, con unas magníficas vistas de la ciudad de Toledo.

Horario de visita: de lunes a domingo de 10.00 a 17.45 y desde el 1 de mayo al 30 de octubre de 10.00 a 18.45. 

Subimos por la calle Palacios hasta enlazar con la calle La Plata, y aquí cogemos dirección a la Calle Comercio que desemboca en nuestro próximo destino.

PLAZA DE ZOCODOVER

La Plaza de Zocodover es uno de los lugares de encuentro de la ciudad, tanto para los lugareños como para los visitantes. 

Esta plaza diseñada por Juan de Herrera, con sus soportales y su torre del reloj da la bienvenida a todos los viajeros que desean descubrir las maravillas de la ciudad de Toledo.

Desde la plaza, cruzando el soportal que se encuentra justo debajo del reloj encontraremos el Museo de Santa Cruz, que visitamos a continuación.

MUSEO DE SANTA CRUZ
Este museo se encuentra en un antiguo edificio de finales del siglo XV y principios del XVI que sirvió como hospital, siendo una de las obras maestras del renacimiento español. Tanto la portada como la escalera del claustro, son obra del arquitecto Alonso de Covarrubias, que hizo un magnífico y exquisito trabajo.



Comenzamos la visita en la planta inferior donde se encuentra el claustro, el cual alberga entre otras piezas un bellísimo mosaico romano de tema marino procedente de una villa romana.


Mosaico romano Escalera del claustro 

Subimos a la planta superior, donde se encuentra un extensa colección de cerámicas y azulejos procedentes de Toledo y otras partes del mundo.




Regresamos a la parte baja del claustro para acceder al resto del museo, cuyo itinerario recorre en sus dos plantas los cuatros brazos en forma de cruz. Las piezas aquí expuestas van desde la prehistoria hasta el siglo XX, donde se encuentran instrumentos líticos, cerámicas de la edad del bronce, ajuares íberos, estatuaria romana, epigrafía islámica, mobiliario medieval y obras maestras del Renacimiento español y europeo, incluyendo formidables pinturas de El Greco.


La exposición también cuenta con obras barrocas de los artistas Luca Giordano y José de Ribera, junto con una escultura de Berruguete.


Horario de acceso al museo: Lunes a sábado de 10.00 a 18.30 y los domingos de 10.00 a 14.00

Volvemos a la Plaza de Zocodover y desde aquí cogemos la Calle de la Cuesta de Carlos V que nos llevará directamente al Alcázar.

http://www.misviajesysensaciones.com/2013/12/monumentos-toledo-renacentista.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...