sábado, 6 de diciembre de 2014

Historia de Casarrubios del Monte

Villa de rico patrimonio y aposento de Felipe III


Tras la reconquista de la comarca por Alfonso VI, la localidad pasó a formar parte de la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia, siendo cabeza del Sexmo de Casarrubios, si bien hacia 1331 el monarca Alfonso XI la apartó de Segovia para entregársela a don Alfonso de la Cerda.

Trazado medieval

Casarrubios del Monte es una villa originaria del siglo XII que conserva un razado medieval. Hasta el siglo XVI mantuvo un gran poder, rivalizando con ciudades como Segovia, con la que pleiteó por problemas de jurisdicción. 

Fruto de este pasado histórico es el rico patrimonio que conserva, entre el cual se encuentra el castillo del siglo XIV, los palacios de los señores de Casarrubios, de Veracruz y de los Mediano, la iglesia parroquial del siglo XV, la Torre Mocha y el Rollo de Justicia, gótico.

En su termino, a legua y media, hay una dehesa llamada Berciana, en donde se dice que estuvo la antigua Bercicalia de los carpetanos. Allí se ha descubierto una lápida epigráfica romana dedicada a Munio Quinto Cinna, ciudadano de Bercicalia. Parece que Berciana es un antropónimo celta, derivado del nombre propio Bercius. Todo parece indicar que en la zona estaba situada la comarca y la ciudad romana de Mante o Mantua Carpetana, descrita por Tolomeo de Alejandría en los años 200-198 a.c.

El prefijo Mant se prodiga en la zona: Villamanta-Valdemanto, Mántrida, Mantrueque, Mante, Tormantos, Somante ( este último nombre procede de Sub- Mantua, que significa: cerca de ). En la inmediaciones de Casarrubios, entre la desaparecida villa de La Cabeza y el río Guadarrama, encontramos importantes vestigios romanos, entre los que se encuentran una Villa y una Basílica vinculada a Materno Cinegio, colaborador del emperador Teodosio. Los visigodos también se asentaron en la zona dejando algunos restos, siendo remplazados por los árabes con su alcázar, murallas terreras, castillo y, posiblemente, algunas de las cuevas que horadan el suelo del municipio. Esta villa "árabe" caería en manos cristianas un poco antes que Toledo (1085).

Repoblación en el siglo XII

Una vez reconquistado el territorio por Alfonso VI, la zona empieza a repoblarse a mediados del siglo XII, seguramente por castellanos viejos. En el siglo XII se instalan los monjes clunacienses en Santa Maria de Abajo, de la desaparecida villa de La Cabeza. En estos momentos fue cuando cierto número de nórdicos, guerreros de Alfonso VI, venidos a la Península para luchar contra el Islam, se afincaron en este lugar ( la villa árabe) pasando a llamarse Casas de los Rubios. Según Moreno Nieto, el nombre deriva de la existencia de dos casa de la propiedad de dos hermanos que, por el color de su pelo, se les conocía en la comarca como " los rubios". El " del Monte" se añadiría por la espesura del matorral y encina que existió en el pasado..

Los primeros casarrubieros

Los archivos de la época cuentan que López de Salcedo de Casarrubios y sus huestes se distinguieron con señalado valor en la Batalla de Baeza, el día de San Andrés de 1227. No es de extrañar que en su recuerdo se erigiera una iglesia- fortaleza que preservara el lugar de posibles ataques o razzias del Islam. Así nace el templo de san Andrés en lo que hoy se conoce como El Campillo. Los monjes cluniacienses de santa Maria de Abajo son remplazados por Agustinos, quienes, a mediados del siglo XIV, se trasladan a Casarrubios, donde construyen su definitiva iglesia y convento de San Agustín en 1388.

En el siglo XIV, la villa era propiedad de don Alfonso Fernández Coronel, a quien se la quitó Pedro I para entregársela a don Diego Gómez de Toledo, capitán de los escuderos del rey. Tras pasar por diversos personajes ligados a la monarquía castellana, en 1484 don Gonzalo Chacón, comendador de Montiel y privado de Isabel de Castilla, fundó un mayorazgo en el que se incluía el señorío de Casarrubios, con Villamanta, Valmojado y El Álamo.

Camino Real de Portugal

Si Casarrubios del Monte empieza a tomar importancia importancia a partir del siglo XIV, mucho tiene que ver con el hecho de que forme parte del Camino Real de Portugal, y también con que el Señorío de Casarrubios estuviera vinculado a las Coronas de castilla y Aragón en Reyes o familiares. De la época de Pedro I ( 1334- 1369) nos ha quedado la Picota Gótica y el Hospital, este último restaurado en 1555 por Rodrigo de Vivar a sus doscientos años de vigencia y de nuevo, en 1794, por Antonio de Arce y Acuña, tal como al presente se encuentra. El castillo fue cedido en1352 a don Diego de Guzmán de Toledo, notario mayor del reino. En 1426 se reúne en e la iglesia de San Andrés gran parte de la Corte para dar lectura al testamento de Doña Inés de Ayala a favor de su hija doña Mariana, mujer de Don Fadrique. Entre 1448 y 1453 el Señorío de Casarrubios pasa a depender del condestable Álvaro de Luna. Del 22 al 25 de septiembre de 1468 estuvo Enrique IV en esta villa, desde donde hizo un llamamiento a los nobles que no se habían reintegrado a su obediencia y ordenó que se proclamara heredera a su hila Isabel.

En 1468 estuvo en esta villa Enrique IV, desde donde hizo un llamamiento a los nobles que no se habían reintegrado a su obediencia, dio órdenes para que se proclamara a su hermanastra Isabel, futura reina Católica, su heredera

El Señorío de Casarrubios pasa entonces a poder del almirante de Castilla, Fadrique Enríquez, y de don Pedro López de Ayala. En 1475, lo recibió Gonzalo Chacón, Mayordomo Mayor de la Infanta Isabel, que después sería reina de Castilla ( Isabel I) y tras su matrimonio con Fernando, también de Aragón ( Reyes Católicos). A comienzos del siglo XVI, el municipio tenía 400 vecinos y en la segunda mitad del siglo llegaba a 650. En tiempos de Carlos III, Casarrubios del Monte entra en franca decadencia debido principalmente al desvío de la ruta de Portugal por Navalcarnero.

Hasta finales del siglo XVIII, pertenecieron a la jurisdicción señorial de Casarrubios los lugares de Valmojado, Las Ventas de Retamosa y el Álamo.

Estancia de Felipe III 

Sin embargo del 8 de noviembre al 3 de diciembre de 1619, Casarrubios se convirtió en la capital de España. Efectivamente, el rey Felipe III, de vuelta de Portugal, cayó gravemente enfermo y durante su convalecencia la Corte estuvo en Casarrubios. Grande fue el ir y venir de gentes y emotiva la procesión desde Madrid del cuerpo incorrupto de San Isidro, para que intercediera en la recuperación del soberano. Precisamente, Felipe III había creado en 1599 el condado de Casarrubios, que heredara el conde de Miranda y duque de Peñaranda. Tras él, a principios del XIX era su señor don Cipriano Portocarrero, conde de Montijo; luego su hija Maria Francisca y de ella a su hijo el duque de Alba. A fines del siglo, compraba el castillo y palacio condal un vecino de Casarrubios. Aunque esta fortaleza nunca presenció hechos de armas, conservaba piezas de artillería hasta comienzos del siglo pasado. En 1837 se enviaban dos cañones al Alcázar de Toledo y en 1843, la condesa de Montijo, futura emperatriz, regaló otros dos al parque de artillería ( hoy Museo del ejército).

Fuente: http://www.casarrubiosdelmonte.es/historia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...