sábado, 7 de febrero de 2015

Una vivienda con calzada romana y baños arabes en Toledo

Estado actual del inmueble por sus secciones. FLUJAN
El Consorcio va a patrocinar al cincuenta por ciento las obras de recuperación del antiguo restaurante Hierbabuena, vivienda que integrará restos romanos y árabes

El día en el que los técnicos del Consorcio fueron a inspeccionar el número 9 de la calle del Cristo de la Luz (antiguo restaurante Hierbabuena) en menos de tres minutos se asomaron veinte personas por la puerta. 

El inmueble, muy deteriorado ya, se encuentra en una zona monumental de Toledo, muy próxima a la mezquita del Cristo de la Luz y la puerta del Sol. 

Aún así, poco hacía sospechar los valiosos tesoros que había bajo el suelo del antiguo restaurante, que van a poder salir a la luz y que se van a integrar en la vivienda que se restaurará gracias al empeño de sus propietarios y la subvención al cincuenta por ciento del Consorcio.

El estudio arqueológico elaborado por Carlos Barrio ha detectado bajo el suelo del inmueble el pavimento de lo que parece ser la calzada que sube desde el Cristo de la Luz. De aquella época hay que añadir también las cisternas, antiguas cuevas ya conocidas del antiguo establecimiento hostelero, que están, no obstante,bastante rellenas de escombros. 

También hay un pozo romano con un manantial de agua que brota continuamente de la escorrentía natural que corre por Toledo. También hay restos de los antiguos baños árabes de la Cruz, vinculados a la mezquita del Cristo de la Luz. 

Se conservan dos salas de baño, una templada que aprovechaba la cisterna romana y la sala caliente, de 9,5 metros de largo. Todo ello está integrado en una antigua casa patio tradicional con estructuras de los siglos XIX y XX.

El gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, ya informó en su día en la Junta de Distrito Centro del acierto de este «buen proyecto de recuperación, en el que se deja libre prácticamente toda la planta baja». Allí se encuentran, explicó Santolaya, «medio mundo romano de Toledo» que va a quedar al descubierto bajo los cristales que harán de suelo en una nueva planta baja que será prácticamente diáfana. El gerente también alabó el esfuerzo de los propietarios del inmueble, «dos personas muy jóvenes que se han ido a Estados Unidos para ganar dinero e invertirlo en su casa».
Aprobados los convenios y la licitación de la obra, en breve tiene que comenzar la actuación diseñada por el estudio toledano de arquitectos AMA. 

Restos y recuperación. El arquitecto Luis Moreno Domínguez explica que su proyecto tiene dos ejes principales, como son la recuperación e integración de los restos históricos, y la solución en las paredes estropeadas a base de tres capas metálicas que simularán la estructura medieval.
La vivienda quedará en la planta baja prácticamente diáfana para que se puedan ver los restos arqueológicos. 

La idea es dejarlos a la vista. Hay que tener en cuenta que la cota de la vía romana está dos metros por debajo de la de la calle y el patio tradicional, que hay que conservar. Para solucionarlo, se hará un cerramiento a esa altura, un cristal colocado a unos dos metros sobre los restos. Además, la antigua cisterna romana también se excavará algo más, porque todavía está bastante rellenas de escombros. Si en este momento tiene una altura de 2,15 metros, las catas han detectado que al menos tiene cinco. Al parecer, tres metros más abajo está el nivel freático.

En la segunda planta la vivienda con tres dormitorios, un salón, comedor, cocina y dos baños, todo ello en torno al patio típico. 

Por encima tendrá una terraza y otro espacio diáfano, además de otro baño. La idea de AMA es respetar las estructuras medievales existentes. Lo que no se pueda respetar por deterioro, se sustituirá con un sistema de estructura autoportante, que reproduce el sistema de entramado tradicional medieval con una técnica contemporánea. 

Si los muros medievales en sus plantas superiores se conformaban por un montante vertical de madera, otro horizontal y varios diagonales, entre los que se rellenaba de ladrillo, AMA ha previsto colocar unos perfiles muy ligeros metálicos, y en lugar de ladrillo, una capa metálica muy fina, otra de aislamiento también muy fina y otra más de revoco. Según Moreno Domínguez, «es reproducir el entramado medieval, pero traído a nuestros días» con una pared muy delgada que resolverá los problemas estructurales y dará el confort acústico y térmico adecuado.

Justo Monroy - domingo, 14 de septiembre de 2014
http://www.latribunadetoledo.es/noticia/Z60CA4ECE-D39F-7D37-F1BF989F7EE5ABF6/20140914/vivienda/calzada/romana/ba%C3%B1os/arabes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...