viernes, 3 de abril de 2015

El Graffiti histórico en Toledo

El graffiti, término italiano con el que denominamos a los grafitos (también conocidos como "pintadas"), es una expresión (generalmente un dibujo, una frase o una palabra), de cualquier tipo (de amor, política, reivindicativo, artístico, etc.), que se realiza generalmente sobre un soporte mural (muro, pilar, columna, tabique, etc.), aunque también se realizan sobre suelo, vehículos, etc., mediante el empleo de pintura, el grafito o la incisión en el soporte.

Su origen se pierde en la historia, y hay quien considera el arte Rupestre como el origen del Graffiti.

Panel de la cueva de Altamira (Paleolítico Superior- Magdaleniense)

Tuvo muchísimo predicamento en el mundo Romano, donde encontramos una amplísima variedad de ellos de todo tipo: políticos, soeces, reivindicativos, de amor...


Graffiti pintado de tipo político conservado en Pompeya (Italia)











El graffiti pervivió durante la Edad Media, encontrándose además en el entorno de todas las religiones: cristiana, musulmana, judía, etc. 

Graffiti medieval de Norfolk, con la representación de un barco (Norfolk Graffiti)

El graffiti ha continuado hasta nuestros días, si bien a partir de mediados del siglo XIX, comenzó a suponer, como hoy en día, un problema para los edificios de valor históricos, motivo por el que se recogió en distintas legislaciones de Europa o América la pena por deteriorar los monumentos. 

A partir de los años 70, y sobretodo desde Estados Unidos, arranca el actual movimiento grafitero, con artistas consagrados en los 80 y una evolución hasta el graffiti en 3D actual.

Juan Carlos Argüello "Muelle", un famosos grafitero madrileño de los años 80-90

Graffiti en 3D en la pared de un establecimiento


EL GRAFFITI HISTORICO EN TOLEDO

Toledo, ciudad que ha conservado intacto buena parte de su pasado Medieval, ha conservado una amplísima colección de graffitis de todas las épocas, conservados principalmente en sus casas.

Esto se debe a que, por las dificultades que existían en la ciudad para sacar escombro y traer materiales de construcción hasta prácticamente nuestros días, los alarifes y arquitectos de la ciudad conservaban las estructuras de las viviendas al recuperarlas para su uso, conservando incluso los antiguos enfoscados, en donde se ejecutaban los grafitos. También era común que los arquitectos, alarifes y artesanos estampasen en los muros y tabiques que luego enfoscarían sus iniciales, fecha, e incluso cuentas, prubas de compás, etc., mientras ejecutaban la obra. También se procedía al picado y rallado del antiguo enlucido para que agarrase el nuevo.

Así, muchas casas de Toledo conservan en sus muros gruesas capas de enfoscado, ya que se iban superponiendo uno tras otro a lo largo de los años. Igualmente, cuando se limpiaban los aljibes era común que firmaran los trabajadores, que suelen dejar sus nombres y fecha.

Cuando los arqueólogos hacemos catas en los muros, vamos eliminando y documentando una a una cada capa, para poder reconstruir la historia del inmueble. Es entonces, y durante el control arqueológico de la obra, cuando podemos documentar los graffiti. Los encontramos realizados mediante incisión en el enlucido (normalmente de yeso), pintados con grafito (Lápiz) o con pintura de diverso tipo (negra, rojo a la almagra, etc.) y los tenemos documentados desde la baja Edad Media y tanto con motivos cristianos, musulmanes o judíos. En éste sentido recomendamos la lectura del artículo de Jacobo Fernández del Cerro sobre los graffiti documentados en un inmueble de la Calle del Lócum, por ser uno de los conjuntos medievales más interesante y mejor documentado de Toledo (ver la referencia- Artículo Graffiti Fernández del Cerro)

En éste apartado, y en distintos post, vamos a ir exponiendo distintos tipos de Graffiti documentados en Toledo en distintas intervenciones arqueológicas.

- Plaza de Santo Domingo el Antiguo 4:


En la rehabilitación del inmueble de la actual sede del Consorcio de Toledo se documentaron, en la planta superior y bajo el artesonado existente, varios pilares con revestimiento de yeso en los que se localizaron graffiti realizados tanto por incisión, empleo de lápiz y de posible cera roja. Los motivos son, los propios de la obra (cuentas de azulejos, una fecha, etc.), así como un rostro, realizados en rojo, artísticos con caras y distintos motivos en lápiz e incisos, realizados con compás y punzón. Los más antiguos, realizados en rojo, podemos fecharlos en 1690, aunque el resto no son muy posteriores.

Inscripción ilegible salvo la fecha inferios- 26 de agosto de 1690


Se entiende la palabra "Azulejos" y debajo el número 126


Rostro mirando a la izquierda


Dos caras realizadas a lápiz



Distintos motivos incisos. La estrella realizada con círculos está hecha con compás.

- Bajada del Colegio Infantes nº 6 (1)

Durante la rehabilitación de un apartamento de éste inmueble, se documentaron en los muros distintas pintadas, realizadas la mayoría con lápiz, y una con pintura negra, que podemos fechar entre el siglo XIX y principios del XX.



Pintado en negro el nombre de la ciudad "Sevilla"


Dibujo a lápiz con la representación de una Hornacina y en el interior esbozo de la imagen de la Virgen María sobre altar, coronada la hornacina por el símbolo del "Ave María"


Dos rostros, uno esbozado e irregular a la izquierda, y otro a la derecha, que se corresponde con el de un soldado tocado con gorro con pluma


Rostro femenino con la inscripción en medio del nombre "Justo". El estilo podría ser ya de principios del siglo XX

- Torre del campanario del Monasterio Cisterciense de San Clemente:

Presentaba un grueso enfoscado de yeso, muy moderno, en el que se documentaron algunas inscripciones a lápiz de la primera mitad del siglo XX, mientras se rehabilitaba el Salón Cervatos. En éste caso todos los grafitos son para indicar que X estuvo allí.


Grafitos, muy difíciles de leer, pero en los que se identificaron las fechas de 1943 y 1951


Grafitos de 1922 y 1945

- Grafito sobre tablilla de madera en C/Alfileritos nº 3:

En éste caso, al desmontar un suelo de tarima de madera, se identificó en una de las tabillas inferiores un grafito en el que se identifica al que lo hizo y la fecha.


Podemos leer: "José Díaz Benítez de 22 años de eda casado entarimo estas abitaciones el dia 14 y 15 de Mayo de 1922"

Como podemos ver, en Toledo tenemos grafitos de distintos tipos, épocas, motivos y realizados con disintios materiales y en distintos soportes. Poco a poco iremos mostrando más!

Fuente: http://arqueologiatoledo.blogspot.com.es/2013/11/graffiti-historico-en-toledo-i.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...