viernes, 14 de agosto de 2015

La Mesa de Salomón y el Nombre secreto de Dios (I)

Hay enigmas de la historia que hunden sus raíces en la bruma del tiempo y que recorren los siglos rodeados de la leyenda y el misterio hasta el extremo de que es casi imposible separar el mito de la realidad y cuya búsqueda podría ser el argumento de la última película del célebre arqueólogo cinematográfico Indiana Jones.

El Arca de la Alianza, el Santo Grial, el Arca de Noé , la Lanza Sagrada son mitos de la arqueología , objetos que han sido buscados a lo largo de los siglos porque se les atribuía no sólo un valor histórico sino también un poder mágico, el que lo poseyera dispondría de un conocimiento superior y de poderes inimaginables, desde una sabiduría infinita a la inmortalidad o la capacidad de construir civilizaciones o destruir ejércitos. 

Ya dediqué en su momento artículos a la búsqueda del Arca de Noé y a la historia que rodea la Lanza Sagrada, historias donde la verdad histórica y la leyenda se confunden una y otra vez, confundiendo los caminos de sus buscadores, dudando en ocasiones de su existencia real y , sin embargo, ofreciendo también pistas de su verdad material.

Aunque San Isidoro de Sevilla en el siglo VII nos aconsejaba "No tengas curiosidad de conocer las cosas ocultas" el filósofo francés del siglo XVII Blaise Pascal le respondía mil años después que "La mayor enfermedad del hombre es su inquieta curiosidad por las cosas que no puede llegar a conocer". ¿Cómo resistirse a la búsqueda de estos objetos míticos?¿Existen o existieron en algún momento de la historia?¿son el resultado de las deformaciones de siglos de comentarios y traducciones de textos con milenios de antigüedad?¿fueron reales o metáforas de la eterna búsqueda del conocimiento del hombre, de su intento de hallar la conexión con una realidad superior?

Cuando al gran montañero británico muerto en el Everest George Mallory (1886-1924) le preguntaban el motivo por el que arriesgaba su vida para conquistar la cima más alta del mundo respondía escuetamente "Porque está ahí" y creo que esa es la mejor respuesta a la pregunta ¿por qué investigar estos misterios que durante siglos han permanecido sin solución? Tal vez se persiga una quimera, algo que jamás existió o que fue muy diferente a como luego fue descrito por los textos y documentos en los que se basan los investigadores, pero "están ahí" y la curiosidad humana no necesita otro pretexto para sumergirse en el misterio. 

Así que vamos a ponernos nuestro sombrero arrugado, nuestra vieja ropa de explorador desgastada por mil búsquedas ypenetremos en el bosque del tiempo por un camino que nos llevará desde el lejano reinado de un monarca célebre por su inmensa sabiduría que gobernó hace tres mil años, para seguir luego una oscura y accidentada ruta que nos puede llevar a Egipto, a Roma, a Francia y , finalmente, a España en la búsqueda de uno de los grandes mitos de la arqueología, la Mesa de Salomón. Así que vamos a subirnos en nuestra máquina del tiempo y a retroceder un poco más atrás de la época que nos interesa, para conocerel origen del pueblo en el que nació la Mesa de Salomón , los hebreos. 

 La primera referencias al origen de los hebreos la hallamos en el Antiguo Testamento, cuando, en una fecha que podría calcularse en una fecha entre 1800 a. C y el 1500 a. C, Abraham , nacido en la ciudad caldea de Ur en el actual Irak, les condujo hasta latierra de Canaán cumpliendo el mandato de su dios, Yavé , como leemos en el Génesis"Yavé dijo a Abraham "Sal de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre y vete al país que yo te indicaré. Yo haré de ti un gran pueblo , te bendeciré y engrandeceré tu nombre, el cual será una bendición. Yo bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan. Por ti serán bendecidas todas las naciones de la tierra"(Génesis 12,1-4)

En este mapa podéis ver a la izquierda la división de Israel en las Doce Tribus. Vamos a hacer un poco de historia bíblica. Abraham, un nombre que significa "padre de muchos pueblos", porque él sería , según la tradición bíblica, el patriarca común del pueblo de Israel y del pueblo árabe. Abraham estaba casado con Sara, con la que no tenía hijos, pero cuando Sara contaba ya con noventa años un viajero la anunció que quedaría embarazada , una noticia ante la cual Sara no pudo más que reír incrédula, pero el viajero , un ángel, tenía razón y Sara dio a luz un niño al que pusieron por nombre Isaac, que significaba "el que hará reír" o "el que ríe" porque había hecho reír a su madre cuando la anunciaron que sería madre . A su vez , Abraham tenía una esclava llamada Agar que también era su concubina y con la que tendría a un hijo al que puso por nombre Ismael. 

Sin entrar en honduras de esta compleja historia a la que tendría que dedicar por sí sola un artículo, de los descendientes de Isaac surgió el pueblo de Israel y de los descendientes de Ismael el pueblo árabe. Isaac tuvo con su esposa Rebeca dos hijos, Esaú y Jacob, y aunque Esaú era el primogénito pero un día estaba tan hambriento que le pidió comida a Jacob que le ofreció un plato de lentejas a cambio del derecho de primogenitura, a lo que Esaú aceptó. Jacob se convirtió así en el heredero de Isaac . Jacob se casó con Raquel y será Yavé quién le cambie su nombre por el de Israel "Apareció otra vez Dios a Jacob, cuando había vuelto de Padan-aram, y le bendijo. Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; y llamó su nombre Israel. También le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotente" Isaac tuvo doce hijos , sólo dos de ellos con Raquel, y estos doce hijos fueron el origen de las Doce Tribus de Israel cuyos territorios veis en el mapa de la izquierda. A la derecha tenéis la unificación de las Doce Tribus y la expansión territorial de Israel iniciada durante el reinado de Saul (hacia 1079-1007 a.C), continuada por David (hacia 1040-970 a.C) y culminada con Salomón (hacia 1000-930 a.C) cuando alcanzó su mayor extensión territorial (Imagen procedente dehttp://classic.scriptures.lds.org

Así nacía la historia del pueblo elegido y como se establecieron en Canaán, lo que hoy es Israel. Pero como sabemos , los hebreos terminaron en el cautiverio en Egipto y tuvo que ser otro de los patriarcas bíblicos, Moisés, el que les condujera de nuevo a laTierra Prometida, a Canaán, después de vagar durante cuarenta años por el desierto, tal y como lo relata el Éxodo. Esto habría sucedido hacia el 1200 a. C y fue entonces, siempre según el Antiguo Testamento, cuando Yavé estableció una alianza con el pueblo de Israel sellada con los Diez Mandamientos custodiados en el Arca de la Alianza , otro de los objetos míticos de la arqueología. 

Pero aquella tierra estaba ocupada por otros pueblos como los filisteos y los amonitas, y después de duras campañas las tribus de Israel consiguieron unificarse por fin hacia 1020 a. C bajo el gobierno de Saúl, el primer rey de Israel, al que le sucedería David(hacia 1040 a. C- 970 a.C), que conquistaría la ciudad de Jerusalén que desde entonces pasó a ser la capital del reino de Israel. Después de la muerte de David le sucede su hijoSalomón que reinará entre 970 y 930 a. C , siendo celebre por su sabiduría y riqueza yllevando a Israel a su época de máximo esplendor. Yahvé le había preguntado a Salomón que don quería recibir de él, esperando que solicitara riquezas y gloria, pero la respuesta del joven monarca hijo de David fue muy distinta " Pero yo, muy mozo aún, no se conducirme. Tu siervo está en medio del pueblo que tu elegiste, pueblo numeroso, que no se puede contar ni calcular por su multitud. Concede, pues, a tu siervo, un corazón prudente para gobernar a tu pueblo y poder discernir entre lo bueno y lo malo. Porque ¿Quién , si no , podrá gobernar a este tu pueblo tan grande?"(Reyes 3, 7-10).

Admirado por la prudencia del joven monarca, Yahvé le respondió "Ya que me has hecho esta petición , y no has pedido para ti una vida larga , ni has pedido riquezas, ni has pedido la muerte de tus enemigos, sino que me has pedido perspicacia para atender al derecho , mira, hago conforme me has dicho .Te doy un corazón sabio y perspicaz, tal que antes de ti no haya habido otro como tu , ni después de ti aparezca otro semejante. Pero además añado lo que no has pedido: así riquezas como gloria; y tales que no habrá en tus días rey alguno como tú" (Reyes 3,11-14) Con estas palabras narra el Antiguo Testamento como Salomón se convirtió en el rey más sabio y más rico de su tiempo . Fue su riqueza la que le permitiría impulsar la construcción de un gran templo dedicado a custodiar los grandes objetos sagrados de los judíos, entre ellos el Arca de la Alianza y el Candelabro de Siete Brazos o Menorá, un candelabro sagrado cuyos brazos representaban el Espíritu de Yavhé además de los espíritus de la Inteligencia, la Sabiduría, el Poder, el Consejo, el Conocimiento y el Temor de Yahvé. 

Estos objetos habían sido custodiados desde la época de Moisés en el Tabernáculo, una especie de templo móvil que Moisés había construido siguiendo las instrucciones recibidas por Yahvé en el Monte Nebo. Ahora Salomón se proponía sustituir el Tabernáculo ,más adecuado para un pueblo en movimiento como era el de los hebreos en la época del éxodo, por un gran templo más acorde con un reino que se hallaba en la cima de su poder. Y para su construcción iba a contar con la colaboración del rey Hiram de Tiro, en el actual Líbano. Hiram, que había sido amigo personal del padre de Salomón, el rey David, le había enviado una embajada al rey hebreo con motivo de su ascensión al trono y Salomón aprovechó la embajada para solicitarle obreros y madera de cedro con los que construir el gran templo que proyectaba.


Una comparación de los dos Templos de Jerusalén. A la izquierda el que ordenó erigir el rey Salomón en el siglo X a.C, cuyo Sancta Santorum contenía en su interior el Arca de la Alianza y también la Mesa de Salomón o Mesa de los Panes además del Candelabro de Siete Brazos, que sería destruido en el siglo VI a. C y en ese mismo siglo reconstruido de nuevo aunque en una escala menor. Habría que esperar hasta el reinado de Hérodes en el siglo I a.C para que aquella construcción fuera demolida y erigido un nuevo templo mucho mayor que el de Salomón, aunque , sin embargo, siempre oiréis hablar del Segundo Templo de Salomón y no del tercero porque entre la demolición de la estructura del siglo VI a. C y la erección de la nueva el culto en el templo no fue interrumpido, por lo que se considera el mismo templo a pesar de ser completamente diferente. 

Las diferencias en tamaño entre el de Salomón y el de Herodes son llamativas , pues si el Templo de Salomón tenía 27 metros de largo y 9 metros de ancho con 13 metros de altura, el Templo de Herodes tenía hasta 500 metros de largo y 300 metros de ancho aunque, eso si, referido al total del recinto y no estrictamente al templo. Del lujo del Templo construido por Salomón nos da buena cuenta este fragmento del Antiguo Testamento "Hizo asimismo Salomón todos los utensilios que había en el templo de Yavé: el altar de oro, la mesa de oro, sobre la que se ponían los panes de la proposición; los candelabros de oro puro para delante del santísimo, cinco a la derecha y cinco a la izquierda; las flores , lámparas y despabiladeras de oro; las copas, los cuchillos , los aspersorios, los incensarios y los ceniceros de oro puro, los quicios para los batientes del edificio interior del santísimo y para los del santuario , también de oro"(Reyes 7,48-51) y añade después que todos los tesoros de David fueron depositados en su interior "Llevo a ella todos los objetos que David, su padre, había consagrado ; la plata , el oro, los utensilios y los depositó en el tesoro del templo de Yavé"(Reyes 8,51) (Imagen procedente de http://www.asinbe.com )

Al recibir la petición de Salomón, Hiram respondió dispuesto a colaborar "Yo cumpliré todos tus deseos en cuanto a madera de cedro y abeto. Mis servidores las bajarán del Líbano al mar; las pondré sobre el mar, en balsas, hasta el lugar que tú me indiques; allí las soltaré para que tú las transportes . Tú , en cambio, cumplirás mi deseo suministrando alimentos a mi corte"(Reyes 5,22-24) Y así se llegó al acuerdo que permitió la construcción del gran Templo de Jerusalén y que hoy conocemos mejor con el nombre del monarca que impulsó su construcción, el Templo de Salomón. Y en su construcción jugaría un papel importante otro hombre procedente de Tiro y que también se llamaba Hiram , aunque su nombre completo era Hiram Abif, aunque en la Biblia sólo lo mencionan como Hiram, experto en la metalurgia y que se encargaría de fabricar los utensilios del templo "Envió el Rey Salomón a traer de Tiro a Hiram, hijo de una viuda de la tribu de Neftalí y de padre tirio, que trabajaba en bronce. 

Estaba dotado de sabiduría , inteligencia y pericia para realizar cualquier trabajo de bronce" Muchos siglos después aquel hábil artesano, al que algunos atribuyen el diseño de todo el Templo, se convertiría en uno de los símbolos de la masonería. En "Los Masones", el escritor británico Jasper Ridley(1920-2004) cuenta como en el siglo XVIII las logias masónicas habían transformado el relato bíblico y afirmaban que Hiram Abif conocía el secreto del templo, un secreto que nadie más sabía "Tres villanos lo secuestraron y amenazaron de muerte si no lo revelaba - cuenta Jasper Ridley -, y como no quiso traicionar su honor , lo asesinaron. Cuando Salomón se enteró del hecho, se preguntó cuál sería el secreto de Hiram Abif, y si éste había muerto con él. Envió a tres hombres a hacerse con el cuerpo de Hiram y el secreto. Los hombres encontraron el cuerpo de Hiram, y cuando abrieron el ataúd lo primero que hallaron fue su mano" pero no encontraron el secreto , un secreto , un conocimiento que las logias masónicas seguirían buscando.

Pero eso nos lleva por un camino alejado al objetivo de este relato , así que volvamos al Templo de Jerusalén edificado por orden de Salomón. En el Sancta Santorum, en hebreo Kodesh haKodashim, el lugar más santo del Templo, se depositó el Arca de la Alianza , un lugar cerrado, sin ventanas, y al que sólo podía acceder el Kohen Gadol,nombre hebreo para el Sumo Sacerdote, acompañado por el Baal Shem o Maestro del Nombre, que era la persona designada para suceder al Sumo Sacerdote a la muerte de este, y esta visita al Sancta Santorum sólo podía realizarse una vez al año , en el día del Yom Kipur, la conmemoración del Día de la Expiación entre el pueblo judío , el día del perdón y del arrepentimiento. Pero en este Sancta Santorum, además del Arca de la Alianza que contenía supuestamente las Tablas con los Diez Mandamientos dictados a Moisés por Yavhé, también había otro objeto sagrado , un objeto que para algunos era un espejo para otros una mesa y que la historia conoce como la Mesa de Salomón o también con el nombre de Mesa de los Panes. De nuevo tenemos que regresar al Antiguo Testamento, cuando nos narra el éxodo del pueblo de Israel desde Egipto y guiados por Moisés. 

Yavé se dirige a Moisés dándole instrucciones de como tiene que ser el culto que le rindan los hebreos, le indica como construir el Arca para contener las Tablas de los Mandamientos, el Candelabro , el Tabernáculo que los contendrá y también una mesa , la que es protagonista de nuestro relato "Harás una mesa de madera de acacia de dos codos de larga, uno de nacho y uno y medio de alto. La recubrirás de oro puro y harás alrededor de ella una cornisa también de oro. La rodearás con un reborde de un palmo , coronado de oro todo en su derredor. Harás también cuatro anillas de oro y los pondrás en los cuatro ángulos de sus cuatro pies . Los anillos estarán por debajo de la cornisa para pasar por ellos las barras con que ha de ser llevada. Las barras para llevar la mesa las harás de madera de acacia, que recubrirás de oro. Harás también para ella platos, cucharas, copas y tazas para las libaciones , todo de oro puro." (Éxodo 25, 23-30)

En cuanto a su otro nombre ,Mesa de los Panes, la explicación viene al final de esas instrucciones "Sobre la mesa pondrás los panes de la proposición para que estén continuamente en mi presencia" (Éxodo 25, 30-31). 

Más adelante veremos como a lo largo de los siglos ,y gracias sobre todo a los cronistas árabes, encontraremos diferentes versiones del aspecto de esta mesa , haciendo todas ellas particular énfasis en la riqueza de los elementos con los que fue construida, piedras preciosas, oro , plata, pero sin duda el auténtico valor de la Mesa de Salomón, siendo un objeto sagrado, no se hallaba en los materiales con que fue fabricada sino en lo que simbolizaba o , tal vez, en lo que contenía sobre su superficie. Y aquí recurro al historiador y novelista español Juan Eslava Galán(1948), autor en 1987 de "El Enigma de la Mesa de Salomón" y que en 2011 retomó el tema en "Templarios, griales, vírgenes negras y otros enigmas de la historia" y es en esta última donde encuentro esta explicación sobre la importancia de la Mesa de Salomón, un valor muy superior al material y que hacía que fuera el único objeto que podía compartir el Sancta Sanctorum con el Arca de la Alianza "El verdadero valor de la Mesa de Salomón - escribe Juan Eslava Galán - era espiritual: un jeroglífico dibujado en su tapa cifraba el nombre secreto de Dios, el Shem Shemaforash, la palabra secreta y santa que, una vez al año, en fecha señalada (se refiere al Yom Kipur que os he mencionado antes) el Sumo Sacerdote de Israel susurraba ante el Arca de la Alianza para renovar la Alianza entre Dios y la humanidad"

 Este nombre sagrado, este Shem Shemaforash, sólo era conocido por el Sumo Sacerdote y por la personas designada para ser su sucesor al que ya he mencionado también antes, el Maestro del Nombreo Baal Shem, para que si moría el Sumo Sacerdote no se perdiera el conocimiento del nombre más sagrado de todos.

El rey Salomón, famoso además de por su sabiduría por su prudencia, era consciente del riesgo de que ambos sacerdotes pudieran perecer perdiendo para siempre el conocimiento del nombre secreto de Dios, por lo que ideó una fórmula geométrica que conservaría en clave el nombre secreto pero que sólo podría ser descifrado por aquella persona que alcanzara el grado de contemplación y evolución espiritual adecuado para merecer conocer ese nombre, y esa fórmula geométrica sería grabada en la superficie de la mesa de Salomón . Otras fuentes posteriores se referirán a la Mesa de Salomón no como una mesa, sino como un espejo o un cofre, aunque en lo que todas coinciden es que su posesión proporcionaba mucho más que riqueza material,ofrecía conocimiento y poder, aunque ignoramos que tipo de poder se le atribuía en tiempos de Salomón, aunque probablemente aquella fórmula geométrica con la que Salomón habría cifrado el nombre secreto de Dios se consideraba la fórmula de la Creación. 

Pero el reinado de Salomón acaba con su muerte en 930 a.C y a la muerte del gran monarca el reino de Israel se divide en los reinos de Israel, con capital en Samaria, y de Judá, con capital en Jerusalén, y su poder se debilita. El reino de Israel, al norte, fue conquistado por el rey asirio Sargón II(que reino Asiria entre 722 y 705 a. C) y sus habitantes llevados como esclavos a Asiria. Parecida suerte correría el Reino de Judá cuando fue ocupado por el rey de Babilonia, Nabuconosor II(630 a.C-562 a.C)que en 586 a.C incendiaría el gran Templo construido durante el reinado de Salomón. ¿Lograron salvar los sacerdotes del Templo los tesoros que contenía en Sancta Santorum, el Arca de la Alianza y la Mesa de Salomón?¿Seguían allí aún cuatrocientos años después de que fueran depositados en su interior por el monarca judío? 

Mapa con la máxima extensión de Israel durante el reinado de la dinastía asmonea entre el 164 a.C y el 63 a. C , el último periodo de independencia que conocería el pueblo hebreo hasta la fundación del moderno estado de Israel en 1948. La conocida como Revuelta de los Macabeos se había iniciado en 167 a. C contra el dominio del imperio seleucida después de negarse a adorar a los dioses griegos como les imponían los seleucidas que, no lo olvidemos, eran los descendientes de los griegos que acompañaron a Alejandro Magno en la conquista de su inmenso imperio , y en apenas tres años lograron la independencia aunque tuvieron que seguir luchando. Judas Macabeo, fundador de la dinastía, moriría en combate en 160 a.C y le sucedería su hermano Jonatan y a la muerte de este en 142 a. C continuaría la dinastía un tercer hermano, Simón Macabeo bajo cuyo gobierno el Imperio Seleucida reconocería definitivamente la independencia de Israel ,que mantendrían hasta la llegada del poder de Roma (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

No lo sabemos, porque no se vuelven a hallar menciones en el Antiguo Testamento sobre la suerte de estos tesoros , excepto esta mención en el II Libro de los Macabeos en la que nos cuenta que el profeta hebreo Jeremías (hacia 650-586 a.C)habría puesto a salvo al menos el Arca de la Alianza aunque no dice nada de la Mesa de Salomón "Se dice también en los documentos que el profeta, ilustrado por revelación de Dios, mando que llevasen tras él el tabernáculo y el arca. Salió hasta el monte a donde Moisés había subido para contemplar la heredad de Dios . Una vez arriba, Jeremías halló una caverna y en ella metió el Tabernáculo , el arca y el altar del incienso y cerró la entrada. Yendo después algunos de los que le seguían a poner señales para acordarse del camino, no pudieron encontrarlo. Sabido esto por Jeremías, los reprendió diciéndoles 

"Este lugar quedará ignorado hasta que Dios realice la reunión de su pueblo y tenga misericordia de él" (II Macabeos 2, 4-8) El cautiverio de los hebreos en Babilonia, que se halla , por ejemplo, en el origen argumental de la obra "Nabuco" del compositor italiano Giuseppe Verdi(1813-1901) y su célebre "Coro de esclavos", se prolongaría hasta que Babilonia fue ocupada por el rey de los persas Ciro II el Grande(hacia 600-530 a. C), que conquistó la ciudad en 539 a. C y permitió que los hebreos regresaran a su tierra aunque bajo el gobierno persa. Liderados por Zorobabel regresaron a Jerusalén e iniciaron la reconstrucción del Templo que habría terminado en el 515 a.C, aunque sería un templo no tan grandioso como el que había erigido el rey Salomón. En los siglos siguientes Israel pasaría de pertenecer al Imperio Persa a ser conquistada por el rey macedonio Alejandro Magno(353-323 a.C) y después de la fragmentación del inmenso imperio forjado por el conquistador macedonio entre sus generales sería objeto de disputa entre la dinastía de los Ptolomeos, fundada por el general de Alejandro, Ptolomeo(367-283 a. C) gobernante de Egipto , y la dinastía seleucida fundada por otro de los generales de Alejandro, Seleuco I Nicátor(hacia 358-280 a. C).

Israel recuperaría la independencia cuando en 167 a. C estalla una rebelión dirigida porJudas Macabeo contra el rey de la dinastía seleucida Antíoco IV(215-163 a.C). Tres años después, en 164 a. C, Judas Macabeo declaraba la independencia y funda la dinastía real asmonea que conservará la independencia de Israel durante un siglo.Pero en el 63 a. C la poderosa República de Roma llega a estas tierras y las tropas dirigidas por Cneo Pompeyo Magno(106-48 a.C), conquistan Jerusalén y dominan todo el territorio de Israel, aunque la dinastía asmonea se mantendrá en el trono pero sin poder efectivo hasta el 37 a. C, cuando ocupa el trono Herodes I el Grande(73 a.C- 4 a.C) conocido sobre todo porque durante su reinado nacería Jesús de Nazaret. 

Será precisamente Herodes I el Grande quién se encargue de remodelar de nuevo el Templo , ampliándolo , aunque en realidad fue más bien la construcción de un nuevo templo porque derribó la antigua estructura del siglo VI a. C y erigió una nueva , siempre en la misma localización del primero, el Monte Moria, donde hoy se encuentran las construcciones musulmanas de la Cúpula de la Roca y Al Aqsa. Este nuevo templo tenía quinientos metros de largo y trescientos metros de ancho. Israel seguirá siendo gobernada por reyes títeres de Roma hasta que en el 66 d.C estalla una rebelión contra el dominio de Roma que sería sofocada cuatro años después, en el 70, por el futuro emperador de Roma, Tito Flavio Sabino Vespasiano(39-81). En ese año las tropas romanas tomaron por asalto las murallas de Jerusalén y después de combatir con dureza , los últimos defensores se hicieron fuertes en el interior del Templo de Salomón . Tito ordenó que el Templo fuera incendiado con todos los que había en su interior. El sitio ,que se había prolongado durante semanas, supuso la muerte o esclavización de la práctica totalidad de la población de Jerusalén.Según el historiador Flavio Josefo(37-101),él mismo judío y que fue testigo de la campaña de Tito, habrían muerto más de un millón de judíos y al menos 97.000 serían esclavizados.

Es al propio Flavio Josefo a quién debemos la mención del saqueo del Templo de Salomón , cuyo único resto en pie es lo que hoy es conocido como el Muro de las Lamentaciones, y escribe "Entre la gran cantidad de despojos , los más notables eran los del Templo de Jerusalén, la mesa de oro, que pesaba varios talentos, y el candelabro de oro" ¿Es esta "mesa de oro" la Mesa de Salomón? Añade Flavio Josefo que "Tito César dio órdenes de que ahora debería demoler toda la ciudad y el templo" y señala como se salva el muro oeste del Templo " y gran parte de la pared adjunta la ciudad en el lado oeste. Este muro se salvó, con el fin de garantizar la protección de un campamento" 

La mayor parte de la población judía que no había encontrado la muerte o el cautiverio en la campaña de Tito , fue obligada a emigrar y abandonar Israel. Era el comienzo de la diáspora , la dispersión del pueblo judío por todo el mundo, lejos de su patria de origen. Sólo una cosa la conservación de su cultura, la fe religiosa y sus tradiciones mantuvo viva su conciencia de pueblo a pesar de las diferentes condiciones y circunstancias geográficas, sociales e históricas que tuvieron que vivir durante los siguientes siglos. En Roma se erigiría un arco de la victoria para conmemorar el triunfo de Roma, que aún hoy podemos contemplar en el Foro Romano, el Arco de Tito, decorado con relieves referentes a la campaña de Tito y donde se puede observar entre los tesoros saqueados y traídos a Roma el Candelabro de Siete Brazos y una especie de mesa que podría ser a la que se refería el historiador Flavio Josefo y después del desfile triunfal todos aquellos objetos fueron depositados en el Templo de Júpiter Óptimo Máximo o Templo de Júpiter Capitolino , situado en la Colina Capitolina, una de las siete colinas de Roma, y el más importante de la capital imperial.

En este nuevo hogar debió permanecer la Mesa de Salomón, si es que era esta la Mesa de Salomón depositada allí por Salomón novecientos años atrás, algo que sólo podemos suponer pero de lo que no tenemos certeza. Pero el Imperio Romano también entraría en decadencia y en el siglo V lo que era impensable sucedió. El rey de los visigodos, Alarico I (370-410), saqueaba la ciudad de Roma en agosto de 410conmocionando a todo el Imperio pues desde el año 387 a.C la capital del Imperio no había sido conquistada por ningún pueblo. 

Habría un segundo saqueo en 455 realizado por los vándalos bajo el mando de Genserico (389-477), pero será durante el primero de los saqueos , el de los visigodos de Alarico, cuando se habrían llevado los tesoros del Templo de Júpiter, y entre ellos probablemente la Mesa de Salomón, que habría entrado a integrar el tesoro de los reyes visigodos que lo llevaron con ellos hasta sus dominios que se extendían entre lo que hoy es parte del sur de Francia y la mayor parte de la Península Ibérica, con capital en la ciudad de Toulouse. Allí quedaron depositados pero en 507 otro pueblo pujante, los francos, derrotarían a los visigodos en la batalla de Vouillé donde los visigodos fueron derrotados y su rey, Alarico II(fecha desconocida - 507) , cayó en el combate . 

El historiador bizantino Procopio de Cesárea (hacia 500-hacia 565) narra como "los ostrogodos (no entiendo en esta referencia el motivo por el que hace referencia a los ostrogodos, con los que también estuvieron enfrentados y no a los francos) ganaron la batalla , matando a la mayor parte de los visigodos y a su jefe Alarico. Entonces tomaron posesión de la Galia y asediaron Carcasona con gran entusiasmo porque sabían que allí estaba el tesoro real que había tomado Alarico I en los primeros tiempos , como botín cuando asaltó Roma" y añade este detalle 

"En este tesoro estaban los tesoros de Salomón, el rey hebreo que tenía el más extraordinario aspecto: la mayor parte estaba adornado con esmeraldas y había sido tomado en Jerusalén por los romanos en tiempos antiguos" Los visigodos abandonaría el sur de Francia y se replegarían a la Península Ibérica, llevando con ellos su tesoro, entre ellos , suponemos , la Mesa de Salomón, que entraba así en el territorio de lo que siglos después se convertiría España. Empieza aquí una nueva etapa en la azarosa historia de esta Mesa que nos llevará desde la invasión musulmana hasta el siglo XX, pero eso lo veremos mañana en la segunda parte de esta historia.

Fuente: http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/07/misterios-de-la-historia-la-mesa-de.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...