lunes, 3 de agosto de 2015

Un tesoro oculto en Toledo

De todos es conocido que la ciudad de Toledo guarda para si muchos secretos y rincones escondidos. 

Aun sabiéndolo no podemos dejar de sorprendernos cuando tenemos noticia de hallazgos encontrados, misterios resueltos o espacios que aun pensando que los conocíamos bien, nos muestran que sólo los conocemos a medias. 

Experiencias todas éstas muy gratificantes, pues nos ayudan a ver nuestra ciudad con otros ojos, esos ojos que ya cansados de ver siempre lo mismo no son capaces de apreciar lo que ante ellos se despliega.

Existe en el Convento de Santa Úrsula un espacio de difícil acceso que oculta en su interior una magnífica armadura de par y nudillo policromada de finales del siglo XV. 

Para los que desconozcan que es una armadura de par y nudillo diremos que este elemento arquitectónico es una estructura de madera, tomando este nombre por los elementos que la constituyen. 

Esta armadura, que constituía la cubierta de madera original que cubría la Capilla del Corpus Christi, nave principal de la primigenia iglesia mudéjar del convento, está oculta tras una bóveda barroca realizada en el siglo XVII. 

Para poder contemplarla es necesario situarse sobre la misma bóveda, accediendo por un estrecho ventanuco situado en los camaranchones más altos del edificio. La bóveda, ejecutada con una ligera rosca de ladrillo parece aguantar el peso del que circula por ella, de ello puedo dar fe, pero impone respeto sabiendo que debajo hay muchos metros de altura.

En el año 1998 tuve la gran suerte de trabajar en su rehabilitación, siendo este mi primer encargo profesional como arquitecto técnico, teniendo lógicamente por ello un especial cariño a este rincón de la ciudad. Aprovecho para dar las gracias a D. Jaime Gil y a D. Fernando Pérez, arquitectos entonces de la Consejería de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, por su confianza en el encargo.

Esta armadura es bonita, muy sencilla, está ejecutada en tres paños presentando tirantes dobles sobre ménsulas onduladas de tabla recortada. La tablazón que la recubre está dispuesta a la manera tradicional de su época, con cintas y saetinos de puntos alineados blancos. El alicer de los tirantes (tablas de cierre entre los tirantes) va decorado con escudos heráldicos enmarcados con arcos polilobulados sobre fondo rojo. 

La tocadura de separación entre aliceres, formada por un gran moldurón de madera, se dispone con tres bandas en color blanco-verde-blanco. El alicer de los tirantes va decorado con atauriques (decoración vegetal) en color negro y rojo bordeados por delgadas cintas de puntos blancos alineados.

 El argeute (otro moldurón de remate) se dispone decorado con hojas entrelazadas y moldura con espiguilla. Las cobijas entre los pares presentan decoración heráldica repetitiva basado en cruces rojas de cuatro brazos iguales sobre fondo amarillo.

Todo este conjunto se apoya sobre una nacela que lleva escrito en caracteres góticos la siguiente inscripción:

 BENEDICTUS ES REX GLORIE QUI PALMAM VICTORIE DEDISTI FRAGILIBUS ET SEXIM (¿) SINE VIRIBUS VINCERE FECISTI DEMONIIS VIRTUTEM CARUM PIE PRECIBUS NOBIS SUPLIC — 

“Bendito seas rey de la gloria que la palma de la victoria diste a los frágiles …” , el resto me tendrá que ayudar un experto en latín.

Escudo 1. Decoración heráldica situada en los laterales de las ménsulas y en el alicer de las ménsulas. Sobre campo de gules un castillo de oro. ¿Armas de los Toledo?.

Escudo 2. Decoración heráldica de las cobijas y del alicer de las ménsulas. Sobre campo de oro cruz de gules cargada de llagas de sable . ¿Armas del Arcediano de Calatrava Diego González? (ver “Conventos de Toledo”. Balbina Martínez Caviró)

por Jose María Gutiérrez Arias
http://www.consorciotoledo.org/un-tesoro-oculto/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...