jueves, 17 de septiembre de 2015

Convento de San Clemente, Toledo: fundado en unas casas

Quien hoy entre desde la Plaza de Padilla en la tienda que el Convento de San Clemente ha abierto para vender mazapán y otros productos, no estará entrando sólo en un convento, si no en una vivienda del siglo XII.

Este espacio, conocido hasta hoy como Salón Cervatos, por creerse que pertenecía a ésta familia toledana, fue rehabilitado entre 2007 y 2008 por el Consorcio de Toledo, y durante los trabajos arqueológicos se pudo documentar cómo se habían conservado numerosos elementos de la vivienda original.

Situación del convento en la ciudad, y del Salón Cervatos.

La vivienda que se situaba aquí, tenía al menos dos crujías (crujía- espacio rectangular que se sitúa a cada lado de un patio), con un patio, hoy conservado en parte, y evolucionó hasta el siglo XV con distintas modificaciones, si bien es posible que perteneciera al convento desde el siglo XIII.

Plano en el que se muestra la evolución de éste espacio en distintos momentos cronológicos

De la vivienda original documentamos sus muros y las zapatas de madera que sostenían los soportales, y que son la imagen superior de nuestro blog.

La vivienda sufrió una gran reforma entre los siglos XIV y XV, posiblemente porque se adaptó para la estancia de las hijas de los nobles que entraban al convento. De ésta época pudimos documentar los siguientes elementos:

Alfarje (forjado de madera liso, normalmente con decoración), con decoración polícroma que muestra escudos de distintas familias nobiliarias


Yesería del antiguo acceso original al patio de la vivienda (hoy está entre la planta baja y primera)


Yesería con inscripción en latín de un vano que daba al exterior, a la actual Plaza de Padilla

Ventanas e inscripción con el escudo de la familia Cervatos, reforma del siglo XIV, en el que se abren éstos vanos a un posible adarve (callejón) de acceso al patio de la vivienda.


Antes de que fuera un conjunto conventual, la manzana que hoy ocupa el convento de San Clemente estuvo ocupada por distintas viviendas y corrales en la Edad Media. De hecho, el convento original se localizaba al exterior de la ciudad, pero será a partir de 1202 cuando las monjas cistercienses entren a fundar un nuevo convento en el interior de la zona amurallada, lo que hicieron en unas viviendas.
Este convento femenino fue el uno de los más poderosos y ricos de la ciudad hasta el siglo XIX, y su actual planta (aunque era más grande!) se formó a base de ir adquiriendo las viviendas, calles, adarves y corrales colindantes, que fueron incorporados y adaptados al convento y sus necesidades.

Para quien quiera conocer mejor la evolución de éste convento, puede consultar ésta publicación San Clemente

Muchos de los conventos de Toledo se formaron de igual manera, y hoy en día podemos recuperar todavía elementos y trazas de las antiguas viviendas medievales que quedaron conservadas en ellos, como son los casos de Santo Domingo el Real, Santa Isabel, etc.

Fuente: http://arqueologiatoledo.blogspot.com.es/2013/10/san-clemente-un-convento-fundado-en.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...