viernes, 30 de diciembre de 2016

El Rincón de Anchuras

Puente sobre el río Estenilla en Anchuras

Aunque actualmente se halla inexplicablemente incluido en la provincia de Ciudad Real, Anchuras y sus pequeñas aldeas de Gamonoso, Encinacaída, Huertas del Sauceral y Enjambre, es una parte del territorio de La Jara, históricamente vinculada a Talavera de la Reina y formando desde la Edad Media parte de su extenso alfoz.

Resultado de imagen de fotos de anchuras de los montesEn principio, su término formó parte del de Sevilleja, hasta que se separó de ella como otros pueblos de esta parte extrema y fronteriza de la geografía jareña. El pueblecito de Enjambre fue en realidad la primera población de este enclave de Anchuras, pues ya era un grupo de chozas en tiempos de Felipe II con el nombre de La Nava de las Enjambres. A finales del siglo XVII nace Encinacaída y a finales del XIX Huertas del Sauceral.


La finca en la que se aloja el caserío de Gamonoso perteneció a una capellanía hasta que en 1878 la compraron catorce vecinos de Aldeanovita.Grabados rupestres del río Estenilla

Los mayores atractivos de Anchuras son sus recursos naturales, su agreste naturaleza que hace de la caza una de sus principales actividades económicas, junto con el olivar, la ganadería y el incipiente turismo que aprovecha también la cercanía al embalse de Cijara, magnífico enclave para la práctica de la pesca.

En cuanto al patrimonio, hemos de destacar la arquitectura popular en pizarra tanto de los pueblos como de las majadas y labranzas dispersas por la zona con sus chozos, zahúrdas, corrales, molinos e incluso algunos puentes como los del río Estenilla. Las iglesias son todas relativamente modernas, pues la más antigua es la de Anchuras que fue levantada a finales del siglo XVII y está coronada con espadaña. Hubo una imagen que algunos remontan a tiempos Visigodos en la ermita de Nuestra Señora de Gamonal.Una de las muchas bocamina de Anchuras

Durante la excursión que proponemos hoy podremos visitar junto al río Estenilla, un grabado que podemos enmarcar en el arte rupestre de la Edad del Bronce, se trata de soles espirales y un homúnculo, todo ello arte esquemático como el que aparece en muchos dólmenes y menhires del mundo celta, desde España hasta Irlanda.

Por su monte cerrado y su aislamiento siempre fue Anchuras una zona en la que hicieron sus correrías los golfines, los bandoleros, las partidas carlistas o los maquis después de la guerra Civil, especialmente las partidas de Quincoces y Chaquetalarga. Durante siglos el bandolerismo fue perseguido por los cuadrilleros de la Santa Hermandad Real y Vieja de Talavera. Como en otros lugares de La Jara y de los Montes de Toledo existen cuevas, parajes y anécdotas sobre el famoso bandido Moraleda del que ya hemos hablado en la ruta de Santa Ana de Pusa.Era y labranza en Anchuras

Otro de los recursos históricos de Anchuras fueron las numerosas explotaciones mineras que se repartían por sus montes. Se han documentado algunas ya en en el siglo XVI y hubo cierto aumento del número de ellas en el XVII, aunque puede que algunas de las explotaciones se remonten a la prehistoria o a tiempos de los romanos. La última de estas minas jareñas que se cerró en los años ochenta, fue la mina de plata que dejó al menos un embalse del que se abastece actualmente el pueblo de agua potable. Aunque hay otras muchas bocaminas repartidas por el término, alguna de ellas protegidas por las colonias de murciélago que habitan en su interior.


LA EXCURSIÓN

UN PASEO POR ESTENILLA

Partimos de la propia localidad de Anchuras y tomamos el camino que discurre en dirección a levante hasta Los Alares. Recorridos algo menos de cuatro kilómetros nos desviamos en dirección sur, tal como indica el plano, para acercarnos al valle del río Estenilla, que seguiremos por su orilla occidental. Al llegar al arroyo de Guaperosilla bajamos por el camino que discurre paralelo a la corriente. Vamos recorriendo la ribera, a veces cerca del río o a media altura si los riscos nos impiden el paso hasta llegar a un molino situado en nuestra misma orilla. El paisaje es típicamente jareño con suelos pizarrosos y el río discurriendo entre pozas que pueden servir para practicar la pesca o para darnos un chapuzón.

Continuamos después hasta encontrarnos con un pintoresco puente sobre el río que daba servicio al camino que desde Anchuras se dirige hasta Huertas del Sauceral. Continuamos por la ribera del río unos quinientos metros más abajo hasta encontrarnos una poza con riscos en su orilla oriental y, justo enfrente, sobre una lancha que sobresale en nuestra misma orilla podemos ver dos imágenes que representan a un sol esquemático simbolizado por círculos concéntricos, junto a algún otro signo de más difícil interpretación y que desarrolla otra entrada de este blog que reproduce un artículo de Domingo Portela y mío


Volveremos después sobre nuestros pasos y tomaremos de vuelta a Anchuras el camino indicado desde el puente de Estenilla, volveremos por donde hemos venido, o también podremos seguir río abajo hasta la carretera y regresar al pueblo por ella.

http://lamejortierradecastilla.com/un-paseo-por-el-rincon-de-anchuras

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...