sábado, 17 de diciembre de 2016

La cúpula de Petrvs Manriqve, Toledo


” Hay espacios de nuestra ciudad que parecen albergar, a modo de viejos almacenes de anticuario, un sinfín de amalgamas de antiguas arquitecturas, testigos de viejas construcciones y testimonios arqueológicos diversos.

En esencia, recuerdos de lo que construimos y de lo que fuimos … Entre esos lugares, que cobijan de forma generosa nuestro más antiguo patrimonio, se encuentran los adarves. Parece como si la circunstancia de la inexistencia de salida de estos callejones haya provocado la interrupción del paso del tiempo, lo edificado allí permanece inalterado ” 

Este pequeño párrafo, rescatado de una de nuestras entradas del blog, resume con fidelidad el hilo argumental de las notas que hoy les presentamos. Recientemente hemos tenido ocasión de visitar un inmueble en el Callejón de San Pedro, uno de los adarves más antiguo de nuestra ciudad. El inmueble visitado es un edificio centenario, muy bien construido, con trazas sencillas y en razonable buen estado de conservación. No se advierte en él, a simple vista, ningún elemento arquitectónico singular, quizás la escalera, con un ámbito más grande de lo habitual en estas casas del final de la edad media, nos indique que estamos en un edificio con solera.

Sin embargo, al subir a la última planta del caserón, en una pequeña estancia encontraremos una bellísima cúpula elíptica, policromada, decorada con pinturas de escenas religiosas desplegadas sobre tondos y cintas enmarcadas con pan de oro, sobre un fondo de decoración vegetal. Descansa el conjunto abovedado sobre una cornisa moldurada que recoge en su alzado una inscripción en latín:

 · D · D · AN · DO · M · D · LXIX · QVI POST INCOLVERIS PATRI SANCTISS · PIETATEM DEBITAM EXOLVITO · D · EVGENIO PRIMO ECCL… TOL… …HIEP · HANC IN PRIVATO AEDI CVLAM · PETRVS MANRIQVE NVMINI EIVS DEVOTISS ·

Esta inscripción, de difícil lectura por sus abreviaturas, necesita de un experto para su correcta traducción, no obstante podemos atrevernos a comentar algunos detalles que nos parecen interesantes: existe una fecha, MDLXIX (1569), y dos nombres, EVGENIO y PETRVS MANRIQVE. 

En el año 1569 el Canónigo Obrero Mayor de la Catedral de Toledo era el canónigo D. Pedro Manrique de Padilla. En el año 1565, este canónigo fue encargado, por el Cabildo de la Catedral y con el apoyo de Felipe II, de trasladarse a Francia y hacerse cargo allí de las reliquias del primer arzobispo toledano, San Eugenio, para trasladarlas a Toledo. 

Dada la cercanía del Callejón de San Pedro, con respecto a la Catedral, existían en él numerosas viviendas de canónigos de la Primada, no sería extraño por tanto que D. Pedro Manrique habitase en el nº 11 de este adarve y que, por su cargo de responsable principal de las obras de la Catedral, pudiera costearse la excepcional cúpula que hoy les mostramos, … y ¿quizás también de forma excepcional alojar y custodiar temporalmente en su casa las reliquias de San Eugenio?. 

Hoy en día esas reliquias se guardan en el relicario de la catedral primada, dentro de una magnífica urna de plata de 57 kilogramos de peso, obra de los plateros Nicolás de Vergara y Francisco Merino y terminada en el año 1569. Aun con las incógnitas existentes, parece claro que este pequeño espacio abovedado fue construido para dejar constancia del traslado de las reliquias de San Eugenio, y del protagonismo que tuvo D. Pedro Manrique en esta tarea.

Jose María Gutiérrez Arias
http://www.consorciotoledo.org/la-cupula-petrvs-manriqve/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...