sábado, 7 de enero de 2017

Visigodos: desde su origen hasta las puertas de Hispania (I)

Los godos fueron una tribu de origen germánico y aunque no es seguro ya que existen diferentes teorías sobre su procedencia, parece ser que emigraron desde Götaland, en el sur de Suecia y en el siglo I A.C. se dirigieron a las costas polacas.

Parece que todos los pueblos germánicos proceden de esta zona del norte de Europa.

Desde allí, quizá debido a cambios climáticos que convirtieron sus tierras enn demasiado frías, se desplazaron hacia el sur y el este y en el siglo II D.C. se establecen en las estepas de lo que hoy es Ucrania y en las costas del mar Negro acabando con los restos del reino escita que se asentaba allí.

Los godos en este punto se dividieron y una gran parte de ellos se quedaron en estas regiones y a partir de entonces se les conocerá con el nombre de ostrogodos, los godos del este.

El resto se desplazó hacia las actuales llanuras de Rumanía y Hungría, se los conocerá a partir de entonces como los visigodos, los godos del oeste.

En el año 270 D.C., el emperador romano, Aureliano, se ve obligado a retirarse parcialmente de la provincia de la Dacia, y su lugar lo ocupan por los visigodos, que se establecen como federados del imperio. 



Esta pacto o foedum entre el imperio y los visigodos, les obligará a prestar apoyo militar a Roma a cambio de tierras, alimentos y dinero. 

La economía de los visigodos y los godos en general estaba basada fundamentalmente en la agricultura y ganadería, estaban poco influenciados por los romanos y su desarrollo material y cultural era poco avanzado comparado con ellos. 

Los visigodos, al igual que los romanos en esta época, eran cristianos, pero practicaban el arrianismo, doctrina creada por Arrio, un sacerdote de la ciudad de Alejandría, pero fue el obispo Ulfilas, quien se encargó posteriormente de convertir a los godos al cristianismo arriano.

Los visigodos en el Imperio Romano 

En el año 375 D.C., las tribus euroasiáticas de los hunos, se desplazan desde las estepas asiáticas del sur de Rusia hacia el oeste presionando y desplazando a su vez a los ostrogodos, que de la misma forma empujan a los visigodos contra las fronteras del imperio romano. 

En el año 376, un grupo muy numeroso de visigodos, con sus caudillos Fritigernio y Alavivo, intentaron cruzar la frontera del Danubio porque se moría de habmre y su situación era realmente desesperada. 
El emperador romano Valente les permitió la entrada.

Se produjeron a partir de entonces interminables abusos por parte de las autoridades romanas quienes les explotaron miserablemente, aprovechándose de ellos y de su situación. La chispa estalló cuando fueron asesinados algunos importantes visigodos próximos a los caudillos Fritigernio y Alavivo. 

Los visigodos comenzaron a asolar la región y la rebelión llego a ser tan grave y preocupante que el mismo emperador romano, Valente, se dirigió personalmente para acabar con ella. 

El 19 de Agosto de 378 cerca de la ciudad de Adrianápolis, tiene lugar una de las batallas mas importantes y decisivas en la historia del mundo. Unos 18.000 visigodos se enfrentaron y derrotaron a unos 70.000 romanos, el mismo emperador moriría en la batalla. 
Posteriormente se dirigieron contra la propia ciudad que no pudieron tomar, se retiraron y con la misma intención marcharon contra Constantinopla, pero no estaban preparado para la guerra de asedio y fuesen fácilmente rechazados. 

A partir de entonces se quedarían en los Balcanes dedicándose al saqueo en busca de botín. 

La derrota en Adrianápolis supuso un duro mazazo para el ejército romano del que ya nunca se recuperaría.

Teodosio el Grande 

Entre los años 379 y 382, dos líneas básicos definen la política de Teodosio el Grande, el emperador de Roma: la elección del cristianismo como religión oficial del imperio y la alianza con algunos pueblos germanos mediante el establecimiento de pactos, los foedum.

Gracias a estos pactos, se permitó a los visigodos establecerse durante 100 años en las provincias de Mesia y en el norte de la Tracia y tener sus propios caudillos y ejércitos, a cambio, tenían que prestar colaboración militar cuando fuese requerida.

En el año 394 se produjo un enfrentamiento entre el emperador y un usurpador al trono, Eugenio junto a su marical de campo, Argobastro, de origen franco.
Teodosio, con la ayuda decisiva de los visigodos y de su nuevo rey Alarico, los derrotó en la batalla del río Frígido, en la actual frontera italo-eslovena.

Los visigodos se llevaron la peor parte, recibieron y aguantaron los mas duros embates sufriendo numerosas bajas

A pesar del apoyo de Alarico y de combatir junto a los romanos, este nunca gozó de la confianza de Teodosio, no recibió ningún cargo militar importante. Todo esto creó un profundo malestar entre los visigodos que provocó la sublevación de Alarico que comenzó a devastar las regiones de la Tracia y Macedonia. 

El general Estilicón 

Al morir Teodosio, dividió el imperio entre sus dos jóvenes hijos, Honorio de 10 años, recibio la parte occidental y Arcadio de 18 la oriental. 

Debido a la juventud de ambos, se nombró a un protector, el general Estilicón. 

Estilicón adquirió gran influencia sobre Occidente (una hija suya había contraído matrimonio con Honorio), pero no así sobre Oriente y sobre el emperador Arcadio, que estaba a su vez asesorado por su consejero Rufino. 

Las relaciones entre las dos mitades del imperio fueron tirantes y ello facilitó muchas las cosas a Alarico que seguía devastando y asolando el imperio.

En el año 395, Estilicón, al mando de un gran ejército compuesto de contigentes occidentales y orientales se lanza contra el rey visigodo llegándole a cercar en Tesalia. 

La victoria estaba hecha, pero Rufino, receloso de la gloria que podía adquirir Estilicon, convence a Arcadio para que le ordene retirar su ejército y Alarico consigue escapar de un mas que seguro final y aprovecha la oportunidad para continuar su campaña de devastaciones en Tebas, Atenas, y la región del Peloponeso (Megara, Corinto, Esparta, Argosta). Arcadio no puede detenerlo y es de nuevo Estilicón el que acude con la intención de acabar con el rey visigodo. 
Alarico es otra vez cercado pero incomprensiblemente consigue huir con su fuerza militar intacta y un botín muy cuantioso acumulado en años de saqueos. 

Se dirige a su próximo objetivo, Italia. 

http://trianguloequidlatere.blogspot.com.es/2012/03/los-visigodos-desde-su-origen-hasta-las.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...