domingo, 7 de agosto de 2022

En Ruta con los Romanos por la Betica, Sevilla (I): De la Ciudad romana de Laelia a la Ciudad romana de Orippo

 

Anfiteatro romano de Santiponce

 
Italica, Sevilla

Basílica Tardorromana de Gerena

 
Batalla de Ilipa

 
Mosaico romano en el Museo Arqueologico de Sevilla

 
Murallas romanas de Sevilla

 
Mosaico del Palacio de Lebrija, Sevilla

Durante el siglo IV a.C. aparece en el Mediterráneo un nuevo jugador dispuesto a tomar el relevo a cartaginenses, fenicios y griegos: Roma. 

Si con griegos y fenicios se trató de una disputa comercial y política que acabó con la absorcón de los territorios de ambos, Cartago disponía de suficiente poder militar para plantar cara a la nueva república y frenar sus ánimos expansionistas. 

La provincia romana de Bética (en latín, Bætica) fue una de las provincias romanas que existieron en la península ibérica, llamada por los romanos Hispania. Tomó su nombre del río Betis (en latín Bætis), llamado en la actualidad río Guadalquivir; su capital en la época romana fue la Colonia Patricia Corduba, la actual ciudad española de Córdoba, en Andalucía. Posteriormente, en el periodo visigodo, la capital pasó a ser Hispalis, la actual ciudad de Sevilla.

La Bética tuvo una importante aportación al conjunto del Imperio romano, tanto económica como cultural y política. En el terreno económico fue muy significativa la extracción de minerales (oro, plata, cobre y plomo) y la agricultura, con la producción y exportación sobre todo de cereales, aceite y vino, estos dos últimos especialmente famosos en todo el Imperio junto con el garum. 

En el terreno político, la Bética fue durante mucho tiempo una provincia senatorial que, debido a su alto grado de romanización, dependía del poder político del Senado, no del poder militar del emperador. En ella se libró la decisiva Batalla de Munda entre populares y optimates, partidarios de César y Pompeyo, respectivamente. Además, dio a Roma los emperadores Trajano y Adriano, naturales de Itálica, y al filósofo cordobés Séneca, entre muchos otros.

Indice:

1. Como llegar a la Ciudad romana de Laelia

El yacimiento del cerro de La Cabeza se halla en la cornisa noroeste del Aljarafe entre las poblaciones de Olivares y Albaida del Aljarafe, una zona muy rica en localizaciones arqueológicas que se remontan al final del neolítico y el calcolítico, entre el 5000 y el 3000 a.n.e.


Se trata de una elevación del terreno no natural, tell, producto de la superposición de construcciones de diversas culturas; bajo él existen 20 metros de estructuras y rellenos históricos superpuestos.

2. Croquis de nuestra ruta


A cerca de Itálica

Se trata de una antigua ciudad romana que llego a ocupar unas 52 hectáreas aproximadamente y donde actualmente puedes encontrar los restos de algunas ruinas como las de un anfiteatro romano, murallas romanas, acueductos, termas y casas.
 

para saber mas:

miércoles, 3 de agosto de 2022

Excursión de Fin de Semana al Paraiso del Surf: Tarifa, Cadiz


Deportes Acuaticos en Tarifa, Cadiz

Tarifa, Cadiz


Tarifa y La Isla de las Palomas

Calles de Tarifa


Tarifa y el Estrecho de Gibraltar


Castillo de Guzman el Bueno, Tarifa

Playa de Valdevaqueros, Tarifa

Asomada al mar, en el punto más meridional de Europa y más cercano a África, Tarifa es una de las ciudades costeras con mayor proyección turística, al convertirse en el reino del kitesurf.

Al sur del sur, se encuentra la puerta de entrada y salida de dos continentes. También conocida como la ciudad del viento, Tarifa es una de las localidades de la provincia de Cádiz con más atractivos para el viajero, divertida e interesante.

A sus numerosos restos prehistóricos (como las pinturas naturalistas de la cueva del Moro y la necrópolis de los Algarbes) suma los vestigios fenicios de la isla de las Palomas y sobre todo los de época romana, con la valiosa ciudad de Baelo Claudia, el hallazgo arqueológico más valioso de toda la provincia.

Llamada por los musulmanes AI-Yazirat Tarif (Isla de Tarif) ha sido importante punto estratégico como zona fronteriza, plaza fuerte ante incursiones piratas y enclave militar frente a las posesiones inglesas de Gibraltar.

De las murallas de los ss. X-XVI se observan dos tramos diferenciados: el primero de época islámica que rodeaba un recinto más pequeño y el segundo que abarca todo el casco antiguo. En él se encuentran la iglesia Mayor de San Mateo, San Francisco y la de Santa María.

Sus idílicas y extensas playas azotadas por el viento de levante hacen de Tarifa un lugar de culto para los aficionados a deportes náuticos como el kitesurf, el flysurf, el paddle surf o el submarinismo, entre otros.


Indice:


1. Cómo llegar a Tarifa


Para llegar a Tarifa puedes aterrizar en los aeropuertos de Jerez de la Frontera (Cádiz), Sevilla o Málaga, y trasladarte en coche o bus desde estas ciudades.

El bus de Sevilla a Tarifa te llevará unas 3 horas, el de Málaga dos horas y media, mientras que el de Cádiz un poco menos de 2 horas, aunque si quieres acercarte a las playas, la mejor opción es alquilar coche.

Otra alternativa para visitar la ciudad en un día, si estás alojado en Cádiz y no dispones de coche, es reservar esta excursión a Tarifa, Zahara de los Atunes y Baelo Claudia con guía en español.

Situada en la punta más meridional de Europa, entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico y a tan solo 14 kilómetros de las costas de África.

Tarifa enamora por sus más de 20 kilómetros de playas vírgenes de arena fina y aguas cristalinas, su precioso casco histórico lleno de callejuelas para perderse y tiendas de artesanía, su buen ambiente joven y despreocupado, y una deliciosa gastronomía de tapas y platos de pescado y marisco recién salidos del mar.

Además, esta ciudad gaditana se ha hecho famosa por sus fuertes rachas de viento de levante y poniente que la han convertido en la meca del kitesurf y el windsurf.



Aunque con medio día es suficiente para conocer sus principales puntos de interés, es recomendable hacer noche en la ciudad y acercarte a las playas de la costa gaditana más famosas como la de Bolonia y los Alemanes, además de visitar las fantásticas ruinas de Baelo Claudia para tener una visión completa de esta zona.

2. Algo de Historia sobre Tarifa

Prehistoria

Como todo el norte del Estrecho de Gibraltar, Tarifa es rica en yacimientos de arte rupestre que atestiguan la presencia de culturas desde el paleolítico.

El conjunto de cuevas y abrigos existentes desde Tarifa hasta Medina-Sidonia corresponden a un lapso de tiempo muy amplio abarcando desde el Paleolítico superior hasta la Edad de Bronce y que ha venido a denominarse Arte sureño. Tarifa posee alrededor de sesenta de estos abrigos, entre ellos los más antiguos de la región. Destaca del Paleolítico Superior la Cueva del Moro con grabados rupestres representando caballos y otros elementos de la fauna local.
Edad antigua

Basílica de Baelo Claudia

Existen indicios arqueológicos de la presencia de al menos dos asentamientos púnicos de cierta importancia dentro del término municipal de Tarifa.

El principal yacimiento localizado es el que contiene una serie de tumbas hipogeas localizadas en 1987 en la Isla de Las Palomas que sugieren un poblamiento púnico bajo la actual ciudad de Tarifa.

La segunda localización se situaría en Baelo Claudia o en sus proximidades y aunque no han aparecido restos arqueológicos se conocen monedas emitidas en esta ciudad con la leyenda doble Bailo/BLN, cuyo segundo topónimo se encuentra escrito en lengua neopúnica.​

Hasta la localización de estructuras púnicas en esa ciudad debe considerarse que la fundación de la Baelo Claudia romana se lleva a cabo en el siglo ii a. C.. Esta importante ciudad aparece desde muy temprano relacionada con la pesca y el comercio con el norte de África, principalmente con Tingis, la actual Tánger. A mediados del siglo i, durante el reinado de Claudio adquiere Baelo Claudia su mayor importancia al otorgársele el rango de municipio romano.​

El extraordinario conocimiento existente sobre la ciudad de Baelo contrasta con la incertidumbre sobre la ubicación de una segunda ciudad dentro del término municipal de Tarifa. El Itinerario Antonino al describir la ruta entre Malaka y Gades indica que entre las ciudades de Calpe Carteian (Carteya) y Belone Claudia (Baelo Claudia), perfectamente localizadas actualmente, se encontraban de este a oeste las ciudades de Porto Albo (Portus Albus) y Mellaria.

Por otra parte el Anónimo de Rávena, que describe la misma ruta, indica que entre Cartetia (Carteya) y Belone (Baelo Claudia) se situaban Traducta (Iulia Traducta), Cetraria (Caetaria) y Melaria.
Reloj solar de Baelo Claudia

Se pueden encontrar, según estas fuentes, cuatro ciudades en ese tramo de costa, Portus Albus, Iulia Traducta, Caetaria y Mellaria.

La nombrada Caetaria o Cetraria correspondería a una ciudad existente en la actual ensenada de Getares, cuyo nombre actual parece derivar del latino y cuyos restos arqueológicos han sido localizados. Quedaría pues que la ciudad de Mellaria se encontraría entre Baelo y Getares y Iulia Traducta entre esta ensenada y Carteya.

Tres localizaciones se han propuesto para la ciudad de Mellaria, la desembocadura del Río del Valle, el estuario del río Jara y la actual ciudad de Tarifa, todas ellas situadas en un corto tramo de costa,​ y la última de las cuales es la que hoy día se considera más probable en relación sobre todo a la continuidad urbana de los yacimientos púnicos de la isla y los posteriores visigodos.

​ Sea como sea es conocido que esta ciudad no llegó a alcanzar el título de municipium y su importancia se vio eclipsada por el importante núcleo de Baelo Claudia.

El progresivo abandono de Baelo Claudia tuvo lugar a partir del siglo iv, debido probablemente a que la ciudad se vio seriamente afectada por un terremoto aunque con posterioridad tanto Baelo como Mellaria aparecen citadas como puerto de embarque para los vándalos desde Hispania a África.​

Mellaria por su parte parece haber sido lugar de asentamiento de los visigodos y probablemente bizantinos a tenor del descubrimiento en el subsuelo del Castillo de Los Guzmanes de varias inscripciones epigráficas datadas en el siglo vii.​

Servando y Germán, patronos de la diócesis de Cádiz, probablemente fueron martirizados a principios del siglo iv en el Cerro de Torrejosa o Almodóvar (a 5 km de Facinas en término de Tarifa).
Edad Media

Torre albarrana denominada de Guzmán el Bueno y coracha que la une al Castillo de Tarifa

En 710 Tarif Abu Zara, comandante de Tarik, desembarcó en la Isla de Las Palomas y llevó a cabo una expedición por la costa norte del Estrecho con el objetivo de comprobar la envergadura de las fuerzas militares presentes. Tras constatar la ausencia de defensa informó a Tarik. Un año después 9000 hombres desembarcaron en el peñón de Gibraltar y emprendieron la conquista de la península ibérica.

Durante sus primeros siglos de existencia, la recién fundada Al-Yazirat Tarif no pasó de ser una pequeña ciudad de pescadores. Pero a partir del siglo x comenzó a fortificarse la ciudad, los fatimíes habían llegado al norte de África amenazando a la dinastía Omeya reinante en Al-Ándalus. Por orden de Abderramán III se construyó una gran fortaleza en la ciudad, que fue finalizada en 960.
Estatua de Sancho IV, conquistador de Tarifa

Tarifa pasará en los siglos siguientes a depender primero del Reino Taifa de Algeciras en 1031 para más tarde hacerlo del de Sevilla en 1057.

A partir de 1085 las tropas comandadas por Alfonso VI amenazaban las fronteras del Reino de Sevilla de Al-Mutamid.

Es por ello que el sevillano debió pedir ayuda a los almorávides de Yusuf ibn Tasufin quien se estableció en Algeciras.​

Tras hacerse fuertes en las ciudades de Algeciras y Tarifa, los almorávides no se limitaron a defender a sus aliados, sino que comenzaron la conquista de Al-Ándalus.

Años más tarde, en 1147 fueron los Almohades los que, entrando a través del Estrecho de Gibraltar, se establecerían en toda la región hasta su declive tras la batalla de las Navas de Tolosa en 1212.

En 1231 Tarifa pasó a depender de nuevo del Reino Taifa de Algeciras tras la expulsión de los Almorávides de la zona.​

En 1273 el rey de Granada pidió ayuda a los benimerines del Marruecos entregándoles las ciudades de Tarifa y Algeciras donde se hacen fuertes y comienzan la defensa de la frontera occidental del Reino de Granada con Castilla. La importancia estratégica de la plaza hizo que en 1292 Sancho IV de Castilla pusiera cerco a la ciudad y la rindiera el 21 de septiembre de ese mismo año.

Tarifa quedó entonces en manos castellanas y su defensa se encargó a Alonso Pérez de Guzmán.

La amenaza benimerín fue, sin embargo, constante y en 1294 serían las tropas norteafricanas las que se presentarían frente a las murallas de Tarifa y a pesar de la dureza del asedio la ciudad resistió.

​ Ocurrió en este asedio que los benimerines capturaron al hijo de Alonso Pérez de Guzmán y ofrecieron a este liberarlo a cambio de la villa. Según las crónicas de la época, el defensor de Tarifa se negó a entregar la ciudad y ofreció su propio puñal para matar a su hijo.​

En 1340 pusieron de nuevo cerco a Tarifa las tropas benimerines; el gobernador de la ciudad en estos momentos era Juan Benavides. Tarifa resistió el sitio desde el 23 de septiembre hasta el 29 de octubre, día en el que llegaron al lugar las tropas de los reinos de Castilla y Portugal que obligaron a los sitiadores a replegarse hacia Algeciras y hacia la campiña tarifeña.

El día siguiente, el grueso de las tropas castellanas y portuguesas acometieron contra las norteafricanas en las proximidades del río Salado, cerca de la ciudad, derrotándolas en la hoy conocida como Batalla del Salado.
Edad moderna y contemporánea


En 1514, Carlos I de España concedió el título de Marqués de Tarifa a Fadrique Enríquez V delimitándose el año siguiente los terrenos y propiedades que pasarían a depender del marquesado. Las principales villas del señorío eran Bornos, Espera, Alcalá de los Gazules y la propia Tarifa.

En 1530, varios vecinos de la villa exigieron ante el rey la devolución de las tierras adquiridas ilegalmente, así como la devolución de los beneficios obtenidos de ellas durante los anteriores 15 años.​

En 1536, se firmaba la concordia entre el concejo de la ciudad y el marqués de Tarifa, pero al no cumplirse la resolución volvió a presentarse una nueva demanda en 1564, en la que se pidió la incorporación de los términos de Tarifa al patrimonio real. Habría que esperar hasta 1596 para que la Real Chancillería de Granada retirara el marquesado de Tarifa al ya quinto marqués Fernando IV Enríquez.​

A raíz de la toma británica de la ciudad de Gibraltar en 1704 Tarifa adquirió de nuevo gran importancia estratégica. Ya desde el siglo anterior se habían formado milicias en la ciudad que vigilaban y defendían la costa tarifeña hasta la Bahía de Algeciras frente al desembarco de piratas berberiscos, pero fue en 1705 cuando se formó oficialmente la llamada Compañía de Escopeteros de Getares integrada dentro del ejército español.

Esta compañía fue formada por vecinos tarifeños y tenía su centro de acción primero en la ensenada de Getares para más tarde hacerlo en el Fuerte de El Tolmo. Este cuerpo armado vería su fin en 1829.​

Comenzada la Guerra de la Independencia en 1808 tropas españolas se acuartelaron en la ciudad a la espera de los movimientos franceses en Cádiz. Un primer intento de ocupación fue llevado a cabo el 14 de octubre de 1811 por las tropas del general francés Godinot, que se dirigió hacia Tarifa, pero fue parado en el Paso de la Peña por fuego terrestre y naval enemigo, y no pudo proseguir; atacado por el general Ballesteros, se retiró hacia Sevilla, donde poco después se suicidó.​

El 20 de diciembre de 1811 las tropas napoleónicas al mando del General Jean-François Leval pusieron sitio a la ciudad, que se hallaba bien defendida por una guarnición de más de 2000 hombres de los ejércitos de España y Reino Unido; el 30 del mismo mes consiguieron abrir brecha en sus murallas, justo en el lugar en el que un arroyo atravesaba las murallas.

Las tropas francesas penetraron en la ciudad, pero encontraron fuerte resistencia por parte de los soldados españoles comandados por Francisco Copons, más tarde conde de Tarifa.

Las fuerzas francesas parecían superar a las tarifeñas y a punto estuvieron los defensores de rendirse hasta que debido a las fuertes lluvias se desbordó el arroyo y las tropas de Francia se vieron sorprendidas por la crecida de las aguas. Los soldados de Leval debieron abandonar el asalto y se retiraron de la ciudad el día 4 de enero de 1812.
Búnker construido en la década de 1940 en la playa de Los Lances como parte del Proyecto de fortificación del Estrecho

El 7 de marzo de 1925 salió a subasta la construcción en la ciudad de un puerto al abrigo de la Isla de Las Palomas quedando ésta adjudicada a la Sociedad Anónima de Construcciones y Pavimentos.​

En los años siguientes se procedió a construir los dos diques de abrigo que darían amparo a la flota pesquera y a los barcos que hacían la ruta hacia Tánger.

Las obras terminarían con la inauguración el 30 de mayo de 1944 de la escultura al Sagrado Corazón de Jesús en el extremo del dique del mismo nombre llamado popularmente punta del santo.​

Tras la finalización de la guerra civil española el área del Estrecho se vio sometida a un fuerte proceso de fortificación. En los alrededores de la ciudad de Tarifa fueron muchos los búnkeres de ametralladoras que se construyeron a lo largo de la costa al amparo del denominado Plan defensivo del Campo de Gibraltar.​

Años después, en 1954, la Empresa Nacional Bazán construyó frente al Castillo de Santa Catalina la Base Naval de Tarifa integrada en el puerto de la ciudad que supuso la llegada de lanchas torpederas y submarinos a la ciudad.​

En los decenios siguientes y de forma paulatina la ciudad se consagra como un importante centro turístico que evolucionará con el paso de los tiempos hasta el actual modelo de turismo deportivo ligado al mar y turismo rural.

3. Que ver y hacer en Tarifa, Imprescindibles


Basándonos en la experiencia del tiempo que pasamos en esta ciudad durante nuestra última ruta por Andalucía en coche y situada entre los lugares que ver en Andalucia más bonitos, hemos realizado esta lista de los que creemos son los 10 lugares que ver en Tarifa imprescindibles. ¡Empezamos!


para saber mas:

sábado, 30 de julio de 2022

Ruta por las Torres y Castillos del Rio Genil: De Granada a Palma del Rio

 
  
  Alhsmbra de Granada


Castillo de Iznsajar, Cordoba

Alcazaba de Loja, Granada

Murallas de Palma del Rio, Córdoba

El Valle del Rio Genil es una territorio con una gran importancia histórica, lo cual se hace presente en sus monumentos. Un impresionante conjunto patrimonial que debes descubrir adentrándote en sus municipios. Una ruta por algunos de los torres y castillos es la opción perfecta para conocer a fondo la historia del lugar.

El río Genil es un largo río del sur de España que nace en Sierra Nevada, provincia de Granada, y desemboca en el río Guadalquivir en Palma del Río, provincia de Córdoba.



Es el segundo río más largo de Andalucía y el séptimo de la península ibérica, tras el propio Guadalquivir y el río Júcar.
 
Uniion del Rio Genil y el Guadalquivir

El río Genil pasa por los núcleos de Pinos Genil, Granada, Chauchina, Fuente Vaqueros, Láchar, Villanueva Mesía, Huétor Tájar, Loja, Iznájar, Cuevas de San Marcos, Benamejí, Puente Genil, Isla Redonda-La Aceñuela y Écija, desembocando en el Guadalquivir en Palma del Río.

Indice:

1. Como Llegar a La Alhambra de Granada



El Aeropuerto Nacional de Granada Federico García Lorca

Se encuentra a 15 Km. de la ciudad por la autovía A-92, en el término municipal de Chauchina.

Web de Aena, aeropuerto de Granada y Jaén
Tel.: 958 245 200/23
Tel.: 902 400 500

Oficina de Información Turística del Patronato Provincial en el Aeropuerto Federico García Lorca. Salidas y llegadas
18330 Chauchina. Tel.: 958 245 269 infotur@dipgra.es www.turgranada.es

Cómo desplazarse desde y hacia el Aeropuerto.
El modo de llegar a él o desplazarse desde él es mediante coche particular, coche de alquiler, taxi o autobús.

Autobús

Enlaza el recinto aeroportuario con la ciudad.
Hace el recorrido: Aeropuerto - La Caleta - Avda. de la Constitución - Gran Vía - Palacio de Congresos.
Las paradas se encuentran en la zona de llegadas del aeropuerto.

Horarios:
Aeropuerto-Granada: 9.05, 10.00, 12.00, 13.50, 16.00, 18.20, 19.50, 21.00 y 23.00.
Granada-aeropuerto: 7.50, 9.20, 10.30, 11.20, 14.20, 16.10, 17.10, 18.30 y 19.25.

Les recomendamos que consulte estos horarios, así como las paradas, en la página web de la empresa Autocares José González, que presta el servicio.

Precio: 3 €.
Teléfono: 958 490 164

Tren

RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles de España)

La estación ferroviaria está ubicada dentro de la ciudad, muy céntrica.

Avda. Andaluces s/n. 18014 Granada
Teléfono de contacto: 958 204 000
Teléfono de reservas nacionales: 902 240 202
Teléfono de reservas internacionales: 934 901 122

Horario de la estación: 7:00h a 23:30h
Email: atencionviajero@renfe.es
URL: www.renfe.com

Tren Turístico Al-Andalus Expreso
Teléfono: 902 169 900
Mail: alandalus@alandalusexpreso.com
Web: www.alandalusexpreso.com

Autobus

Estación de Autobuses Ctra.
Jaén, s/n. 18014 Granada
Tel.: 958 185 480 / 958 251 358

EMPRESAS Y DESTINOS:

Alsina Graells Sur. Andalucía.
Tel.: 958 185 480 / 958 251 35
Teléfono de reservas nacionales: 902 240 202
www.continental-auto.es

Madrid / Granada
Tel.: 958 185 480
www.continental-auto.es

Andalucía
Autedia Maestra
Tel.: 958 153 636 / 958 280 592

Granada / Sierra Nevada
Autocares Bonal
Tel.: 958 273 100 / 958 272 497 | Fax 958 461 986

Por carretera, la autovía A-92 la comunica con Sevilla en dos horas y media y con Málaga en una hora y media, lo que la convierte en un excelente punto de arranque a la hora de visitar Andalucía.

2. Croquis de nuestra Ruta

Comenzamos nuestra ruta, casi oblogatoriamente en Granada




para saber mas:

martes, 26 de julio de 2022

Escapada de Fin de Semana a la Ciudad de Melilla


Ciudad de Melilla, España



Melilla la Vieja


Edificios Modernistas en Melilla

Playa de los Cárabos, Melilla

Melilla es una ciudad autónoma española situada en el norte de África, a orillas del mar Mediterráneo. Enclavada en el corazón de la región del Rif, alberga una población de 86 487 habitantes y presenta diversas particularidades fruto de su posición geográfica y de su historia, tanto en la composición de su población, como en su actividad económica y en su cultura, resultado de la convivencia de cristianos, musulmanes y judíos desde el siglo xix.

Se extiende sobre unos 12 km² de superficie en la parte oriental del cabo de Tres Forcas. Limita por mar con el mar de Alborán (al este) y con Marruecos por tierra, concretamente con las comunas de Mariguari y Farhana al norte y el oeste y con la ciudad de Beni-Enzar al sur. También está incluida en la zona geográfica natural de Guelaya.


Cuenta con una fortaleza, Melilla La Vieja, construida entre los siglos xvi y xviii, dotada de almacenes, aljibes, baluartes, fosos, fuertes, cuevas, minas, capillas (una de ellas, la única obra religiosa gótica de África) y hospitales, que hacen de ella la más completa de esta orilla del Mediterráneo, aparte de los fuertes exteriores neomedievales, construidos durante el siglo xix. 

El patrimonio arquitectónico de la ciudad, situado en el llamado Ensanche de Melilla, está considerado como uno de los mejores exponentes del estilo modernista español de principios del xx.​

Índice


1. Como llegar a Melilla


Se sitúa al noroeste del continente africano, bañada por el mar de Alborán y frente a las costas de Almería. 

Se encuentra dispuesta en un amplio semicírculo en torno a las playas y el puerto, en la cara oriental de la península de cabo de Tres Forcas, a los pies del Monte Gurugú y en la desembocadura del río de Oro, a dos metros de altitud sobre el nivel del mar. 

 El núcleo urbano originario era una fortaleza construida sobre un montículo peninsular de unos 30 m de altura.

Transporte aéreo

El aeropuerto de Melilla: vuelos diarios desde los aeropuertos de 

Málaga AGP/LEMG, 
Granada GRX/LEGR, 
Almería LEI/LEAM (se retoma la ruta en mayo, anulada en 2017), 
Madrid MAD/LEMD 
y Sevilla SVQ/LEZL; y estacionales (en temporadas vacacionales o aisladas) 

desde 
BarcelonaBCN/LEBL, 
Valencia VLC/LEVC, 
Palma de Mallorca PMI/LEPA y Gran Canaria LPA/GCLP.

Las aerolíneas que actualmente operan desde y hacia el aeropuerto son Iberia-Air Nostrum y Air Europa.

Transporte marítimo

El puerto de Melilla comunica la ciudad con ferries diarios hacia Málaga, Almería y Motril. 

Las navieras que comunican con Málaga y Almería son Baleària y Transmediterránea, y la que comunica con Motril es la FRS. 
2. Algo de historia sobre Melilla

Edad Antigua

La ciudad de Melilla remonta su historia al establecimiento en el siglo vii a. C de comerciantes fenicios que aprovecharon su situación cercana al estrecho de Gibraltar y las rutas comerciales del Mediterráneo occidental para prosperar, y alcanzaron su esplendor hacia el siglo ii a. C. 

Con la decadencia púnica, Rusadir formará parte del reino de Mauretania, que sería incorporado a la provincia romana de Mauritania Tingitana en el año 42 d. C.
Edad Media

Con la llegada de los árabes a partir del 680, la península de Guelaya es obviada para continuar la conquista de la antigua Hispania, al cruzar el estrecho Tariq en el 711 y continuarían los árabes hasta el 732 en la antigua Hispania Septimana; pero una guerra entre las ciudades de Fez y Tremecén hará que la población de Rusadir abandone las ya ruinas melillenses.

Así, el territorio permaneció abandonado hasta que en el 927 Malila fue tomada por una flota mandada desde Málaga por el califa Abderramán III. En el siglo XI la taifa de Melilla se constituyó tras la disgregación del Califato de Córdoba.

​ Se trataba de una ciudad amurallada, con la medina se ubicaba en el cerro del Cubo, hallazgos de una necrópolis en el cerro San Cristóbal y huertas extramuros. Los restos arqueológicos de la época de Al Andalus son escasos por la superposición de fortificaciones en siglos sucesivos.
Edad Moderna


Melilla y sus fortalezas como Fuerte de Victoria Grande, Castillo de San Carlos o Fuerte del Rosario, en la segunda mitad del siglo xviii

La expansión de portugueses y castellanos en el norte del Reino de Fez durante el siglo xv culminó con la toma de Melilla por Pedro de Estopiñán en 1497 en una expedición iniciada por el Juan Alonso Pérez de Guzmán, duque de Medina Sidonia, incorporándose la plaza de Melilla a la jurisdicción realenga de la Corona de Castilla.​

En 1767 se firmó el Tratado de Paz y Comercio con Marruecos, firmado por Jorge Juan como embajador extraordinario en Marruecos y el embajador marroquí del sultán Mohammed III Hamed El Gazel. 

Pese a lo firmado, en 1774 se produjo el sitio de Melilla por parte del sultán Mohamed ben Abdallah que pretendía, con apoyo inglés, la toma de las plazas cristianas del norte de África. La ciudad fue defendida por el mariscal de campo Juan Sherlock.​ En 1780 se firmó el Tratado de Aranjuez que aseguraba el libre comercio en los puertos de España y Marruecos.

Edad Contemporánea

Recintos fortificados de Melilla la Vieja en 1849

Perímetro de Melilla fijado en el Tratado de Wad-Ras tras la Guerra de África.

En 1860 con el Tratado de Wad-Ras que puso fin a la Guerra de África, firmado por la reina Isabel II de España y Mohámmed IV de Marruecos, se establecieron los límites fronterizos de la ciudad con Marruecos, trazados hasta donde alcanzaban los disparos del cañón de El Caminante, según lo estipulado en dicho tratado. 

En 1863 Ceuta, Melilla y Chafarinas fueron declarados puertos francos y en 1864 las autoridades españolas permitieron el asentamiento libre de personas en la ciudad.

Como parte de las relaciones internacionales de la potencias europeas de finales del siglo XIX y principios del XX en 1906 se produjo la Conferencia Internacional de Algeciras, por la que Francia estableció el Protectorado francés de Marruecos y España el Protectorado Español de Marruecos. Los intereses económicos y políticos produjeron primero en la Guerra de Melilla (1909) y la Guerra del Rif (1911-1926).

Campamentos militares de la Guerra del Rif en el barrio del Real de ciudad en la década de 1920

El establecimiento del protectorado y la amplia dotación militar a consecuencia de la Guerra de Margallo (1893-1894) tuvieron efectos muy positivos en la economía de la ciudad, que se convirtió en la capital económica de la parte oriental.​ 

La explotación de hierro de La Compañía Española de Minas del Rif, una de las pocas explotaciones mineras españolas de capital español, y de plomo de Monte Afra, ambas en Beni Buifrur, propició la construcción del Ensanche Modernista de Melilla, de tal manera que Melilla es la segunda ciudad española en número de edificios modernistas, solo por detrás de Barcelona. 

La Guerra del Rif, durante la cual se produjo el Desastre de Annual (1921), la mayor derrota militar de la historia de España, fue narrada por numerosos periodistas y cronistas de guerra desplazados a Melilla y por el diario Telegrama del Rif.

Tras la larga y sangrienta Guerra del Rif la guarnición militar del Protectorado Español de Marruecos era la más numerosa de España. La rebelión militar de Melilla de 17 de julio de 1936 fue el primer movimiento que significó la Guerra Civil Española.

En 1953 el Conjunto Histórico de Melilla fue declarado Bien de Interés Cultural, el incluyendo la fortificación de Melilla La Vieja, el Ensanche Modernista y algunas zonas del barrio Industrial y del Real. España y Marruecos firmaron el 7 de abril de 1956 la Declaración Conjunta Hispano-Marroquí, que supuso el fin del Protectorado Español de Marruecos.

El Estatuto de Autonomía de Melilla fue promulgado por la Ley Orgánica 2/1995, del 13 de marzo. Hasta esa fecha Melilla, había sido un municipio de la provincia de Málaga.

​ En 1998 se construyó la valla de Melilla como parte de la frontera entre España y Marruecos. En 2001 se produjo la supresión del Servicio Militar obligatorio, cuyo recuerdo conmemora la Estatua del Soldado de Reemplazo a la entrada del Puerto de Melilla. En 2007 se inauguraron el Museo de Arqueología e Historia de Melilla y el Museo Etnográfico de las Culturas Amazig y Sefardí.


La llegada sin precedentes de inmigrantes ilegales a la UE, sobre todo después de 2015, han puesto de manifiesto las carencias en las políticas sobre fronteras e inmigración de la UE. 

3. Qué ver y hacer  en Melilla


para saber mas:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...