sábado, 26 de noviembre de 2022

En Ruta por el Camino de Santiago: De Palas de Rey a Santiago de Compostela

Castillo de Pambre, Palas de Rey

Iglesia de Vilar de Donas, Palas de Rey

 Iglesia de Santa María de Melide, S.XII

O Pedrouzo, La Coruña

Monte do Gozo, La Coruña

Plaza del Obradoiro, Santiago de Compostela

Índice:

1. Croquis de nuestra Ruta




2. Como llegar a Palas de Rey

Las conexiones terrestres hacia Palas de Rei se hace a través de la N-457 (carretera que une Santiago y Lugo), en la cual podríamos desviarnos con la N-540 que nos conduciría hasta Orense 


Para todos aquellos que necesiten hacer un alto o regresar a sus localidades de origen, lo más sencillo es trasladarse hasta Santiago o Lugo y planear desde allí el viaje.

3. Palas de Rey

Palas de Rey, Lugo

Palas de Rei, en la comarca de Ulloa, es una localidad lucense de alrededor de 3.500 habitantes cuya historia está estrechamente entrelazada a la cultura castrense (se han encontrado numerosos restos arqueológicos que apuntan a un primitivo asentamiento). 

Gracias a la influencia del Camino de Santiago, el estilo románico penetró en la arquitectura religiosa de Palas de Rei dejando huella en sus edificios. Es de obligada visita en Palas la iglesia de Vilar de Donas, declarada monumento histórico artístico y sus pinturas murales, de lo mejor de Galicia.

Palas de Rei ©Panoramio martinidexian
Palas de Rei, "parada de descanso obligada" según el Códice Calixtino

Se supone que el nombre de Palas de Rei procede de Pallatium regis (palacio real) por haber sido la residencia del monarca visigodo Witiza a principios del siglo VIII. 

Sin duda, la historia de este tranquilo pueblo está muy vinculada al Camino de Santiago Francés. 

El Códice Calixtino recoge que desde este punto arranca la etapa final hasta la tumba del apóstol, 68 kilómetros de una jornada que Amery Picaud definió como “moderada”.

De este modo, con el auge medieval de las peregrinaciones, la localidad experimentó una importante expansión. 

El concello de Palas de Rei cuenta con un destacado patrimonio. Fue uno de los lugares de residencia favoritos de la nobleza gallega.

¿Qué ver en Palas de Rei?

Castillo de Pambre
Pazo de Ulloa
Iglesia de Vilar de Donas

Entre sus nobles piedras destaca el Castillo de Pambre, algo alejado del núcleo urbano, fue construido en el siglo XIV por Gonzalo Ozores de Ulloa. 

En esa época fue el escenario de grandes batallas entre Pedro I y Enrique de Trastamara durante la Guerra Civil Castellana. Es una de las mayores muestras de la arquitectura militar medieval que podemos encontrar en Galicia.

Castillo de Pambre, Palas de Rey

Los expertos coinciden en que la escritora coruñesa decimonónica Emilia Pardo Bazán ambientó “Los Pazos de Ulloa”, una de sus obras más famosas, en la que describe la Galicia más profunda, en el Pazo de Ulloa. 

Pazo de Ulloa, Palas de Rei

Esta propiedad de la parroquia de Curbiáns fue adquirida en el 2010 por una familia con la idea de restaurarla para convertirla en un establecimiento de turismo rural.

La Iglesia de Vilar de Donas es el único monumento que puede hacer palidecer al Castillo de Pambre. 

Iglesia de San Salvador de Vilar de Donas, Palas de Rey

Esta iglesia fue uno de los principales centros de operación de los Caballeros de la Orden de Santiago, muchos de los cuales están enterrados en este lugar.

Las conexiones terrestres hacia Palas de Rei se hace a través de la N-457 (carretera que une Santiago y Lugo), en la cual podríamos desviarnos con la N-540 que nos conduciría hasta Orense Para todos aquellos que necesiten hacer un alto o regresar a sus localidades de origen, lo más sencillo es trasladarse hasta Santiago o Lugo y planear desde allí el viaje.


para saber mas:

martes, 22 de noviembre de 2022

Escapada de Fin de Semana en Vitoria: Capital Verde de España

.

Vitoria Álava

Casco Viejo de Vitoria, Almendra Central, Álava

Catedral de Santa María, Vitoria

Anillo Verde, Vitoria

Murales en Vitoria

Bajada del Celedón, Fiestas de la Virgen Blanca, Vitoria, 4 de Agosto

Torre de Mendoza, Vitoria

Vitoria, la ciudad que se caracteriza por su espléndido verdor y sus maravillosas edificaciones de otras épocas, ofrece enormes oportunidades para vivir, para conocer y hacer turismo en Vitoria.

La combinación de espacios naturales como “el anillo verde,” sus impresionantes lagunas y su exquisita arquitectura que conjuga lo medieval y lo moderno, hacen de Vitoria un lugar que es ideal para conocer.

En el recorrido por la hermosa ciudad de Vitoria hermosa a través de naves, atrios, murallas, catedrales y parques podemos emprender una aventura apasionante en sólo dos días.

El 21 de octubre de 2010, Vitoria fue designada por la Comisión Europea como Capital Verde Europea 2012. Esta distinción pretende reconocer a aquellas ciudades que han dado pruebas constantes de cumplir las normas medioambientales, se comprometen a plantear nuevos objetivos ambiciosos para la mejora del medio ambiente y desarrollo sostenible, pueden actuar como un modelo, inspirando a otras ciudades y promover las mejores prácticas a todas las otras ciudades europeas.

Este galardón supone el máximo reconocimiento a más de treinta años de propuestas e iniciativas respetuosas con el medio ambiente. ​


Índice:

1. Como llegar a Vitoria


Vitoria dispone en la actualidad de una importante infraestructura de comunicaciones y transportes por carretera, ferrocarril y avión, con conexiones ágiles al resto de España y Europa.

Por carretera

Vitoria-Gasteiz se encuentra situada en medio de la llanada alavesa, en el camino que une Madrid al resto de Europa a través de la N-1. Se halla a 40 minutos de Bilbao; a una hora de San Sebastián y Pamplona; a menos de dos horas de Santander, a menos de tres de Zaragoza y a menos de cuatro de Madrid.

Información sobre el tráfico y el estado de las carreteras (Dirección General de Tráfico).


En autobús

La información sobre las diferentes compañías de autobuses está disponible en la web de la estación de autobuses de Vitoria.

Además, a través de la plataforma Movelia se pueden buscar y comprar online billetes de autobús.

En tren

En la página de RENFE se pueden consultar los horarios, tarifas y recorridos. También puedes informarte en la estación de tren.

En avión

Aeropuerto de Vitoria (VIT)

El aeropuerto de Vitoria (VIT) está situado a 8 km. de Vitoria-Gasteiz, en una ubicación privilegiada que permite llegar en menos de 45 minutos a Bilbao (58 km.) y en poco más de una hora a la comarca de Rioja Alavesa y ciudades como Hondarribia (121 km) o San Sebastián (116 km).

También conocido como Aeropuerto de Foronda, destaca desde el año 1994 por su volumen de tráfico de mercancías.

Conexiones: líneas regulares para pasajeros/as que conectan con los aeropuertos de Sevilla, Málaga, Palma de Mallorca, Alicante, Bruselas (Charleroi), Milán-Bérgamo y Colonia-Bonn (a partir de mayo) con la aerolínea Ryanair, y con las Islas Canarias (Las Palmas directo, y resto de las islas con conexión) con la aerolínea Binter.

Parking: se sitúa a escasos metros de la terminal. Es un parking de vehículos no vigilado gratuito y parking de autobuses.

El Traslado desde el Aeropuerto al Hotel puedes contratarlo aqui

2. Algo de Historia

La colina sobre la que surgió el primitivo asentamiento de Vitoria ha proporcionado hallazgos arqueológicos que se remontan mucho antes de la Edad Media. No obstante, la historiografía sigue globalmente de acuerdo en la idea de que los orígenes de Vitoria se remontan a este último período.

Prehistoria

En las excavaciones arqueológicas realizadas en el año 2006 en el Campillo Sur se localizó un Depósito de Hoyo, con un contenido cerámico que, según A. Llanos, apunta "la existencia de un posible espacio de hábitat en este entorno, generador de la basura que sirvió para rellenar el hoyo". Al parecer, aunque no es fácil concretar su cronología, el análisis de las cerámicas localizadas sugiere "un espacio temporal enmarcado en la Edad del Bronce, en sus fases media-final".
Época Antigua

En las excavaciones de la plaza de Santa María se halló un conjunto de cerámicas de época romana (concretamente de Terra Sigillata Hispánica) que permiten "afirmar que existió una ocupación romana del cerro de Gasteiz en los primeros siglos de nuestra era, contínua pero sin duda poco significativa".


Según J. M. Martínez, esa presencia romana debió iniciarse a mediados del siglo i d.C. y perduraría, con seguridad hasta finales del siglo ii d.C., y posiblemente hasta el III d.C.​

Por su parte, E. Gil, en otra intervención realizada en las misma plaza, localizó "evidencias de época romana alto imperial que, aunque descontextualizadas, constituyen un indicio claro de una ocupación de esta cronología al menos en la parte alta de la colina de Vitoria".

Estas evidencias se consideraron suficientes como para que, el mismo autor, hablara de los siguientes horizontes de ocupación para la colina de Gasteiz: un primer asentamiento fechable entre la segunda mitad del siglo i e inicios del siglo ii d.C., y después uno segundo que se sustanció entre los siglos IV y V d.C.
Edad Media

Antecedentes de época medieval

La cuestión de 'Victoriacum'

San Prudencio

En una crónica escrita a finales del siglo vi por Juan de Biclaro, se apunta lo siguiente:
Anno V Tiberii, qui est Leovegildi XIII annus, [...] Leovegildus rex partem Vasconiae occupat et civitatem, quae Victoriacum nuncupatur, condidit.

La existencia de esta referencia documental ha convencido a una buena parte de la historiografía, la cual ha creído que esa 'Victoriacum' fundada por Leovigildo era la propia Vitoria.

El primitivo asentamiento (Siglo VIII).

Según apuntan los hallazgos arqueológicos realizados en la catedral de Santa María, el primer asentamiento que tuvo continuidad temporal (dando finalmente lugar a Vitoria) data de las primeras décadas del siglo viii.

Parece claro que estaba situada en todo lo alto de la colina alrededor de la cual fue configurándose el actual casco medieval.
Primera mención documental (año 1025 ca.)

Según muestra la reja de San Millán de la Cogolla, en el siglo xi la mayoría de topónimos de la Llanada Alavesa, donde se encuentra Vitoria, eran de origen romance, y alguno vasco.

La reja de San Millán es un documento del año 1025 que lista una serie de poblaciones que pagaban diezmos al monasterio de San Millán.

La primera mención documentada se encuentra en dicho documento, aunque no se cita la localización de dicha aldea.

Este mismo documento menciona igualmente muchas de las poblaciones que componen actualmente el municipio de Vitoria.

Entre los siglos VIII al XI la llanada alavesa se encuentra bajo la órbita del reino de León, posteriormente bajo el Condado de Castilla, primero, desde su surgimiento con Fernán González en 931 y, después, a la Corona de Castilla cuando esta fue fundada .

Construcción del primer recinto amurallado

Los restos arqueológicos apuntan que a principios del siglo XII,​ la primitiva aldea fue dotada de un primer recinto defensivo. Por sus características constructivas, parece que estas murallas pudieran haber sido erigidas por una iniciativa del monarca navarro-aragonés Alfonso I​.

Carta fundacional de Vitoria

En cualquier caso, una revisión de las fuentes escritas hecha a la luz de dichos hallazgos arqueológicos parecen confirmar un horizonte cronológico para estas defensas anterior a la concesión del fuero del año 1181​.

Los fueros otorgados por los reyes, o estamento jurídico, permitían la construcción de murallas y guarnición pero no podía existir un recinto de 20 torres como interpretan su cerco amurallado, sin el consentimiento real en forma jurídica.

Vitoria fue creada como tenencia defensiva junto con Zaitegi (1188), con el fin de proteger la nueva frontera que se había creado tras el tratado con Castilla de 1179.

Concesión del primer fuero documentado (año 1181)

En el año 1181, Sancho VI de Navarra concedió un fuero de población al asentamiento preexistente, eligiendo para él la denominación de nova Victoria

Una de las razones que probablemente impulsaron esta iniciativa por parte del navarro, fue la de crear una línea defensiva (que conformarían también Antoñana, Bernedo, La Puebla de Arganzón y Laguardia), una línea que protegiese los territorios que recientemente había ocupado aprovechando la guerra civil castellana que se originó en la minoría de edad de Alfonso VIII.

Recientes investigaciones ​ sugieren además que Sancho VI, cuando emplea el término nova Victoria en el fuero se está refiriendo a una nueva ampliación del primitivo recinto amurallado (de ahí la necesidad de especificar lo de nova).

Paso del dominio navarro al castellano (1199/1200)

Tras un asedio las tropas del rey Alfonso VIII pudieron hacerse con el control de la ciudad, que capituló hacia enero de 1200​. Desde ese momento Vitoria pasó a depender de Castilla.

Nuevas ampliaciones del asentamiento (siglo XIII)

Fue el propio Alfonso VIII quien dotó a la población de su primer ensanche hacia la ladera oeste.

Hubo una la nueva ampliación, décadas después, promovida por Alfonso X el Sabio.

Se ha apuntado el año 1256 como fecha en que empezaron a poblarse las calles Cuchillería, Pintorería y la Judería (hacia el la este de la colina),

Una reciente revisión de la documentación aboga por no descartar el año 1270 como fecha de inicio de la obras de un amurallamiento, el cual, en cualquier caso, no se completaría hasta los años ochenta de esa centuria en que se excavó su foso.

Siglo XIV

Enrique III, en 1399, concede a la ciudad dos ferias francas.

Torre de Mendoza

La Hermandad de Haro fue una de las hermandades concejiles que se formaron en Castilla tras las Cortes de Valladolid de 1295.

En 1296 Vitoria firmó dos hermandades, una con villas de la costa cantábrica como Castro-Urdiales, Santander, San Sebastián, Bermeo, Fuenterrabía o Laredo, formando la Hermandad de las Villas de la Marina de Castilla con Vitoria y otra con villas de sus alrededores como Miranda de Ebro, Logroño, Haro, Nájera, Salvatierra o Santo Domingo de la Calzada.

Debido a esta Hermandad se fundó la villa de Bilbao y su puerto en 1300, ya que las mercancías que iban a Castro-Urdiales y Bermeo, al existir dos villas en la ría del Nervión que acortaban el trayecto y acercaban el mar.

Durante los siglos XIV y XV, las luchas banderizas en las que los parientes mayores y linajes de la nobleza rural vasca se alinearon en bandos para mantener su prestigio y aumentar sus ingresos, tuvo su reflejo en Vitoria con los enfrentamientos entre los Calleja y los Ayala.

Este conflicto finalizó con el Capitulado de 1476, reforma municipal que estuvo en vigor hasta 1747, cuando Fernando VI estableció un nuevo ordenamiento municipal.

Fue importante su judería, el viejo cementerio judío aún se conserva en forma de parque (Judimendi) con un monumento conmemorativo de su pasado. En 1431, el rey Juan II de Castilla le otorgó el título de ciudad.

En 1463 fue una de las cinco villas fundadoras de la Hermandad de Álava junto con Sajazarra, Miranda de Ebro, Pancorbo y Salvatierra en Rivabellosa.

En 1466 Enrique IV de Castilla concedió a la ciudad el título de leal y en 1470 Fernando el Católico la nombra muy leal.

El 22 de septiembre de 1483 Isabel I jura los fueros y privilegios de la ciudad en el Portal de Arriaga.

Edad Moderna

Grabado antiguo de la ciudad de Vitoria

El 22 de enero de 1522, llegó a Vitoria la noticia de que Adriano de Utrecht, que se encontraba en ese momento en la ciudad hospedado en la Casa del Cordón, había sido elegido nuevo Papa trece días antes.

El futuro Adriano VI permanecería en la capital alavesa poco más de un mes, ejerciendo como regente de España y preparando a Navarra para la defensa frente a la invasión francesa.

En 1615, con motivo de las bodas reales, se hospedaron en la ciudad Ana de Austria, reina de Francia, e Isabel de Borbón, esposa del futuro Felipe IV.

Durante la guerra del Rosellón, Vitoria, así como gran parte de las Vascongadas, fue ocupada por un corto período por las tropas francesas, las cuales avanzaron hasta Miranda de Ebro. Esta ocupación concluyó con la Paz de Basilea que puso fin al conflicto.

Siglo xix

El 3 de abril de 1808, Fernando VII se alojó en la Casa Consistorial mientras se dirigía a Bayona, donde tendrían lugar las famosas abdicaciones. Al amanecer del 19 de abril, un inmenso gentío llenaba la actual calle Mateo de Moraza para impedir dicho viaje, llegando a cortar los tirantes del carruaje, por lo que tuvo que partir de Vitoria precedido de la caballería francesa.

Entre el 5 y 9 de noviembre, Napoleón pernoctó en la casa Etxezarra de la capital alavesa en su camino hacia Madrid para colocar a su hermano, José, en el trono de España. José había hecho del palacio de Montehermoso su particular palacio real durante la retirada precedente (después de la derrota en Bailén).

Entre los acontecimientos históricos más reseñables está el de haber sido escenario de la batalla de Vitoria el 21 de junio de 1813, en la que las tropas francesas, moviéndose en retirada, fueron derrotadas por alavés general Álava. Como resultado de la contienda, José Bonaparte huye perdiendo casi todo el botín robado a los españoles. Con esta batalla se puso fin prácticamente a la guerra de la Independencia española.

Cuando a finales de julio del mismo año llegó la noticia a Viena, Johann Nepomuk Mälzel encargó a Ludwig van Beethoven la composición de una sinfonía con motivo de este hecho. Se trata del op. 91 Wellingtons Sieg o Die Schlacht bei Vitoria o Siegessymphonie.

En el marco de la Primera Guerra Carlista, la ciudad permanece fiel al bando isabelino y el 16 de marzo de 1834 es sitiada por el ejército carlista de Tomás de Zumalacárregui. El ataque es rechazado por la Milicia Urbana y los Celadores de Álava, presentes en Gamarra Mayor, y las tropas carlistas se ven obligadas a retirarse por las informaciones acerca de la llegada de refuerzos liberales desde Miranda de Ebro.

El poco más de un centenar de Celadores de Álava hechos prisioneros fueron conducidos a Heredia y fusilados al día siguiente dando lugar a los fatídicos fusilamientos de Heredia. La regente María Cristina recompensó a Vitoria incluyendo las iniciales de Isabel II en el escudo de la ciudad.

En 1843, llegó la autorización para construir el Instituto de Enseñanza Media, sede actual del Parlamento Vasco y anteriormente el convento de Santa Clara. En el año académico de 1853-1854 comenzaron las clases culminando así un viejo sueño de la ciudad. El viejo Instituto de Enseñanza Media fue testigo de buena parte de la vida cultural de esta ciudad.

Esta Universidad funcionó a partir de 1869, truncándose antes de empezar el curso 1873-1874, en gran parte por culpa de la segunda guerra carlista.

La riqueza cultural y educativa durante la segunda mitad del siglo xix le valió a Vitoria el apelativo de Atenas del Norte.
Proclamación de la II República en Vitoria

Siglo xx

A comienzos de siglo y hasta la década de los cincuenta, Vitoria era una pequeña ciudad, con apenas industria y muy conservadora.

Tras el alzamiento en 1936 de un sector del ejército, apoyado por los partidos del espectro político de la derecha y de centro, se iniciaba la Guerra Civil y los territorios vascos y navarros quedaron divididos entre los dos bandos; Álava y Navarra permanecen adscritas al Bando Nacional y Guipúzcoa y Vizcaya fieles a Bando republicano aunque muchos pobladores de las mismas, adscritos ideológicamente al tradicionalismo carlista y a la monarquía, se suman al bando de los alzados, por lo que hubo vascos y navarros en los dos bandos.

Franquismo

Soldados franquistas celebran la victoria de la guerra

El final de la Guerra Civil en el País Vasco, dejó una sociedad profundamente dividida.

Estos años en los que se combinaron un importante crecimiento económico y las actividades clandestinas por parte de sindicatos y partidos políticos, desde finales de los años 50, de organizaciones terroristas como ETA y otras nacidas en su entorno.

A partir de la década de 1950, en la ciudad se inició una fuerte industrialización que produciría una transformación de la ciudad en todos los aspectos, sobre todo los demográficos y sociales, pasando a ser de una pequeña ciudad de servicios y administración a una ciudad industrial que batió récords de crecimiento demográfico relativo en toda España, en los años sesenta, con un porcentaje mayor del 40 %.

Así, de la década de los sesenta a los setenta casi duplicó su población, por la gran cantidad de trabajadores inmigrantes recibidos.

El 20 de mayo de 1980, Vitoria se convirtió en capital («Se designa a Vitoria como sede del Parlamento y Gobierno») de la comunidad autónoma del País Vasco por decisión del Parlamento Vasco, que así lo acordó por medio de su Ley de Sedes.

Así, Vitoria es capital de la provincia de Álava y a su vez de la Comunidad Autónoma Vasca siendo sede de la Diputación Foral de Álava, las Juntas Generales de Álava, el Gobierno Vasco y el Parlamento Vasco.

En 2012 Vitoria fue Capital Verde Europea (European Green Capital).


 
  3. Qué ver y hacer en Vitoria



para saber mas:

viernes, 18 de noviembre de 2022

En Ruta por la Reserva Natural de las Riberas de Castronuño, Valladolid

Reserva Natural de las Riberas de Castronuño

Reserva Natural de las Riberas de Castronuño

Iglesia de Santa María del Castillo, Castronuño, S.XII

Reserva Natural de las Riberas de Castronuño

Castillo de la Mota, Medina del Campo

Vega de Toro, Zamora

Resultado de imagen de mapa toro turismo"
Calle Principal, Toro

Real Monasterio de Santa Clara, Tordesillas

.La Ribera de Castronuño es sobre todo, una zona migratoria y de nidificación para las aves acuáticas. El Duero está rodeado de bosques de ribera y constituye un ecosistema palustre muy interesante. Es una zona de grandes praderas y ausencia de grandes elevaciones

Indice


1. Donde están las Riberas de Castronuño

La Reserva Natural de las Riberas de Castronuño-Vega del Duero es una reserva natural situada en la parte occidental de la provincia de Valladolid, comunidad autónoma de Castilla y León, España.

Se trata del único espacio natural protegido de esta provincia.

Abarca las localidades de Castronuño, Pollos, Torrecilla de la Abadesa y Tordesillas. También se la conoce como la Gran Florida del Duero.​



Está situado en una zona de páramos y vegas sedimentadas

Si llegamos desde el Sur a Las Riberas de Castronuño, es casi obligado pasar por la Villa de Medina del Campo, y si queremos hacer un alto en el camino esto es lo mas interesante

La Reserva Natural de las Riberas de Castronuño

Mirador de La Muela

Su columna vertebral, el río Duero, lo cruza de Este a Oeste.

El apresamiento de las aguas del río Duero a su paso por el término municipal de Castronuño, con la construcción del embalse de San José en la década de los cuarenta, fue lo que originó la formación de esta reserva que constituye un ecosistema con singulares elementos bióticos y paisajísticos.




Mirador de La Muela: Iglesia Santa María del Castillo, bodegas y fuente de La Salud



Iglesia Santa María del Castillo

La Senda de los Almendros es un recorrido sencillo que se puede realizar, en poco más, de 2 horas.

Pero antes de emprender el camino, os recomendamos disfrutar un poco del entorno del Mirador de La Muela.

Cómo ya os indicábamos, la Casa del Parque está junto a la Iglesia Santa María del Castillo.

Este templo es uno de los monumentos más importantes que tiene la provincia de Valladolid. Está construido en piedra de sillería y destaca la fachada con un gran rosetón circular del s.XIII. En su interior alberga sepulcros de piedra y la talla gótica del Santo Cristo o Crucificado del s.XIV. Es Monumento Histórico-Artístico desde 1962. Si está abierta no dejéis de visitarla.

Según vamos descendiendo hacia el inicio de la ruta, vemos que hay numerosas Bodegas Excavadas en tierra.

Algunas tienen grandes dimensiones y cuentan con varias salas. Un amable aldeano nos permitió ver una de sus bodegas donde nunca falta el buen vino y la carne.

Un poco antes del parque infantil y del área recreativa, hay un desvío hacia la Fuente de La Salud.

Es un mirador hacia el meandro del río Duero. Supone un pequeño esfuerzo descender por el sendero habilitado con escaleras labradas en la tierra. Son unos 200 m (ida) y un desnivel de unos 40 m, pero las vistas merecen la pena .

Sólo unos pasos más adelante, a la derecha, tenemos la plataforma del Mirador de La Muela.


Para saber mas:


lunes, 14 de noviembre de 2022

Escapada de Fin de Semana a la Cuna del Lechazo: Aranda de Duero, Burgos

Plaza Mayor de Aranda del Duero


Bodegas Subterráneas de Aranda de Duero

Puente de las Tenerías, Aranda de Duero

Iglesia de San Juan, Aranda de Duero

Fiestas de Aranda de Duero

Mapa de la D.O. Ribera del Duero



Aranda de Duero capital de la Ribera, une a su gran patrimonio monumental una afamada gastronomía basada en el lechazo asado y los excelentes vinos de la D.O. Ribera del Duero.

Aranda se asienta sobre un subsuelo minado por antiguas e históricas bodegas. Un atento recorrido por su recinto urbano nos descubrirá algunos palacios y casonas que sobreviven al gran desarrollo experimentado por la villa.

Indice:


1. Como Llegar a Aranda de Duero

Puedes llegar a Aranda de Duero a través de la autovía del norte (A-1) y se encuentra a medio camino entre Burgos y Madrid. Aranda de Duero es la segunda localidad más grande de Burgos y la tercera de Castilla y León, con una población que supera los 30.000 habitantes.

Es la capital de la Ribera del Duero, una zona conocida por los buenos caldos que produce y comercializa desde la Edad Media. Esta circunstancia hace que sea uno de los mejores lugares para hacer enoturismo.

 



2. Algo de Historia

Orígenes

Los orígenes de Aranda de Duero son difíciles de establecer debido a la falta de documentación que acredite su existencia en épocas antiguas. Por su situación geográfica, ubicada en un altozano y surcada por tres ríos, es de suponer que ya en la época megalítica hubo algún tipo de población en el entorno. Esta idea está apoyada por los ocasionales hallazgos de sepulturas, círculos de piedra y mojones hallados en los campos de la ribera.​

Se supone que estas tierras habrían sido ocupadas por pueblos de origen indoeuropeo, a los que pertenecía la tribu celta de los pelendones, que invadieron la península ibérica entre los siglos viii y vii a. C.​

Posteriormente la migración de pueblos belgas a la península trajo una nueva tribu celta al entorno, la de los arévacos. Esta habría desplazado a los primeros hacia las montañas y se habría asentado en la región. El hallazgo de dos ejemplares de as, monedas con la inscripción "Aratsa-Cos" situarían una ceca en la villa, e identificarían Aranda de Duero con la ciudad arévaca de Aratza.​

Pese a la tendencia generalizada de considerar a Aranda de Duero dentro del área de influencia de los arévacos, esta también podría haber pertenecido al entorno de los vacceos, otra tribu emparentada con esta y con la que compartía fuertes lazos. Ambas tribus se opondrían juntas al poder romano.

Época romana

En el 218 a.C. desembarcan en Hispania legiones romanas bajo el mando de Cneo Escipión, comenzando así la conquista y romanización de la península ibérica.Tras derrotar a Cartago, causa primera de la intervención romana en Hispania, Roma comienza a expandirse hacia el interior del territorio, acercándose cada vez más a territorio arévaco​

La primera aparición romana en estas tierras puede datarse en el 135 a. C. cuando Publio Cornelio Escipión, en el contexto del enfrentamiento entre Roma y Numancia, marcha desde Cauca hasta Numancia, atraviesa el Duero e incendia los campos de los vacceos, para privar a los numantinos de trigo y víveres. Dos años después Numancia finalmente sucumbe ante Escipión el Menor.​

A mediados del I a. C. diversas ciudades arévacas y vacceas se sublevan contra Roma. Encabezan la rebelión Pallantia y Clunia, reducto esta de los arévacos tras la destrucción de Numancia. En el 56 a. C. Metelo Nepote repite la maniobra de Escipión y pone sitio a Clunia.

No obstante los vacceos acuden en auxilio de sus aliados y el romano se ve obligado a levantar el sitio. Finalmente al año siguiente, Afranio, legado de Pompeyo, derrota a ambos pueblos y ocupa Clunia. Esta comienza entonces un proceso de intensa romanización que la llevará a convertirse en uno de los siete "Conventos Jurídicos" de la Provincia Tarraconensis.

Esta ocupación de Clunia es importante para sus alrededores pues la romanización debió extenderse a las ciudades y pueblos del entorno, finalizándose complemente este proceso en torno al siglo ii d. C. Roma, al igual que en todas sus provincias, construyó una serie de calzadas en Hispania (en estas tierras se tiene constancia de dos vías principales paralelas entre sí, una al norte y otra al sur del Duero) y cuyos principales trazados se recogen en el Itinerario de Antonino.

En este se establece una ruta que indica una distancias de XXVI millas, 39 km aproximadamente, para el trayecto que comprende las mansio de Rauda-Clunia. Ahora bien, el problema reside en la identificación de Rauda, habiendo dos opciones que la sitúan como Aranda​ o como Roa.​

La Aranda romana, denominada así Rauda, sería continuación del poblado celtíbero previo y tendría categoría de "vicus" o "pagus" (aldea), sirviendo como centro donde se recogía el grano recolectado en las "villae rusticae" que poblarían el entorno. Hay que situar entonces a Hispania como centro producto de cereales para alimentar al Imperio, siendo el denominado "Granero de Roma".​

En el año 284 d. C. los supervivientes de una segunda invasión de franco-alamanes saquean y destruyen Clunia,​ por lo que hemos de suponer que el resto de ciudades del entorno sufrió un trato similar.

No obstante la ciudad se recupera y prosigue su actividad hasta la entrada en la península ibérica de los visigodos en el siglo v. En el año 476 d. C. es depuesto Romulo Augustulo, el último emperador romano de occidente. Con el desaparece el Imperio romano y acaba la ocupación romana en Hispania.

Época visigoda

Desde comienzos del siglo v los visigodos habían realizado acciones de diversa envergadura en la península, asentándose en esta tras su derrota a manos de los francos. Se establece el Reino Visigodo de Toledo que expande sus dominios también por la actual Castilla y León, particularmente Burgos, Palencia, Soria y Segovia.

La región queda entonces sometida al dominio visigodo, aunque la sociedad y la economía se asientan en el romanizado pueblo hispano que sigue trabajando sus tierras. Leovigildo conseguirá la unidad territorial del reino y Recadero la religiosa.

Sin embargo los dos siglos de dominio godo de la península apenas dejan rastro en la zona. Solo algunos elementos en Sacramenia, Quintanilla de Onésimo y Pampliega. Así como ciertos nombres como Villafruela, Guímara, Torregalindo, Fuentelisendo y probablemente Milagros.

Este dominio visigodo se mantendría hasta la invasión musulmana de la península ibérica.

Edad Media

Siglo VIII-X Repoblación

La invasión musulmana del Reino Visigodo comienza en el año 711 y tras la derrota visigoda en Guadalete a manos de Táriq comienza un rápido avance hacia el norte de la península. Es probablemente Muza quien en el 714 durante una expedición de castigo contra Amaya pone estas tierras bajo la esfera del Valiato de Córdoba.

Se impone un dominio musulmán más militar que político y las ciudades de esta región, tras rendirse al invasor, mantienen sus viejas leyes, permaneciendo la vieja organización romano-visigoda, e incluso la nobleza local y los obispos siguen desarrollando sus funciones sin injerencias por parte de los musulmanes. Apenas hay resistencia y los musulmanes se muestran bastante tolerantes en estos primeros años de la conquista conformándose con cobrar sus tributos.

En el 716 finaliza la conquista y no es hasta el 722 cuando tras la batalla de Covadonga se inicia la Reconquista, esto sin embargo no afecta por el momento a estas tierras. Los musulmanes se conforman con establecer una serie de fortalezas frente a Asturias y Cantabria, tales como Haro o Miranda de Ebro.

El foco de resistencia cristiana en el norte pugna constantemente para conseguir expandirse más allá de las montañas. En el 741, tras cinco años de hambruna en la zona musulmana, los bereberes se alzan en armas contra sus amos árabes.

Esto es aprovechado por Alfonso I para, en una serie de rápidas campañas, apoderarse de importantes ciudades como Salamanca, Segovia, Sepúlveda y Osma. Es, no obstante, un espejismo y, una vez recompuesto el poder omeya, la Asturias de Alfonso I es incapaz de sostener tal expansión y se repliega de nuevo a las montañas.

En este momento es cuando Alfonso I se lleva consigo a la mayoría de la población que reside en estas tierras dejando una gran despoblación en el denominado desde entonces Desierto del Duero.

A partir del siglo ix el exceso de población de los reinos cristianos lleva a estos a una progresiva expansión hacia el Duero. Ahora comienza la repoblación de la primitiva Castilla.

Desde finales del siglo viii hay una serie de castillos en la cuenca del alto Ebro que defienden a los primeros repobladores cristianos.

En el año 860 Ordoño I lanza una ofensiva contra los musulmanes hacia el sur llegando incluso hasta el Jarama.

Es la segunda vez que los cristianos atraviesan la región arandina desde la ocupación musulmana. Sin embargo, y al igual que con Alfonso I, las expectativas cristianas de establecer una frontera en el Duero se desvanecen ante el contraataque omeya.

Tradicionalmente se ha defendido, y así es recogido en algunas fuentes,​ la repoblación de Aranda a manos de este rey en 861, así como su posterior pérdida.

Y si bien las ambiciones cristianas, ante su rápida expansión, pudieron conllevar la idea de establecer nuevas ciudades, no pasó de ser un intento. Con una línea defensiva jalonada de castillos situada 80 km al norte, todo intento de llevar la frontera al Duero fue infructuoso y estas tierras siguieron siendo un páramo despoblado entre musulmanes y cristianos.

A finales del siglo ix Alfonso III da un nuevo impulso a la repoblación. Se asientan nuevos foramontanos entre el Ebro y el Arlanzón. En el año 884 Diego Rodríguez funda Burgos y Gonzalo Fernández la fortaleza de Lara.

La expansión hacia el sur avanza lentamente y a mediados del siglo ix llega por fin a orillas del Arlanza. La actual Aranda dista aún 40 km de los dominios cristianos y sus tierras siguen despobladas, haciendo de colchón entre estos y el Emirato de Córdoba.

Los cristianos comienzan a usarla como tierras de pasto y cultivo. Pero esto no es repoblación. No existe ninguna línea defensiva ni ciudad en la que guarnecerse y ante el menor envite musulmán sus habitantes se retiran a la línea del Arlanza.
 
A finales del siglo ix se establece una nueva línea defensiva en la cuenca del Esgueva, se fundan Castrillo de Donelo, Encinas de Esgueva, Tórtoles, Torresandino, Bahabón, Castillo de Mercadillo y Huerta de Rey.

El Llamado Desierto del Duero, S.X.

Muy pocos años después, al filo del siglo x, se crea una nueva línea a vista del Duero, son fundadas Coruña del Conde, Gumiel de Hizán, Caleruega, Valdeande y Tubilla del Lago.

La ansiada frontera cristiana está a simple vista de las nuevas poblaciones y se crean torres de avanzadilla en Peñaranda y el monte de la Calabaza.

Siglo X-XIV

Los condes castellanos alcanzan finalmente la frontera del río Duero. Es Gonzalo Fernández de Burgos quien en el 912 fortifica la nueva línea defensiva alzando las fortalezas de Haza y Roa. Es en esta primera mitad del siglo x cuando debió suceder la repoblación de Aranda. Sus tierras son fértiles y su posición geográfica privilegiada.

Es no obstante una zona de difícil defensa y es por ello que se refuerza y amplia el castillo de Peñaranda "Penna de Aranda" con el fin de servir de refugio a la recién repoblada Aranda.

Pese a ello la nueva frontera no trae paz ni tranquilidad a Castilla y las tierras arandinas son objeto de constante enfrentamiento entre moros y cristianos. 

Fachada de Santa Maria, Aranda de Duero

En la primera mitad del siglo x los reyes de León Ordoño II y Ramiro II son los encargados de hacer frente a la amenaza secundados por los condes castellanos.

Los enfrentamiento se suceden.

Ordoño II derrota a los musulmanes en San Esteban de Gormaz en el 917, estos la saquean junto a Clunia y Osma en el 920 y son derrotado en esta última en el 933 por el, a la postre famosos, conde de Castilla.

Corre el año 931 cuando Fernán González, "el Conde de los buenos fechos", unifica Castilla, uniendo Burgos, Lara, Lantarón, Cerezo y Álava, la vincula a su figura y a sus descendientes y obtiene una posición de primacía dentro del Reino de León.

En el 939 el rey de León obtiene una victoria en Simancas y aprovecha su posición para fortificar Peñafiel y Curiel.

A su vez Fernán González atraviesa el Duero y ocupa Sacramenia y Sepúlveda, clavando así una flecha avanzada en tierra de moros y apuntando a una nueva línea defensiva en el Somosierra.

Los musulmanes contraatacan y es en esta época cuando obtenemos la primera mención expresa de Aranda ocurrida en el año 940 o 941.​

En medio de eſte tiempo vnas partidas de Moros baxaron a los Campos de Aranda. Entendido por Don Vela Conde de Álava, y Rodrigo Velazquez, juntaron la mas gente que pudieron, y ſaliendo a ellos, dexaron muertos a muchos, y los demás huyeron.

El conde Fernán González muere en el 970 y seis años después asciende al poder el más renombrado de los caudillos del Califato de Córdoba, Almanzor. Este pretende recomponer el poder árabe en la península y lanza numerosas razias contra los cristianos del norte.

Aranda existía ya como población importante en la ribera y es en uno de estos ataques, en octubre del año 989, cuando esta datado el primer documento antiguo que hace mención a Aranda.

Procedente del archivo del Monasterio de San Juan de la Peña referente a la confederación que hicieron el rey Bermudo II de León, Sancho Garcés II de Pamplona y el conde García Fernández de Castilla que dio por resultado la campaña del 990 contra Almanzor.

Abolnomadar Abecin, Capitan famoſo, baxando por el Duero, hizo notables deſtrozos en tierra de Aranda,y Campos, haſta que ſe incorporò con Almançor, que ſe avia pueſto cerca de la Ciudad de Leon, en las riberas del rio Ezla.

En el 995 Almazor derrota al Conde García que muere pocos días después. Le sucede su hijo Sancho García quien debe seguir haciendo frente a las aceifas del musulmán. La batalla de Cervera acaba con una derrota del castellano, aun a costa de severas pérdidas en el bando árabe.

Almanzor continua sus ataques en tierras cristianas hasta su repentina muerte en 1002 en Medinaceli, enfermo tras la batalla de Catalañazor.

El nieto de Fernán González se muestra hábil tanto en la política como en el campo de batalla y tras obtener una señalada victoria en 1008, año en el que muere el hijo y sucesor de Almanzor Abd al-Málik al-Muzáffar, interviene en las luchas civiles de los musulmanes y recupera todas las plazas de la frontera del Duero.

Es sucedido en 1017 por García Sánchez que es asesinado en 1029, momento que aprovecha el rey navarro Sancho III, por derechos matrimoniales, para incorporar el condado de Castilla al reino de Pamplona y nombra a su hijo con Muniadona, hermana de García Sánchez, Fernando Sánchez como nuevo conde.

Al morir el rey de Navarra en 1035, Fernando I toma el título de Rey y desliga Castilla de Navarra convirtiéndola en reino. Pronto consigue el trono del reino de León, tras la batalla de Tamarón, adquiriendo este reino la primacía sobre los demás.

Derrota a su hermano García Sánchez III de Navarra en el 1054 y devuelve a Castilla ciudades y territorios que el testamento de Sancho III había incorporado a Navarra. Finalizados los conflictos familiares de centra en la amenaza musulmana del sur, que de nuevo han atravesado tierras de Aranda hasta llegar a Lara donde son derrotados por Fernando.

Este se lanza a la ofensiva contra sus vecinos del sur haciendo a muchos señores musulmanes tributarios y tomando parte de Extremadura castellana "como corre el río Duero desde Soria por Almazán, Osma, Aranda y Simancas por la una y otra ribera hasta donde se extendía entonces el Condado".

Le sucede al frente de Castilla en 1062 su primogénito Sancho II, cuyo alférez fue Rodrigo Díaz de Vivar, que unifica de nuevo todo el reino pero tras ser asesinado en Zamora su trono es ocupado por su hermano Alfonso VI. Este conquista Toledo, la antigua capital visigoda, en 1085, lo que lleva al Tajo, lejos de Aranda, la nueva frontera.

Esto es relevante para Aranda pues si bien las tierras entre el Duero y el Somosierra estaban bajo la autoridad de Fernando I, al que sus señores moros pagaban tributo, solo las tierras al norte del Duero eran consideradas plenamente castellanas y seguras. Con la victoria lograda en Toledo se despeja completamente la amenaza musulmana en la zona, y al dejarla libre de elementos hostiles permite el completo desarrollo de las poblaciones situadas a ambas orillas del Duero.

Aranda se rige en esta época por el Fuero de Extremadura y es una población realenga, es decir vasallos directos del rey al que pagan tributos. No estando bajo la autoridad de ningún otro cargo nobiliario o eclesiástico.

Esto la destaca respecto del resto de pueblos del entorno y explica porque existe tan poca documentación a cerca de ella en la época, teniendo en cuenta que gran parte de la documentación existente trata de donaciones o privilegios que los reyes u nobles concedían a vasallos o monasterios y a pleitos que enfrentaban la posesión de ellos.

La tranquilidad de Aranda, una vez alejada la amenaza musulmana al sur, se ve alterada cuando en los primeros años del siglo xi Alfonso I de Aragón devasta los territorios castellanos, hasta que el concilio celebrado en 1114 en Palencia pone fin a las injerencias aragonesas en Castilla.

Si bien Urraca I recupera el poder en Castilla, el aragonés seguirá usando el título de rey de estas tierras hasta el ascenso de Alfonso VII al trono, en 1126, cuando consigue reinstaurar el orden en Castilla y se lanza de nuevo a la guerra contra los musulmanes.

Las conquistas de Fernando III a los moros nos dejan la mención del primer arandino ilustre, Romero de Aranda, que en 1227, a las órdenes de Lope Díaz II de Haro, se hallaba en el alcázar de Baeza junto a otros 500 caballeros, que fueron liberados cuando el rey de Castilla tomo la plaza. Junto a el se encontraban otros ribereños como Ordoño y Alonso de Santa Cruz y Rui Sánchez de Aguilera. De esta época data el documento más antiguo del archivo municipal de Aranda.

Datado en 1232, hace mención de la cesión que hace el rey, confirmando una vez más que Aranda era realenga, de unas aceñas y yubadas en favor del monasterio de Gumiel de Hizán.

Las aceñas bajo cesión se localizan en la vieja fábrica de harinas de la carretera de Palencia, donde se han encontrado restos de capiteles y columnas pertenecientes a alguna pequeña capilla o claustro.

Durante el reinado de Fernandno III Aranda se convierte en una gran villa medieval, favorecida por su situación geográfica y fertilidad de las tierras. Le sucede en el trono Alfonso X el Sabio que tendrá que hacer frente a constantes intrigas por parte de los nobles.

En 1269 el infante Enrique, Lope Díaz III de Haro y la casa de Lara se conjuran contra el rey en Lerma aunque Aranda se mantiene fiel al monarca. En 1282 el hijo del rey Sancho, aconsejado por Lope Díaz III de Haro, se alza contra su padre. Si bien el enfrentamiento parece finalmente decantarse en favor de Alfonso X este muere en Sevilla en 1284 despejando el ascenso al trono de su hijo Sancho IV.

El de Haro tiene grandes ambiciones y , dueño de la voluntad del rey, pretende apoderarse de ciudades y territorios que aumenten sus posesiones. Entre sus objetivos se encuentra el de conseguir ser nombrado señor de Aranda donde residen con frecuencia miembros de su familia. Es por esto que los regidores de Aranda solicitan al rey una confirmación de sus privilegios como villa real.

Sin embargo antes de ello los desmanes cometidos por Lope hacen que en Alfaro en 1288 el rey se enfrente a él y tras una tensa discusión Lope muere al tratar de evitar ser apresado. Los regidores de Aranda insisten y finalmente el rey expide en Toledo a jueves primero de febrero de 1291 el que es el primer documento que acredita la condición de villa real de Aranda.

Edad Moderna

Plano de comienzos del siglo xvi

Durante la Guerra de las Comunidades de Castilla, Aranda de Duero se unió a la rebelión. El 11 de septiembre de 1520 la villa destituyó violentamente al corregidor y a los alcaldes de sus puestos, nombrando otros alcaldes ordinarios que pasaron a ejercer su oficio en nombre de la Comunidad.​

Éstos, además, compartieron su poder con los diputados nombrados por la población y otros cuatro regidores designados en sus cargos por el periodo de un año. Los ocho escribanos vitalicios fueron también reemplazados por doce individuos diferentes.

En realidad, el concejo arandino pareció no mostrar entusiasmo ante el movimiento, sino mantener una postura sumamente ambigua ante el rey, minimizando lo ocurrido hasta entonces. No obstante, en marzo-abril de 1521 se negó a proporcionar los 200 soldados solicitados y su paga solicitada por el Condestable, pero al mismo tiempo sí puso a disposición de los comuneros 300 hombres de armas.
 

Tras la batalla de Villalar, este apoyo a los rebeldes le valió los reproches de Burgos, que pidió a los virreyes a comienzos de mayo de 1521 que la ciudad recibiese castigo por su actitud pasada. Entre las penas a las que fueron condenados los comuneros arandinos están la de destierro y la de confiscación de bienes.

En el siglo xviii, durante la monarquía de los Borbones, Aranda de Duero se consolida como villa de realengo.

3. Que ver en Aranda de Duero


Aranda se descubre a paseos por su calle Isilla, desembocando en la mítica Plaza del Trigo que así, vacía, parece menos grande que cuando cientos de festivaleros la abarrotan. ¿Ves esa casa de color ocre?

para saber mas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...