jueves, 4 de febrero de 2016

Historia de La Mata, Toledo

El término "Mata" se deriva del latín tardío MATTA, que a su vez procede del fenicio con el significado inicial de 'estera de juncos', 'manta', que pasaría a significar 'formación arbórea'.1 

Es posible que la denominación de "La Mata" se deba más que a la vegetación al enclave donde se encuentra la villa, junto a una colina. A este respecto Álvarez Maurín señala que el término podría equivaler a 'vegetación que se encuentra en el declive de una elevación'.

Entre los mateños es tradición que el nombre de La Mata se debe a que en tiempos de su fundación hubo en la población una gran mata y espesura de zarzas.

Los primeros datos escritos de La Mata aparecen en el año 1205, aunque se hace donación del municipio al maestre Martín de la Orden de Calatrava; en el momento La Mata pasa a depender jurisdiccionalmente de Santa Olalla.

En un documento de 1205 aparece nombrada La Mata con motivo de una donación de tierras que se realiza al maestre Martín MartÍnez de la Orden de Calatrava: «... omnem hereditatem, quam habemus in Mata... ».4 

Se fundó aproximadamente en el siglo XV, tomando como origen una venta del mismo nombre, perteneciendo por entonces de Santa Olalla. Siendo aldea dependió del estado condal de Orgaz.

En 1526 Carlos I visitó el pueblo[cita requerida]. En 1650 tenía ya 50 vecinos y dos años más tarde se le otorga el título de Villa independizándose de Santa Olalla, aunque siguió integrada en el señorío de Orgaz.

 Avanzamos en el tiempo, un año puntero es 1536 cuando nace el padre Juan de Mariana, importante humanista autor de Historia General de España; de él siempre se ha creído que nació en Talavera de la Reina, pero hay otras teorías que apuntan que pudo haber nacido en La Mata. 

De este siglo XVI, gracias a las relaciones históricas geográficas de Felipe II (1576), conocemos más apuntes sobre la localidad: está en el camino real de Toledo a Talavera; su origen se encuentra en una espesa mata de zarzas, su jurisdicción sigue siendo la de Santa Olalla, aunque pertenece al señorío de Montalbán. 

A partir de estas referencias, es fácil corroborar que el pueblo de La Mata se formó también gracias a la anexión de San Pedro. Esto se refleja en su escudo actual: aparece una mata de sinople sobre las llaves de San Pedro. Otro año significativo para la historia de La Mata será 1651 en que se convierte en villa reinando Felipe IV; con este título deja de depender en lo jurídico de Santa Olalla, pero seguirá siendo parte del señorío de Orgaz hasta el siglo XIX. 

Personaje ilustre mateño es también Juan Martín, maestro de arquitectura de parte del siglo XVI y parte del siglo XVII, quien, además, es relevante por ser el padre del gran tratadista de la arquitectura Fray Lorenzo de San Nicolás, Juan Martín al enviudar ingresa en la orden agustina de Madrid, con el nombre de Fray Juan de Nuestra Señora de la O, aquí realiza varios proyectos junto a su hijo.

A mediados del siglo XIX tenía 230 casas y el presupuesto municipal ascendía a 11.000 reales de los cuales 2.800 eran para pagar al secretario.3




http://www.diputoledo.es/global/areas/turismo/muni_datos.php?id_area=11&id_seg=&id_cat=%20&f=%20&codine=45095&id_ent=149

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...