martes, 30 de enero de 2018

Las Ordenes de San Juan y de Santiago a finales del medievo en Toledo

Resultado de imagen de Orden de San JuanOrden de San Juan

Dejando ya el análisis del señorío capitular y entrando en el de las órdenes militares, comenzaremos con la institución de este tipo que más tempranamente puso pie en tierras toledanas: la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén. da procedencia foránea pero muy pronto asentada en Castilla, y esencialmente en la Meseta meridional por ser ésta la región donde se centraba la pugna frente al Islam en el siglo XII. Alfonso VII ubicó en vanguardia a la orden en 1144 donándole el castillo de Olmos, con las aldeas del entorno: Carranque, Cedillo, Palomeque y El Viso. 



El conjunto formado por todo ello, en el valle del Guadarrama, se reorganizó durante el reinado de Alfonso VIII, dando lugar a la encomienda de Olmos, que marcó durante siglos un segmento del limite septentrional de la Tierra de Toledo.

También en el reinado de Alfonso VIII se fomaron otras dos encomiendas sarduanitas: una de ellas, lade Villamiel, para gestionar las propiedades y rentas da esta aldea que habia pasado a la jurisdicción hospitalaria en 1168; la otra, en la propia ciudad de Toledo, donde la orden poseía una serie de iglesias, tiendas, mesones, casas, hornos, baños y fincas rústicas, con sus rentas 

La.más importante de las encomiendas hospitalarias en la Meseta meridional se fornió en tomo al castillo de Consuegra, en La Mancha, donado a la orden en 1183. Muy pronto, esta fortaleza se convirtió en cabeza de un extenso territorio que incluía Quero, Tembleque, Villacañas, Alcázar, Turleque, Urda y Yébenes da San Juan; -esta comarca, marcada por la jurisdicción hospitalaria, se conoció enseguida por el nombre de Campo de San Juan. Consuegra pasaría a convertirse en priorato de la Orden del Hospital en Castilla, la encomienda más activa de todo el reino. 

La presencia de la Orden de San Juan en el área toledana resultaba amenazante en un primer momento, pero al pasar el tiempo fue debilitándose; no obstante, conservó una buena cantidad de bienes y derechos en el interior de Ia Tierra y varios enclaves limitrofes: El Viso y Palomeque, por el norte, y por el sur, Yébenes de San Juan, que con Yébenes de Toledo formaba una aldea dual donde se produjeron algunos roces entre la Ciudad y la Orden .

Orden de Santiago
Resultado de imagen de orden de santiago
Otra institución militar que logró asentar con gran solidez su autoridad frente a Ia Tierra toledana fue la Orden de Santiago.

Más anta se ha hecho alusión a su aparición en este ámbito, cuando Alfonso VIII donaba la fortaleza de Moratios entonces llamados‘fratres de Cáceres”; Mora se constituyó en encomienda santiaguista hasta que en 1568 pasó a manos del linaje toledano de lesRojas, permaneciendo asi lejos de la juridisccion urbana.

Junto a esta encomienda y a un amplio abanico de posesiones en la ciudat y la tierra, la presencia de la Orden de Santiago en Toledo fue extraordinariamente relevante como muro de contención de la expansión urbana hacia el este.. Desde el priorato de Uclés, la orden dominaba un extenso territorio situado entre Toledo y Cuenca al que pronto se llamó Campo de Santiago, cuyo limite occidental era la Mesa de Ocaña, donde se estableció una encomienda- autónoma respecto del priorato

JUAN RAMÓN PALENCIA HERREJÓN 
DIRECCIÓN: DRA.. MARIA ASENJO GONZÁLEZ
http://biblioteca.ucm.es/tesis/19972000/H/0/H0048501.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...