sábado, 23 de agosto de 2014

Patrimonio marcado en rojo de Toledo

Seis monumentos de la provincia aparecen en la lista de edificios patrimoniales en mal estado de conservación que elabora la asociación cultural Hispania Nostra. El castillo de Casarrubios y la atalaya de Valmojado han conseguido salir del ranking

La asociación cultural Hispania Nostra cuenta con un ‘listado rojo’ en el que aparecen los monumentos y edificios patrimoniales que se encuentran en mal estado de conservación. 

Una lista negra que no es especialmente larga en el caso de la provincia de Toledo, ya que únicamente seis edificios se encuentran actualmente en ella, y dos han conseguido salir recientemente del ranking, concretamente el castillo de Casarrubios del Monte y la atalaya de Valmojado. 

Ésta ultima es una construcción documentada en el siglo XV y servía de atalaya para las guardas segovianas asentadas en la localidad, que vigilaban los buenos usos y costumbres del fuero segoviano en los límites de la jurisdicción de Can Mayor.

Esta atalaya está en comunicación visual con otra situada en el Camino Real de Madrid (Casarrubios del Monte), y se sospecha que ambas podían formar parte de un sistema o hilera defensiva más antiguo, entre las fortalezas de Alamín y Olmos.

La torre conserva sólo dos cuerpos de su estructura original, en gran parte derrumbada. Probablemente su altura inicial fuera de unos 15 metros, rematándose con una terraza almenada. Su tercer cuerpo es una reconstrucción posterior que no guarda la técnica constructiva inicial, y está rematado con un pequeño tejado que, hasta ahora, ha protegido el interior de las lluvias y la intemperie.

Mientras tanto, el castillo de Casarrubios destaca como uno de los edificios medievales militares más interesantes de la provincia toledana, al tratarse de un bonito castillo, rodeado de foso, con muros construidos a base de sillarejo revestido de ladrillo, lo que le confiere un carácter ornamental muy peculiar.

Lista ‘negra’. 

Por su mala conservación aparece destacado el castillo de Almonacid, una fortaleza con elevados muros almenados, protegidos por una barrera exterior y un camino de ronda. En el interior sólo queda la torre del Homenaje, situada en el centro del amplio recinto. La torre tiene tres plantas con bóvedas de ladrillo. Existen restos de dos aljibes, un silo y algunas habitaciones. Hay que destacar también sus triples troneras. Como otros tantos castillos españoles se encuentra abandonado y en progresiva ruina y es de titularidad municipal.

El castillo de Guadalerzas de Los Yébenes también aparece en este trágico listado al encontrarse en un estado de total abandono. Es de propiedad particular y fue construido en el siglo XII frente a otro castillo árabe previamente conquistado. Se encuentra en el paso de Guadalerzas entre Los Yébenes y Aldea del Fresno. Fue utilizado por las Ordenes de San Juan, Santiago y Calatrava y posee numerosas habitaciones, algunas con chimeneas y en el patio existen algunas viviendas.

El castillo de San Martín de Montalbán tampoco destaca por su buen estado de conservación. Sin embargo, la complicada coyuntura económica y que la mayoría de estos monumentos sean de titularidad privada los está echando a perder.

La localidad ‘fantasma’ de Caudilla cuenta con un castillo y una iglesia prácticamente derruidas, algo que también ocurre con el palacio del Gran Comendador de la Orden de San Juan de Jerusalén en España y sus pinturas situado en Madridejos, datado del siglo XIII. Desde hace años han aparecido algunas pinturas de la época, pero están sin analizar arqueológicamente.

Fuera de la lista. El concejal de Cultura, Patrimonio y Coordinación Institucional del Ayuntamiento de Valmojado, David González Agudo, explicó que el Consistorio de la localidad se reunirá en próximas fechas con los propietarios de los terrenos donde se ubica la atalaya para tratar de buscar una solución que consiga la total conservación del monumento, su estudio y el de su área cercana, de notable valor históricoy etnológico.

El edil dijo que la propuesta del Ayuntamiento pasa por realizar una permuta, es decir, que los terrenos donde está ubicado el monumento pasen a ser de titularidad municipal a cambio de ofrecer otros a sus propietarios. «A ellos les vendría bien, porque podrían construir y nosotros nos quedaríamos con la atalaya para ponerla en valor», dijo.

Además, el Consistorio aprobó la caducidad del expediente administrativo en relación al desarrollo de las Unidades de Ejecución 15 y 16 de las normas subsidiarias de Valmojado, que ponían en riesgo la torre y su entorno.

El edil añadió que el objetivo del Consistorio es estudiar a fondo este edificio cilíndrico recubierto de ladrillo y cuyo núcleo es de argamasa de yeso y canto rodado, de más de siete metros de altura y cuatro de diámetro interior. El primer documento relacionado con él data del siglo XV.

En obras. Otro de los edificios que ha conseguido salir en las últimas fechas de la lista roja elaborada por la asociación cultural y patrimonial Hispania Nostra es el castillo de Casarrubios del Monte. Todo gracias a diferentes proyectos de restauración realizados en los últimos años, el más reciente presupuestado en 120.000 euros, financiados por el Ayuntamiento y la Junta de Comunidades. La alcaldesa de la localidad, Teresa Paz, explicó que las obras consistieron en consolidar la estructura, que se encontraba en peligro de derrumbe, apuntalar el edificio y arreglar sus torre, ya que concretamente una de ellas está restaurada «completamente».

Paz se quejó de que el Gobierno regional aún no ha aportado su parte del presupuesto, por lo que reclamó el pago al Consistorio de la subvención y reconoció que sería necesario continuar con las obras para restaurar el monumento plenamente. Sin embargo, añadió que «habrá que esperar» teniendo en cuenta la complicada situación económica que atraviesa el país.

La edil concretó que se trata de un edificio construido en el siglo XIV por Alfonso Fernández Coronel, una de las fortalezas medievales militares más interesantes de la provincia toledana.

No en vano, es un bonito castillo, rodeado de foso, con muros construidos a base de sillarejo revestido por ladrillo, lo que le confiere un carácter ornamental muy peculiar.

Paz añadió que el monumento está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y fue propiedad de importantes personajes de la historia de Castilla pasando finalmente al Conde de Montijo y a la Casa de Alba, que lo vendió a un vecino en 1899.

I.G.V. - lunes, 27 de agosto de 2012
Fuente: http://www.latribunadetoledo.es/noticia/ZE53B35D0-F515-A89E-FB7E9FD7470C636E/20120827/patrimonio/marcado/rojo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...