viernes, 19 de septiembre de 2014

Sala Capitular de la Catedral de Toledo

La antesala y la sala fuerón ordenadas levantar por el Cardenal Cisneros (1495-1517) [Gonzalo Jimenez de Cisneros. Torrelaguna (Madrid) 1436 - Roa (Burgos) 1517]. esta nueva sala capitular sustituye a la antigua que estaba en la Capilla Mozárabe.

Las obras se realizarón entre 1504 y 1512. Los planos son de Enrique Egas (1455-1534) y Pedro Gumiel maestro de obras de la Catedral en aquel momento. La antesala capitular fue edificada por Enrique Egas y Pedro Gumiel entre los años 1504- 1512, con una portada esculpida por Copín de Holanda. Su interior es de estilo “Cisneros”, combinación del gótico flamígero y último mudéjar. 

De forma rectangular donde los laterales están cubiertos por armarios, que sirven para archivar las actas capitulares. Los del muro izquierdo, labrados entre 1549 y 1551, por Gregorio Pardo a instancias del cardenal Silíceo, los de enfrente son copia de 1780 realizados por Gregorio López. Las pinturas murales del friso tienen una decoración vegetal realizado por Luis Medina, Diego López y Alonso Sánchez según las trazas de Juan de Borgoña en 1511. La portada de entrada a la sala capitular realizada en 1510, es de yeserías moriscas o mudéjares.

La portada de acceso de estilo gótico, tiene el escudo de la familia Fonseca y en ella encontramos imagenes de la Virgen María, San Juan y Santiago. 

En la antesala encontramos un artesonado de estilo mudéjar obra de Francisco de Lara. En las paredes laterales dos grandes armarios guardan las actas capitulares. Son de madera de nogal y peral; obra de Gregorio Pardo (1549-1551) el de la izquierda, y ya de época muy posterior el de la derecha, obra de Gregorio López Durango en 1780 (siglo XVIII). 

Accedemos a la Sala Capitular a traves de una portada plateresca con decoración en estuco obra de Blandino Bonifacio. Ya en su interior destaca su artesonado obra de Diego López y Francisco de Lara, realizado a principios del siglo XVI entre 1508 y 1510. En la Sala Capitular destaca el artesonado dorado y policromado, realizado por el famoso tracista y tratadista Diego López de Arenas y ejecutado por Francisco Lara. 

Está rodeada esta sala por pinturas al óleo sobre el muro de yeso, que representan trece escenas de la Vida de la Virgen y la Pasión de Cristo, separadas por columnas fingidas, pintados por Juan de Borgoña en 1508.

Las pinturas que adornan la parte superior de sus paredes son obra de Juan de Borgoña. Se trata de diversas pinturas al fresco que representan escenas de la Pasión de Jesús, de la vida de la Virgen y un Juicio final, estas se encuentran separadas por columnas también pintadas. 

Desde la pieza que hace las veces de antesala se accede a través de una puerta bellísima con decoración mudéjar en el llamado estilo Cisneros. La sala capitular fue mandada construir adherida al ábside por su lado sur, por el cardenal Cisneros, sobre el año 1504. Las trazas le fueron encomendadas al arquitecto Enrique Egas.

El friso que está debajo del artesonado y recorre las cuatro paredes (llamado también alicer) lleva ornamentación plateresca muy rica. 

Toda la sala está recorrida por un banco de madera que hace la función de sitiales para los prelados, salvo la silla arzobispal que se encuentra al fondo en el centro del muro; fue labrada por Copín de Holanda y terminada en 1514. 

Sobre los sitiales, en dos filas y a lo largo de los muros se hallan todos los retratos de los arzobispos desde San Eugenio hasta el último. El autor de los retratos desde San Eugenio hasta Cisneros fue Juan de Borgoña. 

De Francisco Comontes los de Tavera y Silíceo; el de Bartolomé de Carranza de Luis de Carvajal. El de Quiroga, de Luis de Velasco. El de Sandoval y Rojas es obra de Tristán; el de Moscoso, de Ricci; el de Iguanzo, de Vicente López.

Entre la galería de retratos y el friso del artesonado los muros se muestran con pinturas al fresco. Constituyen uno de los grandes conjuntos de la pintura mural española. 

Las columnas pintadas dividen los paneles donde se representan escenas de la vida de la Virgen y de la Pasión de Cristo. Es obra excepcional de Juan de Borgoña.
Sección del plano de la catedral; girola

A continuación de la Sala Capitular y antes de llegar a la gran capilla de San Ildefonso hay dos pequeñas capillas: San Nicolás, fundada por el arzobispo Gudiel en el siglo XIII y la de la Trinidad, restaurada por el canónigo Rafael Gutiérrez Díaz en el siglo XIV.

Fuentes:

Wikipedia
http://www.jdiezarnal.com/catedraldetoledo.html
http://www.catedralprimada.es/sala_capitular/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...