jueves, 11 de septiembre de 2014

“Los Ojos de Corral” volvieron a mirar de frente a sus vecinos

Para el párroco de Corral de Almaguer y para muchos de los vecinos de esta pequeña localidad toledana, la portada renacentista de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, es una “joya arquitectónica” que, de un modo u otro, representa “los ojos de Corral”. 

Siguiendo esta metáfora, podría decirse que la “mirada” de este singular retablo pétreo, levantado en la primera mitad del siglo XVI, había quedado ensombrecida por el paso del tiempo y el rigor de un clima adverso. 

Tras meses de arduo trabajo y gracias al compromiso de vecinos, administraciones, parroquia y técnicos ha sido posible la recuperación de esta fachada, que hoy, vuelve a mirar altiva y orgullosa a sus vecinos.

Compromiso y el riguroso trabajo de un equipo multidisciplinar son, sin duda, las claves que permiten explicar el proceso de restauración de la fachada principal de la iglesia parroquial de Corral de Almaguer, en Toledo. Un retablo pétreo de estilo renacentista, levantado a mediados del siglo XVI, que ha sido sometido a un complejo proceso de restauración financiado por la Diputación Provincial de Toledo, el Arzobispado, el Ayuntamiento de la localidad y, sobre todo, por los parroquianos, que han hecho frente al grueso de la intervención, presupuestada en casi 100.000 euros. 

Los trabajos, tal y como os contamos hace un tiempo, han sido encomendados a la empresa TRYCSA junto con la Subdirección de Conservación, Restauración e Investigación IVC+R de CulturArts Generalitat y han sido desarrollados y supervisados por el estudio SFC Arquitectura.

Una mirada ensombrecida

“Los ojos de Corral”, como define el párroco de la localidad a la portada renacentista de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, presentaban, desde hace tiempo una mirada ensombrecida, por la suciedad, las grietas, las fisuras, el ataque de líquenes y plantas, el efecto de la lluvia… En definitiva, un conjunto de factores que, día tras día, habían logrado degradar y alterar la naturaleza física y química de la fachada y del material empleado para su construcción.

“El escultor seleccionó dos tipos de piedras relativamente blandas e idóneas para su talla, facilitando, de este modo, su trabajo”, explican los responsables del proyecto de restauración. Sin embargo, esta aparente “ventaja”, unida a la porosidad de la piedra, “ha favorecido su degradación frente a unas condiciones climatológicas adversas (…), provocando la aparición de fisuras, grietas y pérdidas muy importantes de material original”, continúan.


Rigor científico

Desde el estudio SFC Arquitectura y desde la propia Parroquia, promotora de la intervención, tenían claro que antes de abordar los trabajos de restauración, era necesario establecer claramente los criterios de actuación, para ser lo más respetuosos posible con un bien tan querido y valorado por los corraleños.

Así, el primer paso consistió en la realización de una serie de estudios previos, con carácter científico, basados en las muestras extraídas de la portada y destinados, fundamentalmente a caracterizar el soporte pétreo, así como los restos de policromía y pátinas superficiales; identificar los materiales que constituyen los morteros; estudiar las diferentes patologías de alteración y evaluar en laboratorio las metodologías de limpieza química y mecánica y los tratamientos de adhesión, consolidación y protección del soporte pétreo.


Con los resultados obtenidos en los estudios previos, se estableció una metodología de trabajo adecuada y específica, para garantizar el correcto desarrollo de la restauración y evitar, así, los problemas derivados de intervenciones más agresivas o inadecuadas.

Los trabajos fueron ejecutados por la empresa TRYCSA con la colaboración del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de CulturArts. “Dentro de la metodología establecida hay que destacar las fases de limpieza y de consolidación, ya que de ellas dependía en gran parte el éxito de la restauración”, apuntan técnicos de conservación y restauración encargados de la obra. “Se ha recuperado la tonalidad originaria de la portada mediante la aplicación de pátinas a base de cal y pigmentos naturales, con lo que se ha logrado un doble objetivo: por una parte, proporcionar una nueva lectura al conjunto y por otra, proteger la piedra original de las inclemencias del tiempo, con un material totalmente compatible con la naturaleza química del soporte pétreo”.

IMÁGENES: Diferentes momentos de la presentación de la restauración de la fachada a los vecinos de Corral de Almaguer. / SFC Arquitectura

Canal Patrimonio_Carmen Molinos (@carzum)
http://www.canalpatrimonio.com/reportaje-los-ojos-de-corral-vuelven-mirar-de-frente-sus-vecinos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...