jueves, 27 de marzo de 2014

El Olmo de Layos

El olmo, se encuentra muy cerca de los edificios más emblemáticos del pueblo, la iglesia y el palacio de los Condes de Mora. El olmo a lo largo de su vida ha podido compartir las andanzas de personajes de alto linaje dentro de la nobleza.


Se aprecia su edad en su tronco, de casi 5 metros de perímetro, y en los rastros que han ido dejando en él los años: la herida de una rama principal de casi medio metro de diámetro y un tronco hueco con abundantes agujeros de insectos perforadores. En el año 2006 se realizó una poda importante y un tratamiento contra la grafiosis, mal del que adolece nuestro querido olmo.

Con una edad de más de 300 años, este olmo se encuentra vivamente ligado a la historia del municipio, y así lo ha reconocido Bosques sin Fronteras

El olmo forma parte del escudo heráldico de Layos

El olmo de Layos es propiedad del Ayuntamiento. Con una edad estimada de más de 300 años, este olmo (Ulmus minor) se encuentra vivamente ligado a la historia del municipio.

Por el palacio de Layos han pasado hombres ilustres, pues perteneció, como término municipal, al Adelantado de Cazorla, Juan Carrillo de Toledo, en 1445.

Poco después pasó por herencia a ser propiedad de los López de Ayala, condes de Fuensalida, hasta que por escritura de 1509 lo adquirió el tercer conde del mismo título, el diplomático don Francisco de Rojas, quien fue emperador de los reyes Católicos en Roma. Los condes de Mora siguieron habitando con frecuencia el palacio, contando entre sus ilustres invitados con la que fuera emperatriz de Francia, Eugenia de Montijo.

El olmo o la olma, pues se le solía llamar en forma femenina por considerarse como una madre de todos los vecinos y vecinas del pueblo, bajo cuya protección quedaban, dando buena sombra en verano y siendo lugar de reunión y de enamoramientos y primeros besos entre las jóvenes parejas del pueblo. 

En muchas de estas poblaciones, como decimos, el árbol-tótem solía ser un olmo - u olma- situado en la plaza del pueblo, Bajo sus ramas, se celebraron juntas -de ahí el nombre de árboles junteros-, asambleas y reuniones concejiles. Hemos de decir que el olmo, como ocurre con otros árboles de otras poblaciones, aparece en el propio escudo del pueblo, quedando reflejado, por tanto, como uno de sus más importantes símbolos. Vaya desde aquí nuestro homenaje a un ejemplo vivo más del ancestral culto a los árboles, como realidades sagradas que eran y que deberían seguir siendo.

ABC / TOLEDO
Día 20/11/2010
Fuentes: http://www.abc.es/20101120/toledo/olmo-layos-arbol-20101120.html
http://www.layos.org/PAGINA%20AYUNTAMIENTO/premio_arbol_historico.htm
http://iberiamagica.blogspot.com.es/2015/10/la-olma-juntera-layos.html

1 comentario:

  1. Entre tanto "ilustre" citado, te olvidas mencionar el aspecto más importante de este olmo, pues bajo sus ramas se celebraban juntas vecinales, reuniones, asambleas y encuentros concejiles, en ese ejercicio de concejo abierto o democracia directa tan ocultado por el pode imperante, pues no interesa que se conozca lo que es la verdadera democracia asamblearia u horizontal y no lo que tenemos. Puedes consultarlo en el nº 64 de la “Revista de Estudios Monteños” (1993), que fue editada por la Asociación Cultural Montes de Toledo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...