domingo, 6 de septiembre de 2015

Ermita de la Virgen de la Estrella Toledo

Los orígenes de la Ermita de la Virgen de la Estrella se remontan al siglo XIV, cuando es construida por la cofradía de hortelanos.

Además, cita Sixto Ramón Parro en su “Toledo en la mano” que en su día tuvo agregado un hospitalito para acoger a los pobres de noche. 

Sin embargo, a finales del siglo XVI, la antigua ermita fue derribada y ya en el siglo XVII se construyó el actual templo barroco, perteneciente a la Iglesia de Santiago el Arrabal, bajo las trazas de Juan Bautista Monegro.

Con planta de cruz griega, es notable su sobriedad externa de fábrica de ladrillo y piedra labrada en la portada. Sobre ésta, destaca una hornacina que alberga a la Virgen con el Niño.

Construida por la Cofradía de la Virgen de la Estrella cuya existencia se remonta a 1555, fecha de la aprobación de sus ordenanzas por el cardenal Siliceo, Su portada es obra de Juan de la Fuente maestro cantero toledano.

Presenta una planta cercana a una cruz griega, tiene coro, en alto a los pies del templo, que se prolonga en sendas galerías laterales, de escaso desarrollo, y capilla mayor o presbiterio, ligeramente elevado respecto al crucero, que es ancho pero de brazos cortos.

Tras el presbiterio se dispone una estancia cuadrangular, el camarín de la Virgen, cuyo acceso se efectúa desde la sacristía.

El tramo a los pies de la ermita y los brazos del crucero presentan bóvedas de medio cañón con lunetos. Sobre el tramo central del crucero se levanta una cúpula sobre pechinas, fajeada y ciega. 

Todo el interior está jaharrado, y los elementos de articulación vertical son pilastras toscanas, sobre las que corre el entablamento. El camarín, por su parte, tiene una cubierta cupuliforme de superficie avenerada.

Es famoso el Belén que se instala en la capilla en época navideña y sus fiestas, celebradas durante nueve días, culminando con la procesión el cuarto domingo de mayo, tienen lugar en la plaza delante de la iglesia de Santiago del Arrabal.

Gracias al tesón y empeño de su Cofradía ha permanecido perfectamente conservada hasta nuestros días, la última intervención es muy reciente ejecutada por el Consorcio de la Ciudad de Toledo bajo la dirección del arquitecto Juan Antonio Hernández Benito.

Localización: Calle Real del Arrabal, 1.

Fuentes: 
http://www.unaventanadesdemadrid.com/toledo-vii.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...