jueves, 31 de enero de 2019

Moras, La Reina Mora, Las "Encantás"

La Mora de la Peña de la Encantada de Puertollano. M. Félix

Etimológicamente la denominación de Mora o Moura responde a la relación del vocablo prerromano “mor” (piedras, túmulo, cerro…) y que puede corresponderse con las “morras” o poblados pertenecientes a la cultura del Bronce Manchego. 

A menudo confundidas con las hadas existieron en toda la geografía española. 

Personajes de leyenda, restos de las huestes moras que se desplazaron de sur a norte, cristianizadas o no, generalmente están encantadas.

Cueva de la Mora, fuente la Mora o el paso de la Mora son topónimos frecuentes en nuestra tierra. Así en Daimiel tenemos la cueva de la Mora y el paraje de Moratalaz; en Calzada de Calatrava el arroyo y la umbría de la Mora; en Agudo la peña de la Mora; en Carrión de Calatrava el corral de la Mora; en Almadén la loma de la Tierra Mora; en Villanueva de los Infantes el cerro de la Mora y Moranzas; en Almadenejos la tabla del Moro y el baño de la Sultana; en Alhambra el molino del Moro; en Argamasilla de Calatrava la Sala de los Moros; en Castellar de Santiago la Medina y la casa de la Medina; en Torre de Juan Abad el cerro del Moro; en Campo de Criptana la casa del Moro; en Piedrabuena la hoya de la Mezquita, la sierra de la Mezquita y el morro de Marruecos; en Puebla de don Rodrigo el collado de Entremoros; en Manzanares el paraje de las Moratas; en viso del Marqués el pozo del Moro; y en Abenojar Navalmoro, la noria de Navalmoro y el cerro del Moro. 

Más explícitos aún son los topónimos la Encantada en Daimiel, cañada y cueva de la Encantada en Granátula de Calatrava, camino de la Encantada en Puebla de Don Rodrigo y cueva de la Encantada en Campo de Criptana.


En el norte de España, las moras viven refugiadas en las cuevas o bajo el agua. Se cuenta que son mujeres que acompañaban a los ejércitos moros y que al retirarse éstos tras ser derrotados, quedaban atrás llorando su desgracia y a menudo guardando los tesoros que los moros habían conseguido en sus correrías.

 Desde entonces, encantadas y encadenadas a las cuevas por cadenas misteriosas e invisibles, no salen más que en noches de luna llena para buscar agua mientras entonan tristes canciones.

Ningún rincón de la península se libra de las leyendas sobre moras encantadas. En Salamanca, la “cueva de la Quilama” está ligada una princesa mora que guarda fabulosos tesoros y solo consigue alejarse de su encierro a través de un pasadizo para pasearse tristemente por el río Quilama. La noche de San Juan pueden oírse sus lamentos al fondo de la cueva llorando su cautiverio. 

Si alguien se atreve a intentar llegar hasta las riquezas que custodia desaparece, muere o se vuelve loco. En Villanueva del Conde existe también una cueva que se cree comunicada con el castillo de Valero por medio de un subterráneo y que encierra las habitaciones de la Mora y un horno con oro molido.

Cuentan que antiguamente “cuando salía el sol la mañana de San Juan, salía la Mora de su cueva para tender las ropas y bonitos trajes así como sus ricas joyas de oro que brillaban con el baile del sol la mañana de San Juan”.

En Villar de Argañán, en la fuente de las Tahonas, existe una Mora Encantada que todas las mañanas de San Juan, antes de la salida del sol, cuelga la ropa que utilizó durante el año.

En Cabeza del Buey, en Badajoz, también existe una leyenda sobre una Mora Encantada, pero en este caso no eran una sino tres hermanas, hijas de un rey moro y de una cristiana.

En Almadenejos existe la cueva del Anillo en la que se sospecha la presencia de un fabuloso tesoro y muy cerca de esta cueva se cita también un aljibe natural al que se conoce como el baño de la Sultana. Ambos lugares forman parte de la sierra de Manzaire donde se sitúan los restos de un castillo del mismo nombre y en el que se alojó el mítico Almanzor.

En ocasiones la Mora no está encantada pero es la responsable de la formación de algunos hitos morfológicos llamativos como cerros, fuentes o lagunas. Y cuando no se habla expresamente de moras encantadas, ni de fenómenos provocados por ellas en vida, sí que se utiliza a los moros para nombrar los incontables tesoros que escondieron y que esperan a quienes logren descubrirlos.

Otro tanto ocurre cuando en los pueblos se quiere datar algo en un periodo histórico muy lejano. La explicación que los lugareños han dado siempre es que: “es de cuando los moros”.

Un buen ejemplo lo tenemos en la tumba megalítica fechada en la edad del bronce, conocida como la Sala de los Moros, que se localiza entre Argamasilla de Calatrava y Puertollano.

Encantás. Mitos sobre encantás se pueden recoger en toda la península Ibérica aunque adquieren distintos nombres. En Galicia y Portugal se las llama Mouras, Xana en Asturias, Anjana y Encantá en Cantabria; la diosa Mari del País Vasco es un mito similar. En Castilla se las denomina Moras y en La Mancha son Encantás.

En La Mancha están especialmente extendidas, encontrándolas en la mayoría de nuestros pueblos. Carlos Villar Esparza recoge este mito en su libro Con Once Orejas y afirma que es una: “aparición, que salvo excepciones, era siempre sanjuanera”.

En Villanueva de los Infantes se la definía como “una señora muy guapa, encantada, que no se veía pero que se podía hablar con ella y provocaba miedo”, “Mora muy guapa, con el pelo largo, a la que apenas podían resistirse los hombres que la miraban a los ojos… cuando se iba a beber agua en abrevaderos en el campo salía con un cántaro y te golpeaba en la cabeza”, “Mora que vivía en sitios subterráneos como la cueva de San Miguel y cueva de la Mora y salía el día de San Juan. Se decía que estaba encantada y que si te acertaba a tocar con el peine quedarías también encantado o encantada”.

La Encantá de Torre de Juan Abad se dejaba ver en el estrecho de las torres, también conocido como torres de Joray o Eznavejor, en el término de Villamanrique. La noche de San Juan junto a la fuente del piojo, bajo la sombra de los últimos restos de Joray, era el lugar elegido para su aparición. Se decía que antiguamente las gentes del pueblo marchaban en grupos a contemplar el asombroso prodigio. 


La dama aparecía con un camisón de raso azul, en una de sus manos llevaba un maravilloso peine de oro que le servía para alisar sus suaves cabellos. Cuando alguno de los curiosos se acercaba demasiado la aparición desaparecía.

En el vecino pueblo de Villamanrique se han conservado algunas leyendas de la maldición que pesa sobre la “Encantá”, hermosa mora enamorada de un cristiano infiel y guardiana de un tesoro oculto. El 24 de junio ninguna moza soltera pasaba, ni con el pensamiento, por donde se aparecía pues de hacerlo no se podría casar.

En Alcubillas, en el cerro de San Isidro, asomaba otra “Encantá” de la que decían suplicaba por piedad a los caminantes un poco de agua… cuando el gañán caritativo, conmovido por las palabras suplicantes y la belleza de la embrujada, se acercaba para entregársela y calmar su sed, desaparecía sin dejar huella.

En Ruidera, junto a los “riscos de la Cubeta”, también aparecía esta visión: “pues íbamos los chiquillos a varear aquello, para comer los anises y las mujeres, nuestras madres, las personas mayores nos decían: “… tener cuidado, ir a una hora, siempre al mediodía o por la tarde, porque por las mañanas hay una mujer vieja que está encantá, con un pelo muy largo, pero es un pelo que brilla mucho, es de color de oro que se peina con un peine de oro y sale por las mañanas en cuanto sale el sol, al sitio que da el sol, y se está peinando y si os coge a algún chiquillo os va a dejar encantaos y os vais a quedar allí y ella se va a salir que es lo que quiere”. La “Encantá del caño” surgía por tierras del pueblo de Montiel.

En muchas de sus apariciones se presenta con luminosa áurea, siendo, casi siempre, el lugar elegido cerros, oteros, fuentes, arroyos, cuevas, ruinas…, primigenio origen de antiguas y populares litofanias (juegos ópticos) y de misteriosos cultos acuáticos. La Sanjuanera aparece normalmente en puntos donde hay o se han descubierto ruinas de poblaciones humanas antiquísimas.

Años ha, los recuerdos y la memoria de nuestros abuelos se detenían en “tiempos de los moros”. Todo el pasado con tintes de maravillas y fantasías nacía de aquellos antiguos señores que llegaron del sur y vivieron durante siglos en estas tierras. 

Antes la memoria se perdía en el negro abismo de lo desconocido y la profundidad de lo ignorado y oculto. Quizás sea este el motivo por el que casi todas las encantás manchegas tengan su génesis y su cuna en tiempos de la civilización árabe y el poder berebere en la zona.

La anual aparición de la Encantá es consecuencia de la terrible maldición padecida en sus días de vida terrenal. Según las leyendas las faltas cometidas y maldiciones son muchas y diversas, aunque siempre relacionadas con las riquezas y el amor. 

Unas cuentan que su encantamiento es consecuencia de la ira paterna al ser descubiertos sus ocultos amores con un cristiano galán. Hija que el moro había cuidado y protegido hasta entonces entre azahares, jazmines, sedas, damascos y fieros eunucos con la esperanza de entregarla al merecedor de tanta hermosura: rey, emir o califa.

Hay otras leyendas que relatan que algunas de las encantás fueron víctimas inocentes de la ambición de un caballero felón, cristiano siempre. Es la mora asesinada por su decidida y valiente negativa a mostrarle al infame cristiano el lugar donde se encontraba el tesoro familiar, secreto que sólo ella conoce.

Se sabe de la Encantá que regresa del reino de las sombras en la noche de San Juan, cuando se abre la puerta que comunica los dos mundos. En su cubil aguarda la llegada del mozo o caballero limpio de corazón al que podría entregar su secreto y por fin descansar en la oscuridad de los muertos.

En caso contrario, la necedad y avaricia del hombre que desprecia los peligros que protegen sus tesoros le cuesta la vida, desaparece y jamás vuelve a ser visto.

Cuentan de otra Encantá que entregó al galán su virginidad bajo falsa promesa de matrimonio. El mozo, una vez saciadas sus hambres sexuales desapareció siguiendo a los ejércitos que van a la guerra, tras la gloria y la riqueza. 

La moza esperó la vuelta de su amado y con ella el cumplimiento de la palabra dada de matrimonio, casorio que nunca se produce porque el galán jamás regresa. Convertida en encantada continua aguardando el regreso del falso enamorado y el cumplimiento de su promesa, y por este motivo se la ve mirar con desespero los caminos y a los caminantes.

Desconocemos si la Encantá aún mantiene la pasión carnal y amorosa por el aprovechado caballero que la tiene hechizada. Sabemos en cambio que la hechicería desaparecerá con la vuelta del amado o con algún esforzado héroe que, compadecido de su dolor y tormento, la tome en matrimonio, afrontando todos los peligros que ello conlleva.

Una leyenda recogida en las tradiciones orales montieleñas habla de una dama Sanjuanera condenada a la inmortalidad por ser madre sin tener varón como marido conocido. Su padre, caudillo moro y alcalde de una fortaleza, asesina cruelmente al inocente nietecillo, y recluye a su hija en una inexpugnable torre para que en esa siniestra prisión pague el pecado de su vergonzante maternidad.

Durante muchos días y noches se oyeron los aullidos y lamentos de la infeliz madre llorando la muerte de su hijo. Corrieron los años, cayó el poder del moro, pasaron y pasaron generaciones de hombres y mujeres y aún siguen contando que la prisionera se aparece entre las cuatro piedras de su derruida prisión. Suplica se le devuelta su criatura y desatado el nudo mágico que la mantiene encantada en la torre, a cambio te colmara de riquezas.

Características esenciales de las encantás, comunes a todas ellas, aunque con ligeras variaciones, son: ser jóvenes de extraordinaria hermosura virginal, de tez blanca o de brillante ébano, de largos cabellos rubios o negros como ala de cuervo…, que en todos los casos llegan hasta sus caderas, son extraordinariamente suaves y se reflejan los oros del día y las platas nocturnas. 

Esos cabellos son peinados con un rico peine de oro incrustado de joyas. Tienen hermosos y profundos ojos, el que osa mirarlos directamente queda hechizado y enamorado. Aunque es importante anotar la sobresaliente falta carencia de sensualidad en ellas.

Las encantás, amén de sus gracias y donaires, son en su mayoría apacibles y bondadosas pero también las hay que son malvadas y diestras en las artes mágicas, usan de objetos, como el referido peine, botellas de agua, alcucillas de aceite, supuestamente con propiedades mágicas y con promesas de fastuosos tesoros tienta a pastores, gañanes, mozas o viajeros que el día de San Juan se encuentran en el lugar de la aparición…, pero su verdadero objetivo no es colmarles de riquezas o poderes sino seducirlos y llevárselos con ella a su profunda y húmeda cueva llena de pesadillas y malas cosas. 

Afortunadamente la muchachada, instruida por la sabiduría materna, escapaba casi siempre de sus acechos y engaños.

Como se ha descrito anteriormente; los enclaves, poderosos emisores de fuerzas telúricas, donde se producen las apariciones de las encantadas coinciden por tener elementos afines: lugares elevados, grutas tesoreras, pozos o corrientes de aguas, ruinas de fortalezas o edificios antiguos, cuya función se ha perdido en los caminos de la historia y de los hombres. Su permanente conexión con las fuentes de agua hace que en muchos casos sea presentada como descendiente de las mitológicas náyades, familia de las ninfas.

Sin duda alguna, la Encantá es la reina de nuestra mitología popular y aunque es cierto que su estela ha desaparecido en numerosos lugares de La Mancha, porque el siglo de la información y el conocimiento ha acabado con ellas, también lo es, que en muchos pueblos acude acicalada y fiel a su cita Sanjuanera evitando, al menos de momento, su desaparición.

No hace mucho que madres y abuelas utilizaban el recurso de la Encantá como espantajo que evitara las correrías camperas y lacustres de los niños y jóvenes.


En el cerro de la Yezosa (Bolaños de Calatrava), se tiene conocimiento de la existencia de una cueva natural, se cree que es una antigua boca del volcán. Según la leyenda popular, una mujer muy bella que llevaba un espejo, se aparecía en esta cueva en determinados días del año. Otras voces afirman que esta misma cueva es la boca de un pasadizo que conducía al castillo de Doña Berenguela.

Leyendas sobre encantadas tenemos en Almadenejos, allí se aparecían en el río Valdeazogues, en la tabla de las Tres Hermanas, y en el río Gargantiel; en Puertollano se aparecía en la peña de la Encantada, en el cerro de Santa Ana; en Puebla de Don Rodrigo aparecía una mora encantada en los peñones del Chorro; en la cueva del río Ventillas también habitó una encantada según me contó F. Ferreiro; en Piedrabuena se bañaba en las aguas del río Bullaque… Alcubillas, Villanueva de los Infantes, Castellar de Santiago, Torre de Juan Abad, Ruidera, Montiel, Granátula de Calatrava, Bolaños, Puebla de Don Rodrigo, Puertollano, Almadenejos, Campo de Criptana y Villamanrique son algunos de los pueblos donde el recuerdo de la existencia de la Encantá se mantiene con más fuerza en nuestros días.

Pese a todo, hasta nuestros días han llegado las encantás como mito de la gente nueva y las personas viejas.




https://mitosysupersticionesmanchegas.blogspot.com/2017/04/moras-la-reina-mora-las-encantas.html

miércoles, 30 de enero de 2019

Tradición del "Judio" de Camarena, Toledo

Resultado de imagen de Camarena toledo mapaCada 2 de febrero el pueblo de Camarena, en la provincia de Toledo, revive una antigua tradición. 

Se trata de la salida de “el Judío” por las calles de la localidad para hacer cuestación que se destina a sufragar misas.

El “Judío” es un personaje con tintes carnavalescos, una especie de máscara o botarga de carácter bondadoso que hace cuestación y se acompaña de niños y niñas que advierten de su presencia haciendo sonar cencerros. 

Estamos ante una mascarada de invierno, de un único personaje protagonista, que se enmarca como otras muchas en las festividades de la Candelaria y San Blas.

El rasgo más significativo de este personaje es el carácter hereditario que lleva aparejado. Paco, el actual “Judío” que lleva varias décadas protagonizando esta fiesta, heredó la tradición de su abuelo. 

Le pregunté si conocía el origen de la misma o si le habían aportado algún dato, y me respondió que él lo ha conocido de toda la vida, pues entre su abuelo y él han completado más de 100 años de esta tradición que pierde sus orígenes en siglos anteriores.


El Judío sale del Ayuntamiento

El atuendo del “Judío” se compone de pantalón de color rojo ajustado a los tobillos, blusón del mismo color con ribetes verdes y botonadura roja, y una capa corta a modo de toquilla sobre los hombros de color verde con cuellos rojos. 

Completan el uniforme una especie de boina o gorra roja y verde con una borla de flecos de los mismos tonos, la talega de color verde en la que recoge los donativos, y una lanza o especie de alabarda acabada en punta. Este último elemento, la lanza, vendría a ser el “asador” que encontramos en otras mascaradas similares. 

En este caso el “Judío” ensarta en ella las “gargantas” de San Blas que vende para obtener fondos para ofrecer misas al santo. Las gargantas son una especie de aros de cera que van decoradas con un lazo rojo; son un exvoto que los devotos del santo adquieren para protegerse contra los males de garganta, ante los que aboga el obispo mártir de Sebaste. 

A San Blas en Camarena se le tiene especial devoción, su imagen se encuentra en la iglesia parroquial, y recuerda un milagro que hace varios siglos obró cuando salvó a un caballero de un atragantamiento. 

La imagen así lo representa, a los pies del santo aparece el caballero en actitud suplicante, pidiendo los favores del mártir.

Tradicionalmente el “Judío” sale en la mañana del 2 de febrero, fiesta de la Candelaria. 

Ello me hace pensar que su presencia podría tener un trasfondo que encontramos en otras botargas o máscaras que aparecen en este día en otros lugares. 

El personaje, seguramente nacido de un rito pagano, con la llegada del cristianismo, pudo tomarse como un personaje que según la tradición acompañó a la Virgen al Templo cuando salió por vez primera 40 días después de haber dado a luz. 

La misión de este personaje grotesco sería atraer la atención de la gente y evitar que centrasen sus miradas en la ruborizada María. 

Esto también nos da pie a pensar que el hecho de recibir el nombre de “Judío” esté estrechamente relacionado con esto precisamente, pues Cristo, como todo judío cumplió con el rito de ser presentado por sus padres en el templo a los cuarenta días de nacer, según la Ley de Moisés. 

Por lo tanto, ese personaje que nos presenta la tradición oral también era judío, y de ahí que esta máscara haya podido tomar su nombre basado en estas interpretaciones.

 No hay datos o documentos que afiancen esta hipótesis, repito que es una aportación propia que me surge de la existencia y conocimento de otras fiestas muy similares en las que sí se acepta esa interpretación –legendaria claro está- de las mismas.

En los últimos años la fiesta se viene celebrando el domingo más próximo, pues al no tratarse de un festivo local, los niños, máximos protagonistas, han de asistir al colegio.

 El día del “Judío” es eminentemente infantil en Camarena, pues son los niños y niñas quienes le acompañan durante todo el trayecto haciendo sonar sus cencerros para avisar de su paso por cada calle o barrio del lugar. 

La presencia de los cencerros, tan común en cualquier mascarada de las que conocemos y tan importante, me hace pensar en otras dos posibles hipótesis acerca del origen de la fiesta:

- Que se trate de un rito de orígenes paganos en el que los cencerros tuvieran una función ahuyentadora de malos augurios, o por otra parte junto a los vivos colores del atuendo del “Judío” pudieran hacer referencia a un rito de llamada al despertar de la naturaleza ante la cercana llegada de la estación primaveral.


- Que ya cristianizada la fiesta, y en caso de tener relación con la interpretación legendaria expuesta al principio, fueran también elemento de llamada de atención, de distracción de quienes provocaban el rubor de la Virgen al sentirse observada.

El gorro del "Judío"

Sea cual fuere el origen, pues esto no son más que meras interpretaciones del rito, el “Día del Judío” es muy esperado por los niños y niñas camareneros. 

A media mañana sale del ayuntamiento y recorre varias calles de la localidad rodeado de la chiquillería. Paco, “el Judío” les invita a correr de vez en cuando tras él haciendo sonar los cencerros:“¡Venga! ¡Vamos a echar otra carrerita!”. 

Todo el que se encuentra al “Judío” a su paso debe darle una limosna que después entregárselas al cura para sufragar misas. 

En su recorrido hace un alto en la residencia de ancianos donde revive momentos de especial emoción al ver la alegría y la nostalgia de los más mayores que en otra época fueron niños y acompañaron también al “Judío”. 

Paco al salir me decía emocionado: “¡me hacen llorar!”. A medio día llega de nuevo al ayuntamiento donde se agasaja a los niños con dulces. 

Desde hace unos años el consistorio para potenciar la participación de los niños con sus cencerros, hace entrega de premios al más grande, al más original, al que más ruido haga…

Como vemos se trata de una fiesta que se resiste a caer en el olvido, gracias sobre todo al tesón de Paco que cada año saca su traje de “Judío” para revivir la tradición. 

Tuve la suerte de hablar con él y acompañarle en su recorrido, y le pregunté si tenía sucesor para que continuara la tradición. 

Me dijo que de momento no, pero que aquel que estuviese dispuesto a salir de “Judío” que con mucho gusto le cedería el traje para que siguiera celebrándose tan entrañable fiesta.

Quiero agradecer la amabilidad de Paco “el Judío”, que aceptó hablarme de la tradición. 

Gracias al tesón de personas como él, las raíces de los pueblos se mantienen vivas y llegan hasta nuestros días estas tradiciones, herencia de las generaciones pasadas.

"La lanza"

Uno de los cencerros que le acompañan

Fuentes consultadas: VV.AA (Asociación Comarcal Castillos del Medio Tajo), Cultura y Tradición, síntesis del inventario. I. Gráficas Rafael S.L. Torrijos (Toledo), 2006. / CHRISTIAN, W.A., Religiosidad Local en la España de Felipe II. Ed. Nerea. Madrid, 1991.


Publicado por Objetivo Tradición en 2:26
http://objetivotradicion.blogspot.com/2015/02/el-judio-de-camarena.html

martes, 29 de enero de 2019

Toledo, Semilla Santa

Vine a la extensa ciudad de Toledo, capital del reino, que está revestida del encanto de la dominación y ornada con las ciencias, mostrando a los pueblos y príncipes su belleza. Porque allí emigraron las tribus, las tribus del Señor. 

¡Cuántos palacios hay en su interior que hacen correrse a las luminarias para la magnificiencia de su belleza y esplendor! ¡Cuántas sinagogas hay en ella de belleza incomparable! Allí toda el alma alaba al Señor. 



En su medio habita una congregación de semilla santa, que tiene como ornamento la justicia, numerosa como las plantas del campo.

Yehudah ben Shlomo al-Jarizi (siglo XII)













      Toledo, Spain
http://miratoledo.blogspot.com/2018/05/semilla-santa.html

lunes, 28 de enero de 2019

Los Hidalgos de Toledo en el Catastro de Ensenada de 1749: Comarca de Sierra de San Vicente ( y IX )

Resultado de imagen de Comarca de Sierra de San Vicente
Mejorada (Leg. H 381): 

Don Juan Albarez Ramos, corregidor de la villa de Valverde del a Vera, 36 años, casaso con maria doña Theresa Geronimo; don Juan Bretón del Rio, de oficio jornalero, 42 años, casado con doña Cathalina Fernandez. Hijos don Juan, doña Josepha, doña Ines y doña Maria.


Navamorcuende (Leg. H 1800): 

Don Jose de Agüero, 50 años, casado con doña Angela Enciso y Texada. Hijas Geronima, Theresa y Antonia; don Melchor de Herbas y Loarda, soltero de 48 años.


 Montesclaros (Leg. H 402): 

Don Phelipe Rodriguez, gobernador de la villa, 50 años, casado con doña Maria Santos.

 Pelahustán (Leg. H 505): 

Resultado de imagen de Hidalgos de ToledoDon Francisco Perez, 35 años, casado con Mariana de Lerma; don Manuel Perez Ramos, 32 años, casado con doña Francisca Perez. Hijos doña Maria, doña Benita y don Francisco; don Manuel Perez, 34 años, casado con doña Magdalena Saez. Tienen un hijo llamado don Andres; don Joseph Perez, 57 años, casado con doña Cecilia Perez. Hijas doña Ana y doña Maria; don Simon Perez, 30 años, casado con doña Juana Garcia; don Vicentte Perez, 27 años, casado con doña Maria Garcia. Hijas doña Maria y doña Paloma; don Mattias Perez, 34 años, casado con doña Antonia Muñoz. Hijos doña Ana, don Andres, doña Angela y don Vicentte; don Juan Perez, 20 años, sirviente; don Joseph Perez, 25 años, sirviente; don Martin Perez, 27 años, tejedor de lienzos, casado con doña Geronima Sanchez. 

Las localidades de Almendral de la Cañada, Buenaventura, Castillo de Bayuela, Cardiel de los Montes, Cazalegas, Cervera de los Montes, Garciotum, Hinojosa de San Vicente, La Iglesuela, Marrupe, Nuñoz Gómez, Pepino, San Román de los Montes, Sartajada y Sotillo de las Palomas, no contaban con ningún hidalgo censado. 

Pueblos desaparecidos tras la realización del catastro que tenían miembros del estado noble entre sus vecinos 


La Mañosa (Leg. 371): Doña Luisa Martín de Eugenio, viuda de 22 años; doña Melchiora Mendoza, viuda de 69 años, y su hermano don Joseph Mendoza

La Mañosa (Leg. 371): 

Doña Luisa Martín de Eugenio, viuda de 22 años; doña Melchiora Mendoza, viuda de 69 años, y su hermano don Joseph Mendoza.

https://www.ramhg.es/images/stories/pdf/anales/18_2015/06_nieto.pdf

domingo, 27 de enero de 2019

Los Hidalgos de Toledo en el Catastro de Ensenada de 1749: Comarca de los Montes de Toledo ( VIII )

Resultado de imagen de Comarca de los Montes de Toledo  (Leg. H 629):

Don Manuel Marin del Campo, 54, casado con doña Feliziana Alonso86. Hijos don Antonio, don Joseph, don Geronimo, doña Josepha, doña Theresa, doña Alphonsa y don Gabriel; don Miguel Perez de la Serna, 25 años, casado con doña Juana Martin Torres de Neira87. Hijos Diego y Juliana.

Los Yébenes (H 879)88:

Don Sebastian Antonio de Lara, 36 años, casado don doña Antonia Olivas y Castañeda; don Francisco Blas Garoz, 68 años, casado con doña Ysavel Gomez; doña Clariana del Aguila, soltera de 62 años; don Antonio Gonzalez Carvajal, 59 años, casado con doña Ana Garoz y Gomez. Hijos Bruno, Mariana y Basilia Anasthasia.

Polán (Leg. H 522):

Resultado de imagen de Hidalgos de ToledoDon Melchor de Santa Cruz, 47 años, casado con doña Antonia de Guzmán. Hijos don Melchor y doña Maria; don Joseph de Villalta 44 años, casado con doña Josepha de Rozas. Hijos don Antonio, don Luis, don León, doña María Valuina y doña Maria; don Geronimo de Guzman y Mendoza, 62 años, casado con doña Theresa de Villalta; don Gaspar Ygnacio Anttolínez Zisneros, 27 años, casado con doña Josepha Suarez; don Agustin de Herrera y Monttoia, 58 años; don Joachin de Guzman y Mendoza, 43 años, casado con doña Francisca Albarez de Sotto; don Manuel Joseph de Matta y Herrera, 34 años, casado con doña Angela Lopez. Hijos don Juan Antonio, don Santiago Benttura y don Miguel; don Joseph Maiorga, 59 años, casado con doña Ignacia Cornejo. En la misma familia aparece censada doña Maria de Lor, su sobrina; don Manuel Suarez, 60 años, casado con doña Maria Aguilera. Hijos don Manuel, don Antonio, don Diego, don Francisco, doña Maria y doña Manuela; don Francisco Joseph de Zepeda, 62 años, casado con doña Ysavel de Herrera; don Balthasar de Herrera y Monttoia, 57 años; don Alonso Manuel de Zepeda, 34 años, casado con doña Francisca de Lizarra y Zepeda; don Manuel de Maiorga, 33 años, casado con doña Francisca de Lor; doña Manuela Heredero, viuda de don Manuel Sedeño, 40 años. Tiene un hijo llamado Francisco; doña Angela de Villavelarde, viuda de Phelipe Sarmiento, del estado general, 66 años; doña Maria Suarez, soltera de 30; doña Josepha Suarez, viuda de don Matheo de Heredia, 76 años; doña Maria Suarez, soltera de 34 años y su hermana doña Lucia de 30.


Menasalbas (Leg. H 384):

Doña Magdalena Fernandez de Segorve, viuda de 46 años. Tiene una hija llamada doña Antonia Alorda; doña Vicenta Sanchez Verenguillo, 28 años, mujer de Manuel Gutierrez, del estado general; doña Margarita de Guzman, viuda de 33 años. Hijos don Antonio Ramón y don Francisco Manuel de Amescua.

Urda (Leg. H 765):

Don Fernando Lopez de Zerbantes, 54 años, casado con doña Maria Zerbantes. Hijas Vizenta y Theresa; don Joseph Gallego, soltero de 22 años; don Telesforo Gallego, 24 años, casado con doña Ana Maria Policarpo. Tienen un hijo llamado Gregorio; don Domingo Gallego, 47 años, casado con doña Cathalina Nuñez. Hijos Francisco y Maria; don Eusebio Bermudes, 33 años, casado con doña Ana Fernández. Hijos Joseph, Cathalina, Maria y Ana; don Gabriel Lopez de Zervantes, 52 años, casado con Maria Zaña Fagua. Hijos Fernando, don Gabriel y Diego, cuyo oificio en los tres casos es el de carbonero; Alphonso, Vicente y Teresa; don Joseph Gallego, 36 años, casado con doña Josepha Nuñez. Hijos Antonio Julian, Manuel, Francisco, Juan Alfonso, Josepha y Maria; don Thelesforo Gallego, 34 años, casado con Maria Fernandez Policarpo. Tienen un hijo llamado Angel; don Alfonso Lopez de Zerbantes, viudo de 81 años.

Orgaz (Leg. h 480):

Doña Theresa Camargo, viuda de don Fernando Perea, 36 años. Hijos don Luis y doña Josepha; don Juan Nietto Magdaleno, 50 años, casado con doña Manuela Martin Torre de Neyra. Tienen una hija llamada doña Manuela; doña Matilde de Perea Nietto, soltera de 25 años; don Salvador de Perea Nieto, soltero de 18 años; don Pedro Baca de Guzman, 52 años, casado con Maria de la Paz. Hijos don Joseph, don Luis y doña Maria; Gutierre Calderón de la Barca, regidor por el estado noble, 22 años, casado con doña Michalea de Perea; don Gabriel Joseph del Alamo y Cano, viudo de 32 años. Tiene una hija llamada Maria Theresa; don Francisco Manuel de Perea, alcalde ordinario por el estado noble, 49 años, casado con doña Ynes Calderón de la Barca; don Joseph Nicolas Calderon de la Barca, 50 años, casado con doña Ana de la Fuente; don Juan Perea, 60 años, casado con doña Clara de Perea; don Francisco Xavier Romero, 26 años, casado con doña Theresa Maldonado; don Diego de Perea y Robles, 34 años, casado con doña Narcisa de las Ynfanttas. Tienen un hijo llamado don Francisco; don Francisco Fuertes, abogados de los reales consejos, 46 años, casado con doña Ynes Bustos.

Burguillos de Toledo (Leg. H 113):

Doña Eugenia Rosa de Rivadeneyra, soltera de 50 años.

Ajofrín (Leg. H 6):

Doña Juana Gonzalez de Cavañas, viuda de 60 años.

Almonacid (Leg. H 1746):

Don Gabriel Hordoñez, 36 años, casado con doña Maria Theresa90. Hijos Francisco, Antonia y Maria; don Antonio Thomas Lopez de la Torre, 36 años, casado con Maria Hordoñez y San Pedro; don Francisco Hordoñes y San Pedro, 65 años, casado con doña Francisca Salzedo y Misea. Tienen un hijo llamado don Joseph; don Ramon Francisco de la Plama;don Bernardo de Rodas; don Diego Ordoñez, 42 años, casado doña Juana Lopez. Hijos don Joseph, doña Antonia y doña Manuela; doña Manuela de Huertta, viuda de 50 años; doña Juana Vazquez, viuda de 54 años; doña Maria Garcia Escalona, viuda de 60 años; doña Theresa Fernandez, viuda de 70 años.

San Martín de Montalbán (Leg. H 594):

Doña Maria Maiorga, viuda de 50 años.

Mascaraque (Leg. 374):

Don Bernardo Fontecha, soltero de 62 años; doña Serafina Suarez, soltera de 60 años; doña Thomasa Sotelo, 38 años, casada con Carlos Fernández, del estado general; don Joaquin Sotelo, 37 años, casado con doña Ana Maria Soltelo; doña Antonia Martin, viuda de 60 años; doña Antonia de Torres y Oliberio, 65 años; don Reymundo Suarez, soltero de 30 años; don Baltasar Suarez, soltero de 25 años; doña Quiteria Lopez, viuda de 76 años; don Juan Fernadez Suarez, viudo de 53 años. Hijas doña Nicolasa, doña Serapia y doña Theresa; don Joseph Sotelo, 45 años, casado con doña Gertrudis Pareja; doña Theresa Sotelo, viuda de 70 años; don Tohmas Sotelo, 40 años, casado con Margarita Alcayde. Tienen un hijo llamado don Feliz.


Las localidades de Argés, Casalgordo, Casasbuenas, Cobisa, Cuerva, Chueca, Gálvez, Guadamur, Hontanar, Layos, Manzaneque, Mazarambroz, Marjaliza, Nambroca, Navahermosa, Noez, San Pablo de los Montes, Pulgar, Totanés, Las Ventas con Peñaguilera y Villaminaya, no tenían censado ningún hidalgo.
Por Carlos Nieto Sánchez
https://www.ramhg.es/images/stories/pdf/anales/18_2015/06_nieto.pdf

sábado, 26 de enero de 2019

Los Hidalgos de Toledo en el Catastro de Ensenada de 1749: Comarca de La Jara (VII )

Resultado de imagen de Comarca de La Jara
La Pueblanueva (Leg. H 546):

Don Alejandro Gaittan de Aiala, 54 años, y su ama doña Manuela Zorrila; doña Lorenza Gonzalez, 69 años, mujer de Diego Blazquez de la Llave, del estado general; doña Ana de Villaroel, 33 años, mujer de Manuel Blazquez, del estado general; don Francisco Ximenez, 37 años, casado con doña Vicenta de Laguila Egas. Hijos don Jose, don Antonio, don Joaquin, doña Maria y don Pedro; Doña Maria de Burgos, 29 años, mujer de Francisco Gomez, del estado general; don Juan Blazquez, 49 años, casado con doña Maria Martín de Ujenio. Hijas doña Maria Antonia y doña Luisa Bernarda; don Joseph Blazquez Yllán, 52 años, casado con doña Ynes Blazquez de Agüero. Hijos doña Maria Theresa, don Jose Pasqual y don Lorenzo Antonio; don Juan Jimenez Ruiz, 70 años. Con él aparecen censados sus hijos don Juan Manuel Jimenez Rabanal, presbítero, don Joseph, su otro hijo, y su nieto don Francisco Javier de Vega; don Joaquin de Agüero, 40 años, casado con doña Beatriz Martin de Ujenio. Hijos don Juaquín Javier, doña Ana Maria y doña Maria Luisa; doña Maria de Cazeres, viuda de 50 años; doña Alphonsa Gutierrez, de 32 años, mujer de Manuel Gomez-Toston del estado general; don Pedro Joseph de Vega, 51 años, casado con doña Antonia Cayettano Rubio y Salinas. Hijos don Francisco Javier, don Manuel Joseph, doña Maria Josepha y doña Theresa Josepha; don Pedro Urtiaga y Vivar, 46 años, casado con doña Ana Blazquez Yllan; don Bernardo Urtiaga de Bivar, 22 años, casado con doña Maria Antonia de Leyva. Hijos Maria Ventura y Francisco; don Sebastian de Agüero, 39 años, casado con doña Maria Luisa Martin de Eujenio.


Alcaudete de la Jara (Leg. H 33):

Doña Antonia de Vega y Salazar, soltera de 27 años; don Julian Silveira, 29 años, casado con Manuela de Vega y Salazar. 

San Martín de Pusa (Leg. H 596): 

Don Manuel Ruiz de Azevedo, alcalde mayor y administrador de la hacienda del marques de Malpica, 47 años, casado con doña Bernarda Vasques de Villalobos. Hijos don Francisco, clérigo diácono; don Joseph, doña Josefa, doña Maria Antonia, doña Bernarda y doña Sinforosa; don Jose Ruiz de Agüero, 43 años, casado con doña Antonia Villita y Otazo. Tiene una hija llamada doña Cathalina Fernando Fernadez Villita y Otazo; doña Angela de Azevedo Villaroel, viuda de don Francisco Ruiz Agüero de 78 años. Tiene dos hijos con ella, don Pedro, que es fatuo, y don Juan, 36 años, sin ejercicio, figura en el apartado «jornaleros del campo que no tienen Heredades». 

La Estrella (Leg. 1172): 

Don Tomas Ibañez, soltero de 24 años. Las localidades de Aldeanueva de Barbarroya, Aldeanueva de San Bartolomé, Belvís de la Jara, El Campillo de la Jara, Espinoso del Rey, Las Herencias, La Nava de Ricomalillo, Los Navalmorales, Los Navalucillos, Mohedas de la Jara, Puerto de San Vicente, San Bartolomé de las Abiertas, Santa Ana de Pusa, Sevilleja de la Jara y sus alquerías, Torrecilla de la Jara y Villarejo de Montalbán, no contaban con ningún hidalgo censado.


Por Carlos Nieto Sánchez
https://www.ramhg.es/images/stories/pdf/anales/18_2015/06_nieto.pdf

viernes, 25 de enero de 2019

Los Hidalgos de Toledo en el Catastro de Ensenada de 1749: Comarca de La Campana de Oropesa (VI)

Resultado de imagen de Comarca de La Campana de Oropesa Calera y Chozas75 (Leg. H 1756):

Don Joseph de Vega Loaysa, 40 años, casado con doña Maria Lopez Ayala76. Hijos don Pedro, don Joseph, don Ignacio, don Francisco y doña Theresa; don Bernardo de Vega Loaysa, 40 años, casado con doña Ana Valeriana Marques. Hijos doña Maria Manuela, doña Ramona Josepha; don Cosme de Estrada Nava de Pedraza, 21 años, casado con doña Maria Albares Castillejo77. Tienen un hijo llamado don Pedro; don Joseph de Ruedas Zevallos, 51 años, casado con doña Angela de Cores Polanco; don Antonio Garcia de Aranda, de 56 años.

Oropesa (Leg. H 487):


Angela de Azevedo Villaroel, viuda de don Francisco Ruiz Agüero de 78 años. Tiene dos hijos con ella, don Pedro, que es fatuo, y don Juan, 36 años, sin ejercicio, figura en el apartado «jornaleros del campo que no tienen Heredades». La Estrella (Leg. 1172): Don Tomas Ibañez, soltero de 24 años.
 Don Ysidro de Alarcon y Salazar, soltero de 40 años. Con él aparece censada su hermana doña Theresa; don Benito Montero y Espinosa, 20 años, casado con Maria Sanchez78. Tienen una hija llamada doña Michaela; don Manuel Diez Calderón, 44 años, casado con doña Maria Bazo79; don Antonio Joseph de Vega y Loaysa, 32 años, abogado de los reales consejos, casado con doña Maria de Pulido. Hijos Ygnacio, Juan, Antonia, Rita, Agustina, Michaela y Maria. Censada en la misma casa su suegra, doña Mariana de Amor y Soria; don Antonio de la Llave y Godoy, casado con doña Ana de Ayrnue de Aragon. Hijos Francisco de Borja, Theresa, Manuela y Vizenta; Joseph de la Llave, 55 años, casado con doña Manuela Ventura de Ayernue y de Aragon; don Juan de la Llave Godoy, 35 años, casado con doña Geronima de Valdes. Tienen una hija llamada Maria Vizenta; doña Angela Fernandez Baqueo, viuda de 59 años. Hijos don Manuel, don Francisco, y doña Mariana Bustos; doña Manuela de Vega y Loaysa, 50 años. Hijos don Antonio y doña Josepha Estrada; doña Maria Gomez Corrochano, 55 años.

Resultado de imagen de Hidalgos de Toledo siglo de oro El Puente del Arzobispo (Leg. 522):

Don Joseph Bazan de Agüero, 47 años, casado con doña Maria Xaviera Ansaldo82. Tienen una hija llamada doña Michaela; don Bernardo de Granda Yllisarri, 36 años, casado con doña Maria de Abila Terrones. Tienen una hija llamada Michaela; don Manuel de Yllisarri, viudo de 60 años; don Manuel Ziriaco de Yllisarri, 33 años, maestro de niños, casado con doña Bernardina Moreno. Hijos don Manuel y don Pedro; don Lorenzo de Yllisarri, viudo de 36 años sin oficio; doña Isabel de Vargas, viuda de 62 años; doña Juana Gomez de Montalvo, soltera de 80 años.

Alcolea de Tajo (Leg. H 39):

Don Antonio de Amor y Soria, 39 años, casado con doña Alphonsa de Ortega Arellano. Hijo don Manuel; doña Vidala Fernandez Barquita, viuda de 60 años. Hijas doña Juana y doña María Amor.

Torrico (Leg. H 1824):

Don Francisco Moreno. Capitán en la villa. Valdeverdeja (Leg. H. 797): Don Francisco Núñez de la Breña, 70 años, casado con doña Maria Blazquez; don Francisco Nuñez de la Breña, 33 años, casado con doña Ana Moreno. Hijos Alonso, Andres, Francisco y Ana.

Azután (Leg. H 82):

Don Roman de Montealegre, alcalde mayor, 54 años, casado con doña Manuela Gonzalez. Hijos José Antonio y Teresa.

Las localidades de Alcañizo, Caleruela, La Calzada de Oropesa, Gamonal, Herreruela de Oropesa, Lagartera, Navalcán, Navalmoralejo, Parrillas, Torralba, Las Ventas de San Julián y Velada, no contaban con ningún hidalgo censado.
Por Carlos Nieto Sánchez
https://www.ramhg.es/images/stories/pdf/anales/18_2015/06_nieto.pdf

jueves, 24 de enero de 2019

Los Hidalgos de Toledo en el Catastro de Ensenada de 1749: Comarca de la Mancha Alta de Toledo (V)

Resultado de imagen de Mancha Alta Toledo Quintanar de la Orden (Leg H 563): 

Don Bentura Zepeda Jiron, viudo de 60 años, regidor por el estado noble; don Juan Geronimo Fernandez-Mota, abogado de los reales consejos, 50 años, casado. Hijas doña Manuela Francisca y otras dos menores; don Joseph Gallardo Velasco y Ortiz, viudo de 53 años. Tiene una hija llamada doña Maria Gallardo; don Juan Francisco de Villaseñor Acuña Manuel de Lodeba, 50 años, casado; don Juan Patiño, 45 años, casado; don Francisco de Rada Gallardo, viudo de 66 años. Hijos don Vizente y doña Maria. En la misma familia aparece censado don Juan Francisco Gallardo, estudiante de gramática; don Pedro Villaseñor y Acuña, 28 años, casado. Tiene un hijo menor; don Francisco Gallardo, soltero de 18 años, estudiante de gramática; don Joseph Villaseñor y Acuña, casado, 48 años. Tiene dos hijos menores; don Andres Patiño, casado, 60 años. Hijas: doña Maria y doña Francisca; don Francisco Pattiño, arriero de 33 años, casado. Tiene cinco hijos menores; don nio Valdes Alonso de Miranda, 31 años. Tiene un hijo menor; doña Ysabel de Ayala, viuda de don Antonio de Rada, 36. Tiene un hijo y dos hijas; doña Isidora de Rada Patiño y Gallardo, doncella de 60 años; doña Juliana Gallardo, viuda de don Agustin Gallardo, 60 años; doña Balthasara Lopez-Guerero, 56 años; doña Alfonsa Cepeda, viuda de don Mateo Gonzalez, 36 años. Tiene un hijo varón y cuatro hijas; doña Isavel Ramirez-Coronado, viuda de Juan Francisco Sanchez, del estado general; doña Margarita Fernández, viuda de Juan Sánchez Yllescas, del estado general, 48 años; María García Vello, viuda de don Juan Patiño, 60 años. Tiene un hijo llamado don Miguel Patiño, de oficio jornalero; Alphonsa Yniesta, 44 años, viuda de don Damian Gallardo. Tiene un hijo y una hija; doña Cathalina Villaseñor, viuda de don Victoriano Martinez Villaseñor, 50 años, doña Maria Patiño, viuda de Juan Muñoz de Pedro, del estado general; doña Maria Antonia Perez Carabaca, viuda de 43 años. Hijos don Francisco Casimiro Villaseñor, otro hijo y tres hijas; Isavel de Morales y Muñoz, viuda don Carlos Ramirez-Coronado. Hijas Maria Antonia Ramirez-Coronado y Maria Antonia Martinez-Coronado. 

Madridejos (Leg. H 360): 

Imagen relacionadaDon Pedro Fernandez Ponzano, viudo de 65 años. Hijos Joseph y Antonia; don Francisco Diaz-Gallego y Moya, 58, casado con doña Rosa Maria Albarez Exido. Tienen una hija llamada Josepha Theresa; don Juan Alfonso Lopez de la Oliva, 66 años, casado con doña Juana Bazquez58. Hijas Rosa Francisca y Eusebia; don Felix Albarez Exido, 64 años, casado con doña Maria Diaz Romero. Hijas Paula y Antonia; don Joseph Mateo-Pando y Galiano, 26 años, casado con Francisca Diaz-Gallego. En la misma familia aparece censada su cuñada doña Maria Theresa Diaz-Gallego; don Pedro Albarez Exido, viudo de 40 años; don Sebastian Fernandez Ponzano, 35 años, casado con doña Juliana Sanchez de Tembleque. Hijos Alfonso, Francisca Maria, Antonia, Jesus y Ana; don Manuel Fernandez Ponzano, 43 años, casado con Ana Josepha de Mora. Hijos Pedro, Joseph Ricardo, Antonia y Vizenta Maria; don Antonio Garcia Pliego, 25 años casado con Maria Leonarda Garcia de Juan Oerz; don Juan Alphonso Lopez de la Oliva, 41 años, casado con Francisca Vizenta de Maiorga. Tienen una hija llamada Alphonsa Maria; don Francisco Joseph Diaz-Gallego y Parraga, 46 años, casado con doña Theresa de Carranza; don Joseph Garcia Pliego, 34 años, casado con doña Mathilde Diaz-Gallego. Hijos Domingo Francisco, Julian Antonio y Francisca María; Julian Lopez de la Oliva, 36 años, casado con Ysidra Albarez Ejido. Hijos Joseph, Francisca, Maria y Ramona; don Francisco Díaz-Gallego y Remon, 32 años, casado con doña Luisa Gomez Gallardo. Aparecen censados en la misma familia sus hermanos Joseph y Theresa Diaz-Gallego; don Miguel Lopez de Zerbantes, 64 años, casado con doña Maria Manuela de Quiros y Acuña. Hijos Diego Joseph, que está impedido; don Antonio, que era estudiante; y doña Maria Ana Josepha; Maria Theresa Diaz-Gallego, soltera de 17 años; don Luis Ramos de Moncada, menor de 13 años que vive con un criado; don Pedro Joseph Valenzuela Velada, soltero de 27 años, ausente, y su hermana doña María Ana, soltera de 27 años; doña Ursula María Mayorga y Zerbanes, viuda de 48 años; doña Angela Lopez Maroto, viuda de 63 años. 


Consuegra (Leg. H. 202): 

Doña Rosa Perez Moraleda y Clemente, viuda de don Gregorio de Alamo, 68 años. Tiene una hija llamada doña Maria Theresa; don Phelipe Antonio Martinez Benegas de la Cabeza y Vallesteros, 31 años, labrador y también ganadero. En la misma familia aparece censada su madre doña Theresa Ygnacia Benegas y Acuña, viuda de don Francisco Martínez de la Cal, y sus hermanos don Fernando Martinez Benegas, doña Francisca, doña Catalina y doña Theresa; don Francisco Lorenzo Quiros, 51 años, casado con doña Maria Perez Aguado. Hijos don Martin, don Joseph, don Antonio, don Blas, doña Maria, doña Luisa; don Joseph Diaz-Gallego, soltero de 50 años. Censado en la misma familia aparece su hermano don Luis; 59 don Andres Diaz-Gallego, 43 años, casado con doña Ysavel Diaz Moreno. Hijos doña Antonia Theresa, don Joseph Benigno, doña Maria Manuela y doña Paula. Tienen una criada perteneciente al estado noble, doña Maria de Vaas; don Pedro Diaz-Gallego, 36 años, casado con doña Maria Margarita Melgar y Aguado. Tienen una hija llamada doña Maria Josepha; don Juan Bautista de Sotomaior, 40 años, casado con doña Josefa Matilde Galan. Hijos don Manuel, don Matheo y doña Josepha; don chin Thomas de Lara Zuñiga Artega Monsalve y Morales, labrador y ganadero, 23 años, casado con doña Josepha Gregoria de Madrid Lara y Salazar; don Juan Antonio de Sotomaior, soltero de 26 años. Censado con él su hermano don Manuel Vizente de Sotomaior; don Christobal de Madrid Lara Salazar y Monsalbe, soltero de 42 años; doña Theresa de Madrid Manzano, viuda de don Marcos Cañaveral. Hijos don Joseph Antonio y don Bizente Bernardo; don Manuel de Soto, 40 años, casado con doña Theresa Ygnacia Fernandez. Hijos don Pedro, don Manuel, doña Cathalina y doña Maria; don Eugenio Fernando de Figueroa y Contreras, labrador y ganadero, 62 años, casado con doña Maria Alvarez de Moraleda y Madriz. Hijos don Francisco Mathias, don Tomas Alberto, don Vicente Xavier, don Alfonso Feliz, doña Ysavel Maria y doña Geronima Teheresa; don Antonio de Figueroa y Chacon, soltero de 53 años. Con ellos aparece censada doña Mariana de Figueroa y Chacon, su sobrina; don Diego de Soto, 59 años, casado con doña Matilde Maria Pantoja. Tienen un hijo llamado don Joseph; don Miguel de Madrid, soltero de 24 años; don Luis Volaños, 31 años, casado con doña Leonor de Fores Figueroa. Hijos don Francisco, doña Josepha, doña Dionisia y don Luis; doña Polonia Sotomaior, viuda de don Juan Mairoga, 60 años; don Antonio Diaz-Gallego, 23 años, casado con doña Antonia Benita Martin Balderas; don Luis Andres de Figueroa y Chacon, 48 años, casado con doña Ana Luisa Perez de Figueroa. Hijos doña Maria Ana, doña Francisca, doña Antonia, doña Juana, doña Sebastiana y doña Geronima. En la misma familia aparece empadronado don Angel Gabriel Garcia, su nieto; don Alphonso del Águila y Rojas, 21 años, casado con doña Antonia de Torres y Figueroa. Hijos doña Maria Antonia y don Alfonso Bernardo; don Francisco Eugenio del Águila y Rojas, 33 años, casado con doña Antonia Volaños. Hijos don Bernardo, doña Maria, don Francisco y don Manuel; don Juan Alphonso Remon de Moncada, 37 años, casado con doña Maria Fernandez de Sotomaior. Hijos doña Maria Theresa y don Vizente; don Mathias Gallego Moraleda, 53 años, casado con doña Theresa Villareal. Hijas doña Maria Bernarda, doña Catalina Ramona y doña Vizenta Eustaquia; doña Jospeha Candida Lopez Aguado, viuda de don Agustin Lorenzo Quiros, 39 años. Tiene una hija llamada doña Alphonsa Maria; don Alfonso Lorenzo Quirós y Madrid, 34 años, casado con doña Francisca Lopez Aguado. Hijas Francisca Josepha, Maria Theresa, Ysabel, Cathalina Ramona y Paula; don Juan Lorenzo Quiros y Sarria, 51 años, casado con doña Maria Albarez Egido; don Geronimo de Figueroa Portocarrero, viudo de doña Mariana de Cervantes y Calo, 22 años. Tiene un hijo llamado don Eugenio Joseph; don Eugenio Figueroa Chacon, labrador y ganadero, caballero del hábito de Calatrava60, 58 años. Hijos don Diego, don Pablo y doña Mariana; doña Angela de Merlo y Serna, viuda de don Francisco Martinez Curruchaga, 48 años. Hijos don Vicente, don Pedro, don Antonio, doña Angela y doña Josepha; don Francisco Antonio Sotomaior, 53 años, casado con doña Gabriela Maria Oliveros. Hijas Maria Theresa y Maria Antonia; don Alfonso Lorenzo Quirós y Sarria, 42 años, casado con doña Maria Garcia de Juan Perez. Hijos doña Antonia Gertrudis y don Juan Joseph; doña Dionisia de Torres, viuda de Alfonso de Torres Figueroa, 62 años61; doña Paula Díaz-Gallego, soltera de 41 años, residente en Madridejos; doña Arcangela del Águila y Rojas, 66 años, mujer de Alfonso Moraleda Crespo, del estado general; doña Ana de Toledo Muñoz, viuda de Juan de Montes, 64 años, sin oficio; doña Juana Quiroz y Sarria, 38 años, mujer de Joseph Bernardo Oliveros, del estado general. 

Villacañas (Leg. 809): 

Don Francisco Chacon, viudo de 56 años. Hijos doña Maria, doña Josepha, don Luis, doña Juana y don Enrique; don Carlos Ochoa, 44 años, casado con doña Mariana Perez de la Serna. Hijos don Nicolas, don Eugenio, doña Aniceta y doña Vicenta; don Diego Chacon Cobos, 28 años, casado con doña Rosa Chacon; don Pedro Lopez-Guerrero, 27 años, casado con doña Antonia Fernandez. Tienen un hijo llamado don Pablo; don Joseph de Torres, 36 años, casado con doña Josefa Yrala. Hijos Miguel y Joseph; don Phelipe Sahagun, 24 años, casado con doña Maria Sanchez de Mora; doña Ysabel Antonia Alvares, 60 años. Hijos don Joachin Lopez-Guerrero, don Fernando y doña Manuela Alphonsa; doña Maria Ana Ropero y Valenzuela, viuda de 49 años. Hijos don Juan Alfonso Albares, doña Antonia y doña Raphaela.

Mora (Leg. 403): 

Doña Clara Carranza, doncella soltera de 78 años; don Andres de Contreras, 30 años, casado con doña Anastasia Martín. Hijos León, Ricarda, Clara y Fabiana; don Joseph Perez de la Serna, 52 años, casado con doña Clara Martín del Campo. Tienen una hija llamada doña Bernarda; Juan Alfonso de la Peña, 52, casado con doña Bernarda Perez de la Serna. Hijos doña Alfonsa, doña Joachina, doña Juliana, don Thomas, doña Bernarda y don Buenaventura; don Joseph Albarez Ordoño de León, 30 años, casado con doña Josepha Moreno de Redroxo. Hijos Joseph, Elias, Eusevio y Saturna; don Antonio Albarez, viudo de 78 años; don Joseph Vidal Martín del Campo, 59 años, casado con doña Maria Perez de la Serna. Hijos don Juan de Matha, don Vidal, doña Cathalina y doña Geronima; don Matheo Albarez, 37 años, casado con doña Gregoria Bueno de Redrojo. Hijos Theresa, Andres, Mariano e Isidra; doña Juana Albarez, 24 años, casada con Joseph Martin Palacios, del estado general; don Eusebio Carranza Maldonado, 56 años, casado con doña Clara de Salamanca62. Hijos don Fernando, doña Rosa, doña Josepha y doña Antonia; don Alfonso Martin de Balmaseda, viudo de 63 años. Tiene un hijo llamado Francisco; don Manuel Galan de Redroxo, 52 años, casado con doña Fausta Boniche Lullo. Tienen un hijo llamado don Joachin, que es estudiante; don Pedro Maldonado Marin, 51 años, casado con doña Antonia de Araque. Hijas doña Hipolita, doña Candida, doña Antonia, doña Monica y doña Ana; doña Paula Fernandez Cabrera, viuda de 34 años; don Antonio Miguel de Torres, 39 años, casado con doña Maria de Salamanca y Cano; don Fabian Albarez Ordoño de León, 50 años, casado con doña Andrea Bazquez de Campo; don Alexandro Joseph de Peñalver, 29 años, casado con doña Angela Marin de Balmaseda; doña Francisca Carranza, 37 años, mujer de Miguel Sanchez Cano, del estado general; doña Maria Josepha de la Paz Alvarez, 36 años, mujer de Joseph Ximenez Cabeza, del estado general; doña Clara Martin Barba, viuda de 68; don Manuel Albarez Ordoño de León, 40 años, casado con doña Maria Antonia del Campo. Censada en la misma familia aparece su cuñada doña Manuela del Campo; doña Theresa Cano, viuda de 54 años. Tiene un hijo llamado don Ramón de Salamanca; don Fernando Bezerra Tejeiro, 53 años, casado con doña Maria Peñalver63. Hijas doña Maria, doña Juana, doña Monica y doña Faviana. 

Corral de Almaguer (Leg. H 219):

 Don Vizente Gasco y sus hermanos, doña Isabel de Alarcon, viuda de Juan Caballero; don Juan Diego de Almagro, don Juan Phelipe Escalera, don Pedro de la Puente, don Manuel de la Fuente, don Francisco Abuche, don Martin de Abuche, don Andres de Bargas, don Cayetano Fernandez Maldonado, don Manuel Frias, don Antonio Escalera, don Leonardo de Frias, don Vizente Ochoa, doña Maria Theresa Salazar, doña Alphonsa Salazar, don Joachin de Frias, don Luis de Salazar, don Juan de Frias, don Francisco de Frias, don Juan Antonio Salazar, don Rodrigo Collado Salazar, don Francisco Collado Cabellos, don Ignacio de la Barreda, don Gregorio de los Cobos, don Jose de los Cobos, don Basilio Joseph Collado, don Antonio Guebara, don Fernando de Bargas.

 La Puebla de Almoradiel (Leg. H 534): 


Don Enrique Alvares, alcalde ordinario por el estado noble, 56 años, casado con doña Geronima Novillos. Tienen una hija llamada doña Magdalena; doña Bentura Angulo Buedo, viuda de 28 años; don Pedro Lopez, 64 años, casado con doña Maria Ortiz Botigas. Hijos don Pedro, don Diego, doña Maria Antonia, doña Josepha y doña Maria; don Miguel Angulo Buedo, 47 años, casado con doña Juana de Bustos Arnalte. Hijos don Pedro, don Juan Antonio, doña Francisca, doña Manuela y doña Geronima; don Francisco Remirez de Coronado y Harellano, 32 años, casado con doña Maria de Bustos Arnazlte; doña Francisca Garai, viuda de 70 años pobre de solemnidad; doña Manuela Martinez de Araque, viuda de 42 años. Hijos don Juan, doña Theresa y doña Mariana. 

Miguel Esteban (Leg. H 393):

 Doña Maria Garay, viuda de 54 años; don Francisco Martinez Espinal, también ganadero, casado de 65 años. Tiene dos hijos, una hija y un nieto; don Fernando Contreras, 35 años. Tiene tres hijos y tres hijas; don Juan Manuel Garay Unzuetta, caballero de la Espuela Dorada, conde del Sacro Palacio de la Corte lateranense, 28 años. Tiene dos hijos y dohijas; don Juan Garay, sin oficio, 50 años; don Pedro Miguel Lujan, casado de 40 años. Tiene cuatro hijos, una hija y su madre a su cargo; don Francisco Muñoz Espinal, casado de 35 años. Tiene cinco hijos y una hija. 

Villafranca de los Caballeros (Leg. H 821): 

Don Joseph Albarez de Lara, 48 años, casado con doña Isabel Maria del Bal. Hijos don Francisco, don Manuel, don Ventura, doña Antonia y doña Josepha; don Lorenzo Sahagun Chacon, 46 años, casado con doña Cathalina Maria Garcia. Hijos don Francisco Cayo, don Eusebio, don Manuel, don Lorenzo, doña Ruperta y doña Matilde; don Joseph Fernandez Castellanos, 48 años, casado con doña Bernarda Garcia. Hijos don Joseph, don Antonio, don Bernardo, don Agustin, doña Maria y doña Isabel; don Francisco Sanchez Carabantes, 64 años, casado con doña Manuela Romero. Hijos don Alphonso, don Joseph y don Pedro; don Pedro Hidalgo Sahabedra, 60 años. Con él aparecen censadas sus hermanas doña Ysabel y doña Josepha; don Lorenzo Hidalgo Sahabedra, 67 años. Hijos Joseph Ramón, Francisco y Maria; don Francisco Fernandez Peño, 42 años, casado con doña Juana Aguliera. Hijos don Bizente, doña Theresa y doña Josepha; don Damaso Fernandez Peño. Hijos don Francisco, doña Cathalina, doña Braulia, doña Francisca y doña Marcelina; don Phernando Sanchez Caravantes, 34 años, casado con doña Ana Josepha Rodriguez de Lope. Hijos don Petronilo Joseph, don Marcelino Antonio y don Antonio; don Phelipe Balenzuela, 55 años. Hijos don Gregorio, doña Rosa y doña Josepha; don Antonio Lorenzo Quiros, 22 años, casado con doña Magdalena Maria; doña Theresa Manrique Ramón, viuda de 48 años. Hijos don Manuel Antonio y don Julián Hidalgo Saavedra; doña Cathalina Fernandez Peño, soltera de 28 años.

La Villa de Don Fadrique (Leg. H 537):

 Don Antonio Cortes, 29 años, casado con Francisca Parreño Ruiz y Alarcon. Hijos don Francisco Marañon y Parreño y doña Bernarda Cortes y Parreño; don Martin Parreño Chabes, labrador y ganadero, viudo de 68 años. Tiene un hijo, el doctor don Diego Ambrosio Parreño. Aparecen censadas en la misma familia sus nietas doña Ysabel de Lara y Parreño y doña Ysabel Maria Parreño Arce y Baldes; don Joseph de Lara y  Hortega, labrador y ganadero, 41 años, casado con doña Maria Manuela Parreño64. Hijos doña Isabel, doña Paula, don Joseph, doña Raphalea y doña Maria Antonia; don Sebastian Parreño y Frias, labrador y ganadero, 42 años, casado con Monica Josefa de Lara. Tienen un hijo llamado Sebastian Fernando; don Cristobal Collado y Cabellos, labrador y ganadero, 36 años, casado con doña Ysabel Maria Sanchez. Tienen un hijo llamado don Cristobal; don Alphonso Alarcon, sin oficio, 29 años, casado don doña Maria Mendoza. Hijos don Juan Alfonso, doña Anna Francisca y don Cristobal Antonio; doña Isavel Ximenez, viuda de 45 años. Hijos don Thomas Bizente Pantaleon Caraban y doña Lucia Manuela. 

Villanueva de Alcardete (Leg. H 835): 

Don Joseph Fallero, alcalde ordinario por el estado noble, 30 años, casado con doña Cathalina Garcia Botija. Tienen un hijo llamado don Miguel; don Manuel de Orea y Guzman, regidor por el estado noble, 37 años, casado con doña Theresa Gomez Castel. Tienen tres hijos; don Antonio Patiño, procurador sinidico por el estado noble, viudo de 38 años. Tiene tres hijos; don Juan Patiño Chacon, soltero; don Diego Suarez, 28 años, casado con doña Maria Collado. Tienen tres hijos; don Joseph Hurtado, 39 años, casado con doña Beatriz Villarejo. Hijos don Carlos, don Francisco y una hija; don Felix Villarejo, 38 años, casdo con doña Rosa Fallero. Tienen seis hijos; don Feliz Villarejo mayor, viudo de 66 años; don Joseph Sanchez Fallero, 51 años, casado con doña Maria Hurtado. Hijos Manuela y tres menores; don Juan Patiño de Cobo, 62 años, casado con doña Maria Garcia Mondejar. Hijos Pablo y otros hijos menores; don Alfonso Castelvi y Collado, 58 años, casado con doña Cathalina de Ayarza. Tienen una hija llamada doña Maria; doña Teresa de las Varillas, viuda de don Juan Gomez Castel, 47 años. Hijos don Pedro, don Phelipe, doña Maria Francisca y otros dos menores; doña Mariana de Rada y Romero, 77 años. Hijas doña Alphonsa y doña Narcisa; doña Rosa Pradillo, 40 años. Tiene un hijo llamado Juan Muñoz, estudiante.

Villatobas (Leg. H 864):

Don Francisco Agraz Calatayud, 50 años, casado con doña Alphonsa Romero. Hijos doña Isabel Maria, doña Narcisa, don tonio y don Francisco; don Rodrigo Olivares, 43 años, casado con doña Maria Sanchez Almagro. Hijos don Maria y don Juan Manuel; don Alfonso Romero, 53 años, casado con doña Cathalina Rodriguez. Hijos don Juan Alfonso, don Joseph Antonio y don Marcos Vicente; don Bernardo Fernandez Maldonado, 65 años, casado con doña Maria Gonzalez; don Joseph Manuel Maldonado, soltero de 24 años; don Manuel Romero, 27 años, casado con doña Jacinta Barajas; don Gabriel de Arenas, 40 años, casado con doña Maria Jesus Garcia Montesinos. Hijos doña Josepha, doña Maria, doña Ramona, don Antonio y don Joseph Thomas. 

Tembleque (Leg. H 622): 

Don Albaro Franzisco de Torres, 57 años, alcalde ordinario por el estado noble, casado con doña Theresa de Borja. Hijos don Agustin, doña Clara, doña Theresa y doña Feliziana; don Antonio Julian de Torres, 25 años, casado con doña Thomasa de Torres Ubeda; don Alphonso Fernandez de Borja y Coronado, 33 años, casado con doña Vizenta Gallego. Hijos don Luis Anton y doña Laura Antonia; don Victoriano de Roxas, 25 años, casado con doña Ysabel Diaz Huertta. Hijas Maria y Maria65; don Diego Diaz-Gallego, 55 años, casado con doña Theresa Borja. Hijas doña Theresa y doña Gracia; don Cayetano Lopez de Zervantes, 55 años, casado con doña Ana Lopez Pintado. Censada en la misma afimilia aparece doña Rosa, hermana de doña Ana; don Dionisio Torres Figueroa, viudo de 60 años. Tiene una hija llamada Theresa Ygnacia; don Enrique de Torres Figueroa, 49 años, casado don doña Angela Crespo de Logroño. Hijo don Luis Ysidro; don Francisco Contreras Ladron de Guebara, 80 años, casado con doña Maria Calderón; don Francisco Nicolas de Torres y Ubeda, 54 años, casado con doña Maria Ana de Guzman. Hijas doña Maria, doña Ana y doña Angela; don Francisco Antonio de Borja y Ocampo, 38 años, casado con doña Rosa Camargo. Hijas doña Ysabel Maria y doña Ana Maria; don Feliz de Torres, viudo de 26 años. Tiene un hijo llamado don Joseph Antonio; don Francisco Fernández de Borja, viudo de 82 años. Tiene una hija llamada doña Maria Ana; don Francisco Fernandez Alexo, 64 años, casado con doña Theresa Diaz Pallarez. Tienen una hija llamada doña Francisca; don Francisco Eugenio Jaen López-Pintado, 31 años, casado con doña Maria Vidal. Tienen hijo llamado don Nicolas; don Florencio Coronado Ramires de Arellano, 31años, casado con doña Rafaela Camargo y Benavides. Hijos don Phelix y doña Rafaela; don Grabriel Ignacio de Borja Ocampo, 30 años, casado con doña Rosa Fernández de Borja; don Gabriel Fernandez Alejo, 33 años, casado con doña Laura de Guzman. Hijos don Antonio y doña Custodia; don Gaspar Antonio de Questas y Castro, 33 años, casado don doña Bernarda de Torres Figueroa. Hijas doña Bernarda, doña Maria y don Gaspar Antonio; don Juan Lopez-Pintado, 56 años, casado con doña Maria Solorozano Cerro66; don Juan de Lara y Ortega, soltero de 50 años; don Juan Garcia Mancheño, 56 años, casado con doña Maria Palacios de Mora; don Joseph Miguel de Borja Ocampo, 43 años, casado con doña Beatriz de Borja. Hijos don Joseph Francisco Ygnacio y don Ambrosio; don Joseph Lopez-Pintado, 82 años67; don Joseph de Quartas, viudo de 64 años. Tiene una hija llamada doña Feliziana; don Joseph Lopez-Pintado, 58 años, casado con doña Laura Zevantes. Hijos don Juan Joseph y doña Laura; don Luis de Rojas y Borja, viudo de 81 años. Su ama de llaves, doña Margarita Garcia Villalobos, pertence al estado noble; don Luis de Rojas y Borja, 46 años, casado con doña Laura de Guzman. Hijos don Alfonso, don Bernardo, don Bernardo68 y doña Maria Ana; don Miguel de Contreras Ladron de Guebara, 53 años, abogado de los reales consejos, casado con doña Leonarda de Guevara. En la misma familia aparece censado don Leonardo Gonzalez del Mazo, su sobrino; don Manuel Antonio de Torres, 25 años, casado con doña Ana Maria Enriquez de la Orden; don Martin Gonzalez del Mazo, 54 años, casado con doña Rosa Contreras y Ladron de Guebara. Hijos don Sebatian Joseph, don Leonardo, don Thomas y don Miguel Francisco; don Manuel de Benavides y Camargo, 42 años, casado con doña Rosa de Bargas Machuca. Hijos doña Theresa y don Joseph; don Pedro Eugenio Jaen y Chacon y Bargas, 56 años, casado con doña Leonarda de Huerta. Hijos don Alvaro, don Anselmo y doña Maria Francisca; don Raphael Enriquez de la Orden, 36 años, oficial de libros y veedor de la real fabrica de salitres, casado con doña Vicenta Lopez de Cerbantes; don Reymundo Enriquez de la Orden, viudo de 76 años69. Tienen un hijo llamado don Raphael; don Silvestre Diaz Huerta, 52 años, casado con doña Laura Fernández Alejo70. Hijos don Joseph, doña Thomasa y doña Maria Antonia; doña Ana Lopez-Pintado, viuda de 70 años; doña Josefa Sanchez Dionisio, viuda de 19 años. Tiene un hijo llamado don Vicente de Borja; doña Angela Contreras, viuda de 48 años. Tiene un hijo llamado don Bartolome Nestosa. Con ella aparece censada doña Clara Villarta, su sobrina; doña Luisa de Contreras Ladron de Guevara, viuda de 78 años. Tiene una hija llamada doña Antonia Calvo y Contreras. Con ella aparece censada doña Maria Francisca Magnes Romero, su nieta; doña Josefa Garcia Roldán, viuda de 60 años. Tiene un hijo llamado don Joachin de Torres; doña Mariana de Rojas y Borja, viuda de 49 años. Hijos doña Angela Melitona del Cañizo y Losa y don Juan Francisco Maria; doña Rosa Paula de Torres y Figueroa, viuda de 63 años; doña Sebastiana de Contreras, viuda de 57 años. Tiene una hija llamada doña Eugenia Coronado; doña Maria Nieto, 60 años. Tiene una hija llamada doña Josefa Rordirguez Mozo; doña Maria de Borja y Ocampo, 56 años y su hermana doña Luziana, ambas solteras; doña Ana de Torres Figueroa, soltera de 39 años y sus hermanas doña Theresa y doña Rosa, del mismo estado; doña Rosa de Borja, 40 años y su hermana doña Agustina, ambas solteras; doña Maria Antona de Borja, 42 años, y su hermana doña Clara Ana, ambas solteras; doña Angela de Torres y Ubeda, soltera de 40 años. 

El Toboso (Leg. H 674): 


Don Manuel Muñoz Cano y Toledo, soltero de 34 años, alcalde ordinario por el estado noble. Tiene a su cargo a doña Guiomar de Toledo, su madre, y su hermana doña Ana; don Juan Jaramillo, regidor, soltero de 28 años. Tiene a su cargo a sus hermanos doña Maria Theresa, doña Cathalina, doña Josepha y don Joachin; don Antonio Lopez Guerero, 48 años, casado, procurador sindico71. Tiene a su cargo a don Fernando, su padre; don Joseph Francisco Portoccarrero, 48 años, casado, alcalde de la Hermandad. Hijos don Ignacio y don Juan y dos hijas; don Sebastian Franzisco de Zervantes, 48 años, casado. Hijos don Pedro Joseph, estudiante de canones en Alcalá de Henares al igual que su hermano, Antonio Sevastián. Tiene además cinco hijas; don Luis Muñoz España, viudo de 62 años. Tiene dos hijas. 

Camuñas (Leg. H 202): 

don Gregorio Lopez de la Oliva y Ruedas, 52, casado con doña Theodora Toribio. Hijos don Gregorio y doña Manuela; don Pedro Romualdo Lopez de la Oliva, 27 años, casado con doña Theresa Paz Moreno. Hijos Juan Antonio Ramón72, Manuela Petronila y Celedonia Maria; don Francisco Antonio Lopez de la Oliva, soltero de 40 años. Con él aparecen censadas doña Eugenia Francisca y doña Feliziana, sus hermanas; don Pedro de Saavedra, jornalero de 27 años. Hijos don Joseph, también jornalero, doña Isabel y doña Antonia; don Diego Ydalgo Saavedra, jornalero de 38 años; don Francisco Antonio Lopez de la Oliva, 21 años, soltero; Eugenia Lopez de la Oliva, viuda de Bernardo Moreno Servantes, 66 años. Hijos doña Maria, doña Federica y don Juan Manuel; doña Isabel Lopez de la Oliva, viuda de Fernando Moreno Servantes, del estado general. 

Quero (Leg H 556): 

don Marcos de Lanuza, 48 años, casado con doña Francisca Lopez Guerrero. A su cargo su suegra doña Cathalina Hernández; doña Maria López-Villaseñor, 32 años, casada con Francisco de Cazeres Panduro, del estado general; don Manuel Antonio Lopez-Villaseñor, viudo de 27 años. Tiene un hijo llamado don Francisco Antonio; don Juan de Lara, 48 años, de oficio jornalero, casado con Ysabel Maria Phelipe. Hijos doña Ysabel, doña Rosa y don Juan Antonio; doña Josepha Lopez-Guerrero, labradora y ganadera, 58 años; doña Cathalina de Bielsa, viuda de don Melchor Lopez-Villaseñor, de 68 años73; don Melchor Lopez-Villaseñor, viudo de 32 años. Hijos doña Francisca y don Juan Francisco; doña Maria Lara, 47 años, viuda de Diego Diaz, del estado general, de oficio traficanta en la arriería; doña Angela Lopez-Villaseñor, viuda de Manuel Lorenzo, del estado general, 45 años. Hijos Margarita Jesus, Tomas Manuel, Ysabel Maria, Diego Antonio y Pedro Fecundo; don Blas Lopez-Villaseñor, viudo de 79 años; don Francisco Lopez-Guerrero, 30 años, casado con doña Josepha Lopez-Villaseñor. Hijos don Remigio y don Joseph; don Diego de Lara Abengozar, alcalde ordinario por el estado noble, 46 años, casado con doña Ana Serrano; don Juan Francisco Lopez-Villaseñor, 38 años, casado con doña Maria Lopez Cavañas. Hijos doña Maria Antonia, doña Angela Juana, doña Margarita Manuela y don Jose Antonio; doña Francisca de Bielsa, viuda de don Manuel Lopez-Guerrero, de 86 años74. Hijos don Juan Manuel, doña Francisca y doña Seraphina; don Diego Lopez-Villaseñor, 42 años, casado con Catahlina de Mora; don Diego Lopez-Villaseñor, labrador y ganadero, 58 años, casado con doña Juana Albares Novillo; don Francisco Lopez-Villaseñor, 56 años, casado con Francisca Muñoz Herradura. Hijas doña Maria y doña Ysabel Maria; don Phelipe de Lanuza, imposibilitado de 72 años. Hijas doña Maria Anttonia y doña Cathalina. 

El Romeral (Leg. H 582): 

Don Melchor Perez de la Serna, don Miguel Herrero, don Melchor Peres de la Serna menor, don Geronimo Perez de la Serna menor, de profesión sirviente; don Joseph Manuel Perez de la Serna, labrador y ganadero; doña Isabel García de Lillo, viuda de don Juan Francisco Perez de la Serna; doña Josepha Garcia Vuegue, viuda de don Sebastian Herrero y don Nicolas Rodriguez, médico. 

Cabezamesada (Leg. H 117): 

Don Joseph Castilla y Portugal, alcalde por el estado noble, soltero de 30 años; don Christoval Perez Calderón, regidor por el estado noble, 57 años, labrador y ganadero, soltero. Tiene a su cargo a Ysabel Maria Perez Calderón, su sobrina; don Vicente Ladron de Guevara, 30 años, labrador y ganadero, casado con Josepha Perez Calderon; don Joseph de Salazar, 19 años, casado con Josepha de Sepulveda. En la misma familia aparece censada doña Anna de Salazar, su tía; doña Gabriela y doña Theresa Lopez-Villaseñor, solteras de 53 y 50 años, labradoras y ganaderas. 

Las localidades de Turleque y Villanueva de Bogas no tenían ningún hidalgo censado.

Por Carlos Nieto Sánchez
https://www.ramhg.es/images/stories/pdf/anales/18_2015/06_nieto.pdf


Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...