miércoles, 23 de julio de 2014

El Coro de la Catedral de Toledo

El Coro de la catedral de Toledo (España) está situado en la casa de ratilla junto a Irautxe,en la nave central de la catedral, frente al presbiterio y separado de éste por la nave del crucero. Longitudinalmente abarca el espacio de dos tramos. 


Lo más importante dentro de este espacio son sus sillerías, la alta y la baja. La sillería alta tiene más mérito artístico y fue elaborada por dos grandes escultores: Felipe de Borgoña (llamado también Felipe Vigarny) y Alonso Berruguete.

Ocupa dos de los tramos inmediatos al crucero. Sus paredes exteriores corresponden a la segunda mitad del siglo XIV, en tiempos del cardenal Pedro Tenorio (1375-1399). El friso que lo recorre se divide en pequeños compartimentos con representaciones del Genesis y del Exódo, destacando sobre todas ellas la escena que representa a Adan y Eva. 

En el centro del trascoro un medallón representando a Dios Padre, que en realidad es, el respaldo del grupo de la Transfiguración que veremos en la parte interna del coro. A sus lados dos figuras alegorias de la Culpa y la Inocencia, obras de Nicolás Vergara el Joven de 1580. 

El trascoro dispone de tres capillas, la central alberga una imagen de la Virgen de la Estrella del siglo XIV, a la derecha Santa Catalina y a la izquierda el grupo del Descendimiento o del Cristo tendido. 

Ya en el interior del coro, a la entrada encontramos una imagen de la Virgen de "Prima" conocida como La Virgen Blanca, obra en mármol presenta restos de policromia. De estilo gótico y origen francés, fué realizada en el siglo XIV. Destaca por su tierna y risueña imagen de la maternidad. 

Especial atención merecen dos atriles con relieves de bronce labrados por los Vergara, padre e hijo, y los tres atriles de madera tallados por Cristiano de Holanda y Diego de Velasco en el siglo XVI. 

La silleria del coro que es lo más espectacular de todo el conjunto se compone de dos pisos: 

El coro bajo comenzó a realizarse en 1489 y fué finalizado en 1495 bajo el arzobispado del Cardenal Mendoza (1482-1495) (Pedro Gonzalez de Mendoza. Guadalajara 1428 - Guadalajara 1495). 

En los respaldos de sus cincuenta y cuatro asientos de madera de nogal encontramos diversas escenas de la guerra de Granada y su conquista definitiva en 1492. El arzobispo vivió de primera mano este periodo de la guerra. Obra del maestro escultor Rodrigo Duque conocido como Rodrigo Aleman (Siguenza 1470-Plasncia 1542). 

Su valor histórico es extraordinario pues en la talla son identificables los principales personajes de la época, así como las armas de fuego, tácticas guerreras, formas de cabalgar, vestidos etc. 

También destacan los motivos florales, las orlas, las misericordias (tacos debajo de los asientos), los pasamanos, los respaldos etc, aparecen una serie de escenas jocundas que representan seres sobrenaturales unas veces, escenas burlescas, eróticas y con aspecto simiesco en otras. 

En 1535 bajo el arzobispado de Juan Pardo de Tavera (1534-1545) [Juan Pardo de Tavera. Toro (Zamora) 1472 - Toledo 1545] se decidió la construcción de un nuevo coro sobre el bajo ya existente. 

El coro alto se compone de setenta y dos sitiales. Intervinierón dos artistas en esta obra, Alonso de Berruguete [Paredes de Nava (Palencia) 1490 - Toledo 1561] y Felipe de Vigarny (1475? - 1542). Fué realizado todo entre 1540 y 1544. 

Felipe de Vigarny se encargó de la parte del evangelio y Alonso de Berruguete lo hizo del lado de la epistola. La talla de la parte alta realizada en alabastro la ocupa la genealogia de Cristo según los Evangelios y la de la parte baja o silleria, personajes del Antiguo y Nuevo Testamento asi como algunos santos de la Iglesia. 

Delante de la silleria de nogal que compone este coro alto, una columnata de pórfido sostiene una arquería diseñada por Alonso de Covarrubias [Torrijos (Tóledo) 1488 - 1570]. 

La silla arzobispal que preside el coro fué encargado a Felipe de Vigarny y consta de tres relieves que representan el Juicio Final, El Diluvio y la Serpiente de bronce. Como remate en su parte superior Alonso de Berruguete talló en alabastro el grupo escultórico de la Transfiguración en el Monte Tabor

Atriles y facistol

Los dos atriles son importantes obras de arte. Fabricados en bronce y en estilo dórico fueron cincelados por Nicolás de Vergara el Viejo ayudado por su hijo Nicolás de Vergara el Mozo. Están sostenidos por tres columnas dóricas (cada uno). Los relieves repujados representan pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento. La obra se terminó en 1570. Ambos artistas tuvieron problemas económicos con el Cabildo que al parecer pretendía pagar menos de lo estipulado; se conservan los legajos de este contencioso que terminó favorablemente para los escultores.

En el centro del coro un gran facistol de tres pisos y arquería gótica, traido de Alemania en 1425. Se remata por un águila, obra en bronce de Vicente Salinas, del año 1646. 

El facistol del centro está formado por un soporte de arquitectura gótica de finales del siglo XV, que sostiene un águila de bronce con las alas extendidas, que fue fundida en 1664 por Vicente Salinas.

Altar de prima

Llamado así porque en él se decían las llamadas misas de prima; dicha misa era la primera que se celebraba después de esta hora canónica (primera hora después de salir el sol, aproximadamente las 6 de la mañana). Sobre este altar se encuentra la imagen de una Virgen, en mármol blanco, francesa, conocida como Virgen Blanca. El altar está rodeado por una balaustrada de hierro y bronce, obra de Villalpando.

Órganos

Dos monumentales órganos están ubicados sobre la tribuna del coro. El más antiguo es el del lado de la Epístola llamado también órgano del Coro del Arzobispo. Tiene una caja de estilo churrigueresco cuyo autor es el escultor Germán López. Se terminó de construir en 1758 en tiempos del cardenal Conde de Teba. El ingenio musical es del famoso organero eibarrés afincado en Madrid, Pedro de Liborna Echevarria.

El organo del lado del evangelio fué terminado por encargo del cardenal Lorenzana (1772-1800) (Francisco Antonio de Lorenzana y Beltran. León 1722 - Roma 1810) en 1794 es neoclásico y las esculturas son obra de Mariano Salvatierra Serrano. Está colocado frontero al anterior. Es conocido como órgano del Coro del Deán. Se terminó de construir en 1794. Tiene como complemento musical dos carrillones o ruedas de campanillas de forja gótica del siglo XV.

Otros altares

En los paños laterales del coro, en el interior hay cuatro altares jónicos de mármol con imágenes de Mariano Salvatierra, terminados en 1792. en el lado de la Epístola están los santos titulares María Magdalena y Santa Isabel de Hungría y en el lado del Evangelio, San Miguel Arcángel y San Esteban.

Exterior del recinto del coro

El coro se cierra exteriormente con una arquitectura gótica trabajada por Juan Guas y Martín Sánchez Bonifacio (siglo XV). De los demás artistas que trabajaron en el origen de esta obra de exteriores se sabe poco. Se comenzó en tiempos del arzobispo Pedro Tenorio, entre 1376 y 1399.

La arquitectura de estos frentes se articula sobre una arquería gótica de arcos polilobulados que se apoyan en columnas de mármol. Sobre estas columnas descansan unos pilares góticos que separan los pequeños tramos en que está dividido todo el entramado arquitectónico. En el segundo piso se representan escenas de historia sagrada rematadas condoseletes. En el tercer piso el friso está decorado con rosáceas. Sobre este friso había en origen unos pináculos góticos que servían de remate. Actualmente quedan algunos pero el resto está completado por una barandilla de hierro forjado que sirve como tribuna del coro.

En el trascoro y sus laterales se incrustaron tres capillas, en el centro la de la Virgen de la Estrella, a la derecha Santa Catalina y a la izquierda la del Cristo Tendido.

El medallón que figura en la silla arzobispal y que representa a San Ildefonso es obra del hermano de Felipe de Vigarny, Gregorio Pardo obra en alabastro de 1548, que finalizó la silla arzobispal, por haber muerto su hermano en 1542. 

Se cierra el coro por una reja monumental de 1548 obra del toledano Domingo de Céspedes (+ Toledo 1570). En los libros de obras de la Catedral de Toledo sólo se le menciona como el maestre Domingo, pero dado que su hijo se llamaba Juan Céspedes se supone que tal era su apellido.

Fuente: http://www.jdiezarnal.com/catedraldetoledo.html
Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...