lunes, 11 de enero de 2016

Ruta de los Guerrilleros por los Montes de Toledo

Ruta de los Guerrilleros

La Guerra de la Independencia (1808-1814), periodo convulsivo de nuestra historia, marca el inicio de la Edad Contemporánea en España. 

La invasión de los ejércitos de Napoleón pretendiendo invadir Portugal y el secuestro de la Casa Real española en Bayona para colocar en el trono de España a un hermano del Emperador Napoleón, produjo un vacío de poder legal entre los españoles que no aceptan la imposición por la fuerza de una autoridad intrusa.

Esto les mueve a organizarse espontáneamente en un principio creando unas Juntas Políticas, y posteriormente iniciando un proceso de rebelión popular en el que muchos de los pueblos y ciudades no dudaron en tomar las armas contra las tropas napoleónicas.

Para la ciudad de Toledo, sus antiguos Propios y Montes sirvieron de refugio a sus habitantes a lo largo de de la Península fue objetivo a proteger y defender por las partidas de guerrilleros que nacieron a su amparo.

No quedan elementos materiales de esta guerra en los Montes de Toledo, salvo la destrucción de algunos archivos y danos materiales que causaron en algunas poblaciones. El perjuicio fue moral, físico y económico. Pero el escenario se mantiene casi intacto y es una invitación a contemplarlo para entender este lugar de refugio y frontera, fortaleza natural y espacio para defender los valores patrios.

Toledo es una de las primeras ciudades españolas que protesta contra los franceses. La falta de poder y la ocupación por las tropas del general Dupont ocasionan la historia común. Lo fue de mozárabe durante unas sublevaciones de Toledo contra los califas cordobeses y posteriormente fueron conocidos como lugar de acogida a los que huían por diferentes circunstancias, o necesitaron refugio hasta el siglo XX.

Los Montes de Toledo albergaron a los primeros grupos conocidos de bandidos de frontera llamados golfines, bandas organizadas que hostigaron a los colonos cuya reacción fue el nacimiento de las primeras agrupaciones de autodefensa conocidas por hermandades.

Estos contrastes naturales entre atormentados y relajantes paisajes también fueron lugar de acogida para los contendientes de guerras como las Comunidades, y siglos mas tarde de patriotas frente a los invasores franceses. Esta fortaleza natural enclavada en el centro lamentables actos de violencia y es a la salida de este cuando se crea la Junta Superior de Toledo, viviendo la ciudad unas intensas jornadas de patriotismo tratando de organizar una resistencia que hiciera posible crear un frente para rechazar al invasor.

Después de graves derrotas, los ejércitos españoles quedan gravemente dañados y en desbandada. En Toledo se organiza la administración francesa y es en la Comarca de los Montes de Toledo donde los patriotas forman agrupaciones guerrilleras dispuestas a hostigar al ejercito francés y realizar cuantas acciones sirvieran para debilitar las fuerzas del invasor.

La ruta recorre escenarios donde opero la guerrilla, unos son urbanos y otros naturales de gran belleza paisajística.

En Noez vivió Francisco Antonio del Río, antiguo alférez retirado, quien se distinguió por su "amistad" con los franceses actuando de espía y salvando a patriotas e incluso al general Wellington (duque ingles nombrado jefe supremo del ejercito español). Mas adelante nos encontramos con Menasalbas de donde era natural Claudio de la Escalera, antiguo coronel retirado que organizó una importante partida atacando los pequeños destacamentos franceses que hacían incursiones en la comarca. Con esta guerrilla también actuó Luis Casanas, distinguido patriota toledano que tuvo que huir a los Montes y mas tarde a Sevilla donde se puso a las órdenes de la Junta Central.

En Almonacid de Toledo, localidad a unos 20 kilómetros al Suroeste de Toledo, el General Venegas concentró a su ejercito convencido de la posibilidad de derrotar a los franceses. En la madrugada del 11 de Agosto de 1809 el general francés Sebastiani atacó a las tropas españolas, librándose una intensa batalla conocida como "Batalla de Almonacid". 

Tras la derrota, a duras penas los ejércitos españoles consiguieron reagrupar a sus hombres y retirarse ordenadamente hasta el castillo de Mora. En el campo de batalla quedaron cerca de mil muertos, casi doscientos heridos y unos cuatro mil prisioneros.

Castillo Peñas Negras (Mora)

Uno de los mas famosos guerrilleros de los Montes de Toledo fue Ventura Jiménez conocido como "el Héroe del Tajo", quien siendo labrador de Mora abandonó su oficio para organizar una de las primeras partidas monteñas bajo la autoridad de la Suprema Junta Central, quien le otorgó la facultad de organizar legalmente su partida bajo las ordenes del coronel D. José Gonzalez de la Torre. Después en la batalla de Almonacid, intervino en la liberación de los prisioneros españoles en la Ermita de la Virgen de la Oliva.

Lanzó amenazantes proclamas a los toledanos que cooperasen con los franceses y sus méritos fueron reconocidos por la Junta Central. Fue herido al atacar con su caballería el Puente de San Martín en Toledo. Retirado con su partida a Navahermosa hizo testamento en esta localidad y se internó hacia Los Navalucillos donde murió a los pocos días. En mayo de 2008, coincidiendo con el Bicentenario de la Guerra de la Independencia, Navahermosa alzó un monolito en Homenaje a los Guerrilleros en los Montes de Toledo.

Proponemos la ruta de Navahermosa a Los Navalucillos y al pasar por Los Navalmorales recordaremos a Baldomero Torres otro de los héroes de la guerrilla, también de Mora, que actuó con el ejercito regular en la batalla de Rioseco y en acciones como las de Medellín, Don Benito, Puerto Miravete,.Intentó reorganizar algunas partidas en los Montes de Toledo, siendo apresado en Los Navalmorales. Fue trasladado a Francia, encadenado y encerrado en un castillo de donde se escapó para volver a España e incorporarse a la guerrilla. Terminó la Guerra de la Independencia con el grado de Comandante y condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando.

En la zona oriental de la comarca por la que transcurren los caminos de Córdoba o Sevilla, actuó el guerrillero D. Isidoro Mir, escribano de profesión nacido en Consuegra. Entre sus hazanas se encuentran varios ataques a los franceses en esta zona, habiendo tomado prisionero a un general bonapartista. Organizó un pequeño cuerpo conocido como "Cazadores de Africa" compuesto por unos trescientos guerrilleros que combatieron al enemigo en el camino de Sevilla por Los Yebenes y en otros lugares de la provincia.

Destacaron en esta zona oriental de los Montes de Toledo, las actuaciones de Francisco Abad "Chaleco", Francisco Sanchez "Francisquete", Manuel Adame "El Locho".

Las unidades guerrilleras en los Montes de Toledo permanecieron activas desde 1808 hasta 1814 y defendieron el bastión natural que forman los Montes de Toledo que también sirvió de refugio al ejercito, a las autoridades y representantes de la Junta Central y de la Iglesia toledana que operaban desde la clandestinidad o dirigiendo el movimiento guerrillero desde su interior. La mayoría de las guerrillas fueron disueltas tras la marcha del rey Intruso y sus protagonistas recuperaron sus actividades cotidianas civiles, algunos con graduación militar, otros permanecieron en el ejercito y otros pocos optaron por la sierra dando origen al bandolerismo del Siglo XIX en los Montes de Toledo.

http://www.montesdetoledo.net/es/descubre/turismo-cultural/rutas-hist%C3%B3ricas/guerrilleros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...