viernes, 6 de junio de 2014

Colegiata de Santa María la Mayor de Talavera de la Reina

Colegiata de Santa María

Construcción Siglos XIV-XV

Iglesia de Santa María
Patrimonio Histórico de España

Construcción Siglo XIVSiglo XV
Estilos predominantes Gótico-mudéjar

La Colegiata de Santa María es una colegiata de culto católico en Talavera de la Reina, (España). Se construyó entre los siglos XIV y XV en estilo gótico-mudéjar. Ha sido declarada Bien de Interés Cultural.

Origen

La Colegiata (Vista Antigua)Su origen parece remontarse a la época romana, como templo situado en el foro de la ciudad de Caesarobriga, posiblemende dedicado a Júpiter. En la época visigoda, pudo estar en ella la sede del obispado Aquense-Eborense. Las primeras noticias de la existencia del edificio actual datan de 1211.
Estilos y características

La antigua parroquia de Santa María fue nombrada Colegial en 1211 por el Arzobispo Jiménez de Rada, de esta manera agradecía el rey y el arzobispo el ejército que Talavera proporcionó para que participara en la batalla de las Navas de Tolosa. Aunque su retablo es neoclásico, formado en gran parte por el cuadro de Maella, y el barroco se asoma en su torre, se la encasilla como de estilo gótico mudéjar. 

Especial atención merece es rosetón, hecho de ladrillo y recubierto de estuco. Su planta es rectangular, formada por tres naves longitudinales y sin crucero. La carencia de coro alarga su belleza y nos descubre los secretos de las bóvedas. Las naves se fraccionan en seis tramos, separados por pilares con ocho columnas adosadas. Siendo arzobispo de Toledo Cisneros fue necesario, para impedir que las bóvedas se derrumbasen, colocar unos arcos rebajados para unir los pilares de la nave central.

En la Colegial merece nuestra atención la capilla de Santa Ana o de los Reyes; en ella se conserva un resto de gótico toledano: la capilla de Santa María del Pópulo, pequeña y sin embargo grande por su belleza y por el juego de nervios y como trompas en sus esquinas, que podemos contemplar en su bóveda. La sacristía se terminó de construir en 1715, costeando sus obras el Deán Baltasar Hidalgo. En ella nos encontramos con una hornacina dorada y con espejos que acogen a una imagen de la Virgen con el Niño, obra de finales del siglo XV, imagen de gran belleza y que presidió los rezos en el antiguo altar mayor de la Colegiata. Su claustro, sin los caireles del mudéjar, fue construido hacia 1469. Por los años 1704 y 1705 se añadieron los dos cuerpos superiores de la torre, siendo señor de Talavera el Cardenal de Portocarrero.

La Colegiata es arca para las sorpresas: Ruiz de Luna manifestó su devoción en cerámica en la capilla del Cristo del Mar; una piedra con las huellas marcadas, nos habla del prodigio que hizo San Vicente ante las autoridades romanas; en la capilla del Santísimo se conserva un retablo con el cuadro de San Ildefonso y Santa Leocadia, obra de Blas de Prado, discípulo del Greco. En esta misma capilla hay un cuadro de Palomino que representa a San José con el Niño. Nunca pondríamos el cascabel al fin porque son muchos siglos los que esconden sus muros y que dejaron su golpe de presencia en ella.

El estilo arquitectónico del templo es gótico-mudéjar. La planta es rectangular, con tres naves longitudinales rematadas por ábsides poligonales y sin crucero. Las tres naves están cubiertas por bóvedas de crucería, con terceletes en la nave central.

El retablo mayor es neoclásico, y está presidido por un lienzo de la Asunción de María de Mariano Salvador Maella. Las capillas laterales atesoran valiosas obras de arte. 

Entre ellas destaca, en la capilla de Santa Leocadia, el lienzo de la Aparición de Santa Leocadia a San Ildefonso y el rey Recaredo, fechado en 1592, y que es una de las escasas obras conservadas del pintor toledano Blas de Prado. La capilla de los Santos Mártires alberga dos monumentos funerarios góticos del siglo XV. 

La de Santa Ana o de los Reyes, la de Santa María del Pópulo y la del Cristo de los Espejos son otras capillas a destacar. La iglesia alberga además importantes muestras de cerámica de Talavera. 

Algunos de los lienzos datan del siglo XVI, como el del retablo de los Santos Mártires. El retablo del Cristo del Mar es obra del ceramista Ruiz de Luna.

El claustro se construyó en el siglo XV en estilo gótico. En él se encuentra enterrado Fernando de Rojas, autor de La Celestina

La sacristía se construyó en el XVI, y está presidida por una imagen de la Virgen del siglo XV, probablemente la que presidía el antiguo retablo mayor. Los cuerpos superiores de la torre se construyeron a principios del siglo XVIII en estilo barroco.
Libro de El Buen Amor[editar]

En la Colegiata de Talavera de la Reina se desarrolla el Poema de los Canónigos de la Colegial de Talavera, incluido en el Libro de El Buen Amordel Arcipreste de Hita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...