lunes, 23 de junio de 2014

La mina abandonada de oro de La Nava de Ricomalillo - Buenasbodas (Toledo)

La mina de oro de la Nava de Ricomalillo (que en realidad esta en Buenasbodas) es una mina abandonada del siglo XIX.

Probablemente sea una de las minas miticas del centro de España.

Un recorrido subterraneo muy recomendable desde el punto de vista de la "espeleologia minera", pero debemos de tener especial precaucion con varios temas.



Uno es el de los murcielagos, no debemos de molestarlos cuando estan hibernando. 

Otros el de la estabilidad geotecnica, la bocamina esta en unos conglomerados muy inestables y no es hasta que cruzamos el pozo de ventilacion, que accedemos a la "roca sana". aun asi extremar las precauciones por los filones vaciados, donde se abrean grandes huecos y a la caida de algunas cuñas de techo, especialmente en los cruces de filones con la galeria principal.

Para saber mas consultar el articulo de la revista Bocamina nº11

( la puedes adquirir en el marcadilo de la Escuela de Minas de Madrid, os primeros domingos de cada mes en el stand del Grupo MIneraloguista de Madrid, en la entrada)

Croquis de las labores subterraneas del socavon Dos de Mayo de las minas de oro de Buenasbodas - Ricomalillo (Fuente: Jordá, 2001)

Sección idealizada de la Sierra de Jaeña y las minas de oro (Jorda, 2001)

Bocamina del socavon Dos de Mayo, desde el interior. Notese la ausencia de fortificacion y el notable riesgo de desprendimientos (Foto Jorda, en 2001)

A continuacion reproducimos algunos fragmentos del articulo de Bocamina, firmado por Orea, Gonzalez y Jordá:

La riqueza aurífera de la Sierra de Jaeña, entre Nava de Ricomalillo y Buenasbodas es conocida desde tiempos de los romanos. Después existirán dos épocas de actividad minera intensa: la primera entre finales del siglo XVII y primer tercio del XVIII; y la segunda entre 1853 y 1867. La mayor parte de los vestigios minero - metalúrgicos que se ven actualmente son de este último periodo; el resto son saneamientos sobre labores anteriores, o trabajos antiguos aterrados.

Es una mina de indudable valor patrimonial. Por una parte tiene restos atribuidos a los romanos (siglos I a IV d.C) y vestigios mineros documentados entre finales del siglo XVII hasta el XX. Y por otra, el legado inmaterial por su valor histórico como la mina de oro más importante del Centro de la Península.

Es también un interesante modelo geológico en la formación de la mineralización: se puede identificar el alcance de los procesos de enriquecimiento supergénico de la mineralización aurífera, y es de los pocos yacimientos filonianos de la Península Ibérica donde es aún posible encontrar muestras de oro nativo con relativa facilidad. Son filones mesotermales que se enmarcan en un cinturón “Hercínico” de mineralizaciones Ag-Au, que se extiende desde la provincia de Guadalajara (minas de plata de Hiendelaencina y oro de nava de Jadraque) hasta la provincia de Cáceres. Incluye las minas de plata de Ocejón, Pradeña del Rincón, Horcajuelo y La Acebeda en la provincia de Madrid, desaparece en la parte media del Sistema Central en Guadarrama y reaparece en los Montes de Toledo (oro en Ricomalillo y plata en Sevilleja de la Jara).

Los yacimientos auríferos del presente estudio se localizan entre los municipios de Nava de Ricomalilo y Buenasbodas, a 50 km al Sur de la localidad de Talavera de la Reina. Son diversas minas ubicadas en la falda meridional de una serranía en la zona occidental de los Montes de Toledo. Forman parte del dominio Hercínico, en la parte centro-oriental de la Península Ibérica.

La zona aurífera principal y por tanto las minas de mayor desarrollo se encuentra al norte del pueblo de Buenasbodas. Son unas labores abandonadas denominadas La Oriental o Pilar, y que tuvieron cierta importancia en la segunda mitad del siglo XIX. Se conservan las ruinas de un pueblo minero, los restos de su planta de tratamiento por amalgamación, los hornos de calcinación y dos grandes galerías con sus escombreras. 

Al conjunto minero - metalúrgico se le denomina también “Minas de la Fraternidad“, por el nombre de la principal sociedad explotadora. La bocamina superior se encuentra practicable, y es el único lugar donde puede estudiarse la mineralización "in situ". Existen aproximadamente dos kilómetros de galerias entre la principal y transversales. Los romanos vaciarían los filones desde su afloramiento en la parte superior del emboquille hacia el interior, mediante pozos de arrastre, deteniendo el laboreo en la zona de la actual galería superior.

Existen otros restos mineros de menor entidad: en la continuación de la Sierra de Jaeña, en el lado opuesto del Collado de La Barrosa hay otra mina de oro, de menor desarrollo denominada Capitán, también hay un pequeño pozo en las proximidades de las ruinas e la Fraternidad denominado “Pilar II”.

Continuacion del socavon, desde la zona donde ya aparece zocalo rocoso (Jordá)

Paso de la base de la chimenea de ventilación en el socavón Dos de Mayo (2001)



Fuente: http://speleominas.blogspot.com.es/2012/08/la-mina-abandonada-de-oro-de-la-nava-de.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...