domingo, 19 de octubre de 2014

Historia de Menasalbas

El origen del topónimo "Menasalbas" es incierto. Pudiera ser que fuese un compuesto del sustantivo menas y del adjetivo albas (acusativo femenino plural del adjetivo latino "albus, alba, album",que significa "blanco").

Algunos autores han creído hallarlo en la composición de las palabras latinas "menas" (vetas o columnas) y "albas"(blancas); otros, por el contrario, aventuran una raíz etimológica más geológica y consideran que hace alusión a las vetas de cuarzo y feldespato que cruzan frecuentemente las rocas de granito.

Población de origen romano, como atestiguan los restos arqueológicos que en él se han encontrado, como es el caso de los sarcófagos hallados en el sitio denominado los Emparvaderos.

Se tienen noticias de Menasalbas allá por el Siglo XII coincidiendo con los avances de la Reconquista al sur de los Montes de Toledo y con los intentos repobladores del rey Alfonso VII, de cuya época quizá sea un primer poblamiento en el arroyo Torcón del que no queda más referencia que su necrópolis. 

De esta época, quizá, sea un primer poblamiento en el arroyo Villapalos del que no queda más testimonio que su necrópolis. Otros investigadores, por el contrario, consideran que este cementerio es de época visigoda.

 Las primeras referencias históricas las encontramos en un documento de compra-venta mozárabe del siglo XIII que hace mención al topónimo. 

Debieron ser sus primeros habitantes pastores, agricultores, cazadores, y colmeneros que se establecieron en el extremo sur del Estado de Montalban, bien con el primer impulso repoblador de la Orden del Temple, establecida en el castillo de Montalbán, bien a iniciativa del Señorío de Montalbán, creado con posterioridad, que pasó de don Álvaro de Luna a la familia de los Pacheco y del cual la aldea formó parte. 

En un documento de 1155, en el que el rey Alfonso VII entrega varias aldeas, se cita el nombre de Menasalbas al describir donde se encuentran las mismas: «... inter Polgar et Penaguilera et Corva, et ex alia parte sunt Menasaluas et Galues»,5 'entre Pulgar, Peña Aguilera y Cuerva, por un lado, y Menasalbas y Gálvez por otro'. 

Vuelve a citarse el municipio en un documento de compraventa mozárabe de 1229 en el que se refiere la venta de unas losas de caza en el Carrascal de Menasalbas, , transcrito del árabe como Mēnaš Albaš.

Documentos que datan del siglo XVI informan de los conflictos entre los lugareños y el todopoderoso señor don Juan de Pacheco, marqués de Villena y duque de Escalona, señor de Montalbán, por el aprovechamiento de las tierras comunales. 

El municipio fue lugar hasta que en el año 1565, durante el reinado de Felipe II, tomó el título de Villa, cuando el núcleo de población rondaba los 2.000 habitantes, y pudo erigirse en cabeza de arciprestazgo y de partido hasta que en 1831 perdió esta condición en beneficio del municipio de Navahermosa.

Como hecho destacado en el siglo XIX cabe mencionar la heroica defensa de la villa que tuvo lugar en marzo de 1837 durante la Primera Guerra Civil ante las tropas carlistas de Basilio Gómez que atacaron la población. El hecho mereció el reconocimiento de las autoridades militares en el Boletín Oficial de la Provincia de Toledo. A mediados de este siglo el municipio contaba con 950 casas y el presupuesto municipal ascendía a 34.946 reales de los cuales 3.000 eran para pagar al secretario.4

A comienzos del siglo XX, en 1916, es necesario hacer mención a la perdida de los derechos comunales en el Robledo de Montalbán, en virtud de las leyes desamortizadoras del siglo XIX; monte alto en el que, desde tiempo inmemorial, se había hecho uso de las leñas y los pastos ganaderos y había sido una fuente de ingresos fundamental para el vecindario. En 1945, el municipio llegó a tener 5.077 habitantes de hecho aunque la emigración de los años sesenta, dirigida fundamentalmente a la capital de España, la disminuyó significativamente pues supuso la pérdida de un 27,5 % de la población a lo largo de toda la década.

Sin embargo, el Menasalbas actual hunde sus raíces en la década de 1960 cuando importantes cambios en el sector productivo pusieron las bases de dos industrias: la fabricación del mueble y la ganadería industrial. Tales industrias han marcado el desarrollo presente del municipio al calor de la demanda de los mercados urbanos de la provincia de Madrid, a partir del despegue industrial de los años sesenta.

Fuente: http://www.menasalbas.es/index2.html
Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...