Entrada destacada

La Batalla inédita de Viriato en Arroba de los Montes ( Montes de Toledo )

Huida de Viriato de Arsa(Campillo-Zalamea) a Carpetania(Arroba de los Montes)   Viriato pasaba los inviernos en la Carpetania, ya q...

viernes, 31 de julio de 2015

El Bálsamo del Cura de Tembleque.

Seguro que la mayoría de nuestros lectores han oido hablar del "Bálsamo de Fierabrás"; muchos de nosotros recordamos divertidos el"Baaarzamo" de "La Vida de Brian"
.
Y así podríamos continuar...

Pero, ¿cuántos de vosotros sabéis qué era, y para qué servía el "Bálsamo del Cura de Tembleque"?.

Bálsamo:
Secreción vegetal compuesta de resina, ácidos aromáticos, alcoholes y ésteres, por ejemplo el incienso.

Los bálsamos suelen ser utilizados como desodorizadores y purificadores; dado que en ocasiones las momias egipcias eran cubiertas con bálsamos el proceso de momificación también recibió el nombre de embalsamado.

Los bálsamos son sólidos, viscosos o más o menos fluidos según prepondera uno u otro de sus elementos. Su color, ordinariamente bastante oscuro varía desde el amarillo-moreno hasta el moreno negruzco. 

Deben su olor en parte al aceite volátil que contienen y algunas veces al del ácido benzoico expuestos durante largo tiempo al aire libre, se endurecen y toman un aspecto resinoso perdiendo su olor a consecuencia de la dispersión en la atmósfera de su aceite volátil. Se mezclan generalmente en todas proporciones con el alcohol, el éter, los aceites grasos y volátiles y son insolubles en el agua. 

Por la simple destilación solo puedo separarse una pequeña parte del aceite volátil que contienen. Para obtener la totalidad es preciso destilarlos con agua, operación que se practica en gran escala con la trementina para extraer el aceite esencial de trementina. sustancia curativa o aliviadora, como son cualquiera de los ungüentos medicinales.

Mezcla natural de resinas, aceites esenciales y ácidos aromáticos. Se obtienen por sangrado de la corteza de los árboles o mediante cocción y exprimido de trozos de plantas.

Medicamento compuesto de sustancias comúnmente aromáticas, que se aplica como remedio en las heridas, llagas y otras enfermedades.

Preparación farmacéutica de naturaleza varia, alcohólica, oleosa o resinosa, que se aplica especialmente al exterior.

Preparación farmacéutica que contiene ácido benzoico o cinámico, así como preparados artificiales en excipiente alcohólico o graso para uso tópico.

Mezcla aromática compuesta de resinas y aceites esenciales.

Sustancia o mezcla de sustancias aromáticas de origen vegetal que contiene ácido benzoico, sustancias aromáticas o trementina; es utilizado en preparaciones para el aparato respiratorio y como antiséptico cicatrizante.

Desde mediados del siglo XVIII hasta bien entrado el XIX los remedios secretos gozan de gran predicamento, llegando alguno de ellos a alcanzar verdadero éxito comercial.

 El bálsamo de Malats pertenece a estos últimos, se le atribuyen propiedades hemostáticas y cicatrizantes.

Su autor, Segismundo Malats, (Director de la Escuela de Veterinaria de Madrid desde su apertura en 1793).


Dr. Ángel Salvador Velasco    As ociación Madrileña de Historia de la Veterinaria
      
En los números 171 y 172 del periódico Crónica Científica y Literaria, de fechas 17 y 20 de noviembre de 1818, respectivamente. Aparecían dos artículos que recogían, en su apartado de Veterinaria, la:

"Memoria sobre las experiencias hechas por los Doctores Silveira y Constancio para determinar los efectos de un aceite, preparado por Don Segismundo Malatz, director de la escuela veterinaria de Madrid, en las heridas del cerebro, del cerebelo y otras; leida en le academia Real de Ciencias de París el 6 de Abril de 1818, por F.S. Constancio, Doctor en medicina, miembro de la sociedad Real de medicina de Edimburgo, Ex-Presidente de la de historia natural de la misma ciudad, y médico en Lisboa".

Que comenzaba de la siguiente forma:

SEÑORES:

"Los hechos que voy a presentar a ustedes con individualidad son tan extraordinarios y tan opuestos a las doctrinas recibidas en la fisiología y la medicina, que para darles crédito es necesario haberlos confirmado con experimentos decisivos y repetidos. Trátase de un líquido oleoso, preparado por don Segismundo Malatz, director de la escuela veterinaria de Madrid, el cual le da el nombre de bálsamo, que yo conservaré para evitar rodeos inútiles. Este líquido es semejante en su color y consistencia a otros muchos aceites, y su olor se parece mucho al del aceite de laurel de las boticas. He aquí cómo el señor Malatz da cuenta del descubrimiento de esta sustancia:

"Algunos labradores del pueblo de Tembleque, en la provincia de La Mancha, en España, habiendo observado que muchos animales mordidos por las serpientes que infestaban aquel distrito, y que son, según afirman, venenosas, al instante que se sentían heridos gravemente, comían las hojas de ciertas plantas, y restregaban contra sus ramas y troncos las partes heridas, sanando pronta y enteramente de las lesiones que parecían ser mortales, estancándose con la misma facilidad las más violentas hemorragias, dieron parte de esto al párroco del pueblo, el cual lo comunicó al boticario. Éste fue a verlo por sus ojos, y halló verdadero los hechos alegados por los labradores. 

Después de haber examinado cuidadosamente las plantas a las que acudían los animales cuando estaban heridos, hizo de ellas un cocimiento, cuyas virtudes reconoció en la práctica. Poco tiempo después fue a Madrid, y pidió al gobierno una gratificación, ofreciéndose a publicar su secreto, y ofreciéndose a probar con experiencias sus virtudes curativas. 

El gobierno encargó a Don Segismundo Malatz que asistiese a las experiencias; y perfectemente convencido éste de la verdad de lo que aseguraba el boticario, fue a la provincia de La Mancha"...

Y así continua el interesante documento en el que se detallan los experimentos realizados y sus conclusiones; que os dejo a continuación en dos publicaciones de ISSUU.

Podemos encontrar otras muchas referencias en la RED con este mismo tema, os dejo algunas para los que sintáis más interés. Y, cómo no la "receta" de este famoso bálsamo, cuyos ingredientes están constituidos por las plantas cuyas imágenes ilustran este post.

*Según Don Antonio Ballano, y tal y como constaba en su:
"Diccionario de medicina y cirugía: ó, Biblioteca manual médico ..., Volumen 7". Publicado en el año 1807.
La composición y preparación en "La Botica Real", del conocido como "Bálsamo del Cura de Tembleque" era la siguiente:

*Según el Doctor Don Manuel Jiménez, en su libro: "Nomenclatura farmacéutica y sinonimia general de farmacia y de Materia Médica.Volumen 2." . Publicado en el año 1826.

El antiguamente conocido como "Bálsamo del cura de Tembleque", pasaba a denominarse: de salvia y romero vulnerario:

*Según Ramón Torres Muñoz de Luna, en su libro: "Lecciones elementales de química general para uso de los alumnos ..., Volumen 2". En su segunda edición, aumentada y corregida; publicada en Madrid en 1864.

El Bálsamo del Cura de Tembleque: Era el equivalente a la Tintura alcohólica de salvia vulneraria. "En cuya composición entra el zumo de uvas negras, flores de romero, flor de salvia, fruto de nuez moscada, raiz de gengibre".

Fuente: http://villadtembleque.blogspot.com.es/search/label/Beatriz%20Galindo?updated-max=2012-06-07T07:00:00%2B02:00&max-results=20&start=4&by-date=false

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...