sábado, 23 de enero de 2016

La verdadera Puerta de Bisagra de Toledo (y II)

Veamos ahora a cuál de las Puertas son referibles estas circunstancias que afirman su principalidad.

Importancia.-Las plantas de la Puerta de Bisagra y del Postigo de la Granja, que acompafio, nos demuestran la enorme superioridad de la primera. Vano intento es exagerar las defensas de la otra como alguien pretende, pues el siguiente cuadro comparativo de las cuatro Puertas de la ciudad no deja lugar a dudas: 


ANCHURA DE LOS ARCOS DE PASO 

Bisagra ...................................................3,35 m. 
Cambrón... . ............. ... ........ . . .. . . . . . 3,25" 
Alcántara............................................ . . 2,55" 
Postigo de la Granja.. ........... . .. .. . .. ... 2,50"

LONGITUD TOTAL DEL PASO 

Bisagra. . . . . . . . . . . . .. ................. 15,50" 
Cambrón.. .. .... .. .. .... ................... 18,15 • . 
Alcántara. . . . . . . . . . . . .. .., ............ . 
Postigo de la Grdllja . . . .. . .......... '. 8,20 " 



ESPESOR DE LOS TORREONES 

FLANQUEANTES y LATITUD TOTAL DEL BALUARTE


Bisagm .......................... .... 4,25 ". ..... 13,50 m
Cambrón.............................. 3,90 ". ,.... 12,95 "
Alcántara ... ............ ............2.80 " .......10,.50 "
Postigo de la Granja ........... 2,65 " ..... 10,.35 ".. 


Emplazamiento.-

Próxímas ambas puertas (sólo separadas un,os ochenta metros) su emplazamiento es bien distinto. La de Bisagra da cómodo y fácil acceso a la ciudad por el principal ca .. , mino que a ella conduce; el cual no ha podido variar fundamentalmente por no consentirlo la topografía de aquellos lugares; hasta el punto de que entre la citada puerta y las de la Cruz y de la Herrería hubo de ser elevado el camino artificialmente.

Aparte de esto la importancia de la Puerta confirma la del camino, como la de éste explica la de 13 Puerta. La inalllamada Antigua se halla en cambio dando frente ala . Vega baja, y ofrece con relación a la verdadera undésnivel enop,;, me, acentuado antes por estar el terreno más elevado a la derecha· de ésta, como puede apreciarse por el corte verificado junto. al . abrevadero que allí existe actualmente. 

Esta elevación y la gran pendiente producida por ella constituía una verdadera separación u obstáculo entre ambas, acentuado por el cementerio que existía «a la Puerta de la Ciudad •. Ampliada la obra de restauración de la Puerta de Bisagra con la plaza de armas (cuya puerta exterior se apellidaría nueva dando origen a la confusión) y allanado el terreno a su derecha, por allí se encontró fácil bajada a la Vega que sustituyese a la proporcionada por el Postigo de la Granja, que así pudo ser tapiado e inutilizado por ruinoso; cosa que no habría ocurrido de dar éste paso a un camino importante, en cuyo caso se hubiera reconstruído conservándose en uso. Nos prueba todo esto el que en 1538 (existiendo la Puerta primitiva), con motivo de las Cortes que aquel año se celebraron en Toledo. 

"Para evitar sin duda la mala impresión que en tantos distinguidos huéspedes había de causar el aspecto desagradabl6" del principal punto de ingreso a la ciudad, depósito hasta entonces de escombros e inmundicias, el Mariscal D. Pedro de Nava~ra, Marqués de Cortes, corregidor, a la sazón de Toledo, realiz,ó aquel año una buena mejora,cual fué allanar el terreno fuera de murOR que se extendía delante de la Puerta de Bisagra, y quede entonces comenzó a llamarse plaza del M~riscal y corrompido Merchán 

En cuanto a ser la Puerta de Bisagra una de las tres por donde se permitía la introducción del vino en 1511, demuestra que daba pnso al camino de más tránsito e importancia, como sigue oeurriendo en nuestros días, en que constituye con los dos puentes los tres fiolatos u oficinas fiscales. 

La .Crónica do D. Alvaro de Luna~, citada por Amador de los Ríos, nos proporciona desinteresadamente prueba exacta de la situación de las dos puertas, que con la del Cambrón juegan en un episodio guerrero. Revelado en Toledo Pedro Sarmiento,· el cronista da cuenta en el título LXXXI. «De como el Hey vino a poner sitio e assentar roal sobre Toledo ..... » «El cual se puso e assentó facia la parte que es enfrente de la Puerta de Visagra, en aquellas cuestas e oteros que, como ya sc sabe, e es notorio a todos, 80n cercanas de la Iglesia de Sancto Aliphonso, e cabe la casa do la forca, e por aquel derredor e cerro alto de una parte a otra. 

El cual real se assentó a ocho días del mes de mayo de aqueste afío. (1449). En el siguiente título (del que copio gl'an parte por su interés) nos refiere el citado episodio en esta forma: «Mas como las cosas assi pasasen e Pero Sarmiento o los de la cibdad se sintiessen muy lastimados e ostigados, assi del robo del campo, corno dol acometimiento fecho facia la puerta de Vi:;ngra, tuvo manera el mismo Pero Sarmiento, assi por satisfacel' al puoblo, como por el mucho dolor o sentimiento que en su corazón tenía por el dafio passado, e fizo que un fijo suyo el mayor, el qual se llamaba Sarmiento, saliesse como salió, a catorce días de mayo al tiempo de la 8iesta, cuando los del real estaban repossando, con fa sta cincuenta de caballo, e tl'escientos peones, a fucer el mal e daño que pudiesso en los mozos ü mancobos, e otrns personas que en aquella sazón e tiempo iban al rio, nssi por se bafiar e solal,ar, e doportal'; ca el tiempo era assaz calul'oso, como por abrevar sus caballos e sus bestias. 

Estaba el Maestre assentado, e su tienda puesta en vista de la cibdad, en la delantera de todo el real, e por cierto en logar el más peligroso de todo él: especialmente por cabsa de una recia lombarda, que assi de día como de noche facía muchos tiros, que daban dentl'o del real. E como viesse desde de su tienda él, e los otros que con él estaban, que de Toledo salía aquella gente, conosció luego que salían a facer algund dafio, o alguna travesura de guerra contl'a los del real. 

Lo qual por les estorvar ..... e considerando otl'osí con madurez de buen juicio e discreci6n, como aq nella gente non salía, nin se atrevía a salir de la cibdad, seyendo tan pocos en número, si non toviesen espaldas, o algund daüo amasado o urdido parv. en aquella salida, cavalg6 el buen Mnestl'ü a caballo con los que a aquella hora más prestamente se pudieron aver que cavalgassen con él. 
E mandó otrosi a Gonzalo Chacón su Camarero ..... que cavalgase luego con los que ayuntal' e caudillar pudiesse, de los de su casa, sin lo facer saber, nin llamar otras gentes de la hueste, a fin de non los cansar nin fatigar, e que lo siguiesen juntamente todos por dó quier que el fuesse. 
Non filé por cierto en ninguna cosa perezoso el noble mancebo en complir con diligencia ]0 que su señor le mandÓ, mas sin tardanza alguna cava]gó a caballo, e fué a donde estaba ..... Juan Femández Galindo, con la gente de su capitanía, e fizo que todos cavalgassen, o cavalgaron con mucha presteza. 
E ay untados con el Maestre e condestable su señor, fueron por atajar a aquel tal Sarmiento fijo de Pero Sarmiento, e a los que con él eran: los cuales avían salido por la puerta que se disce del Cambrón. 
E después que salieron, tomaron la delantera de aquella puerta el Maestre e los suyos, e apoderáronse de lo alto de un gran muladral, que es delante de ella. E veyendo el dicho Sarmiento que el muladral estaba ocupado, e tomado por sus contrarios, vid ose en manifiesto peligro, non sabiendo por donde poder tornar a la cibdad. 
E si non fuera por que los peones que con él avían salido le abrieron un postigo, el q ual se dísce el postigo dE¡ la Granja, non se pudiera eseusar que en todas maneras, si solo Dios non lo escusara, él fuera preso o muerto: assi que él se retraxo por aquel postigo a la cibdad. 
E después que assifué retraído, los del Maestre se apartaron de aquel muladral donde estaban; ca el Maestre andaba discurriendo a diversas partes, e se fueron dende veyendo yá que su estada allí ninguna cosa aprovechaba. 
Non passó grande espacio de hora, quando despues assi apartados salieron por la misma puerta del Oambrón, e ocurrieron de la cibdad grandes tropeles de gentes, caballeros e peones, e non solamente por aquella puerta, mas assimismo por el postigo de la Granja, que ya diximos que se avia abierto, e iban con grand grita e grandes alaridos contra los que del real avian venido. 
Bien avia conoscido el buen Maestre en su claro e vivo entender, el engaño que los de la cibdad tenían forxado e ordenado, segund que de suso lo escrebimos. Assi que en esto comedio se mezcla de una parte a otra, una bien braba e bien recia pelea: la cual fué ciertamente bién reñida e bién porfiada por ambas partes, especialmente entre los que a la hora salieron de la cibdad, e los que eran en ·la compañia e capitania de Juan :Fernandez Galindo, e con Gonzalo Ohacón mancebo por oierto mucho arriscado. E finalmente fueron desbaratados allí por estonce los de la cibdad, e muchos dellos fueron presos e algunos muertos. 
El Maestre aviase mudado segund ya se contó, e avia levado consigo cierta esquadra de gente de los suyos, e moviosse facia la puerta de Visagra, a donde por estonce acaesció cargar toda la gente de ambas parte!'! de guissa que ciertamente allí era el mayor peligro. En especial por quanto los de Toledo, despues del daño por ellos rescebido de los del Maestre, todos ocurrieron con grand muchedumbre de . gente a la parte de aquella puerta. 
Vinieron pues los que eran con Juan :Fernandez Galindo, e con Gonzalo Ohacón, despues de passada la pelea, que sagund se escrebió avido ovieron con los de Toledo, e ayuntáronse con el Maestre su señor, e al tiempo que se vinieron a ayuntar con él, facíase un recio combate, e un muy duro pelear, de gente a gente entre los del real e los de la cibdad ..... Veyendo el Sarmiento el grand daño que rescibian, e rescibido avian en la pelea antes passada: e conosciendo otrosí la condición e esfuerso del Maestre, ..... e como viesse assimismo la grand muchedumbre de gente, assi de caballo como de pie que del real acudia e recrescía, volviosse a rienda suelta con los que pudo acaudillar por la puerta del Oambrón; ca por la de Visagra non le estaba el camino tan desembargado. 
Non fueron por cierto pocos los qw.e en aquella tornada se perdieron de su compafíia, e muchos mas peones que caballeros. El esforsado Maestre non le paresciendo aver fecho assaz por estonce en aver encerrado por fuersa forzosa e fecho retener a los de la cibdad, si a mas non se estendiessen aquel dia los fechos suyos, e su guerrear, ..... dispusose a combatir por fuerza de armas la misma puerta de Visagra. Acerca del qual fecho non se podria por cierto assaz debidamente aquí explicar el grand esfuerso e ardimiento, e assimismo la grande animosidad por él mostrada ..... 
En el qual estaba en tanto grado metido en fervor, que ningund peligro le parescia temer quevenirle pudiesse: e perseveró e duró en ello por espacio de dos horas, e más tiempo, porfiando todavia con quantas artillerias e maneras él pensar pudo, e se le pudieron representar en el ánirno suyo, segund la brevedad del tiempo lo padescia, e ofrecerle p.odia por combatir e entrar por fuerza aquella puerta de Visagra: por cierto cosa muy dura, e empresa muy braba de acabar. 
Pero sin dubda alguna es de creer que perseverára en ella, segund lo que de si mostraba, fa sta la fenescer, o fenésúer en ella su vida, ..... salvo como el Rey oviesse nueva de] grande e manifiesto peligro en que el su Maestre estaba, se ovo de armar & cabalgar, e q uasi todos los del real con él, por lo ir a socorrer e sacarlo de allí. E como el Maestre ovo sabiduria que el Rey venia, fuele forsado, por escusar, e a fin que su muy amado a obadescido Rey e señor non se llegasse a se meter en un tan grand peligro como él estaba, de se retraer de aquel fecho: e assi retráido vinos e derechamente para el Rey: e el Rey por cierto mostrole mucha alegria, e muy ledo semblante quando lo vido acerca de sí.» 

El texto de la Crónica, completamente desinteresado bajo el punto de vista arqueológico, nos demuestra que el Postigo de la Granja abría en el recinto exterior, y más cerca de la Puerta de Bisagra que de la del Cambrón (1); pues estando tomada la delantera de ésta por D. Alvaro, Sarmiento pudo volver a la ciudad por el Postigo (cosa imposible de e~tar próximo a ella); y después, llevando Sarmiento la peor parte en el combate entablado hacia la Puerta de Bisagra, «volviosse a rienda suelta ..... por la Puerta del Cambrón, ca por la de Visagra non le estaba el camino tan desembargado •. 

En el «Memorial de algunas cosas notables que tiene la ciudad de Toledo ..... », dirigido a Felipe II por Luis Hurtado Mendoza de Toledo, en 1576, describiendo ordenadamente las torres y fortalezas, sólo cita la puerta actual en la siguiente forma: «y agora la del cruyifixo y del martir San Vicente se llama la puerta de la Herrería, donde estava el santo cruyifixo y agora Sant lldefonso, la torre de cinco esquinas a la puerta nueva, ·la torre dearitequera, la puerta de visagra, que agora es de Sant Evgenio, la torre del Thesoro, la torre de los avades, la puerta del cambron ..... » 

Más adelante, en la descripción por parroquias, escribe: «en Sanctiago del Arrabal, ay la puerta de 'Visagra con su casa de morada y quatro torres, las dos de hermosura y las dos de fortaleza, dende la cual comien«a el camino a Oampos y Castilla la Vieja». Por último, en el llamado Plano del Greco figura con el título Puerta de Bisagra la actual, no habiendo la menor indicación escrita en el Postigo. Si aceptada mi creencia se lee con detenimiento cuanto Amador de los Ríos ha escrito en su libro sobre Toledo, referente a la Puerta Antigua de Bisagra (incluso el apéndice dedicado a su restauración), se verá que todas las dudas y vacilaciones que a tan inteligentísimo autor asaltan quedan explicadas satisfactoriamente. 


Pedro Román Martinez
Numerario
http://realacademiatoledo.es/wp-content/uploads/2013/07/files_toletum_1020_02.pdf 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...