viernes, 31 de julio de 2015

Leonor de Guzmán y Maria de Molina, las mujeres que cambiaron la historia de Castilla (II)

Las noticias del mal trato que María recibía por parte de su esposo llegaron a los oídos de Alfonso IV de Portugal que declara la guerra a Castilla, aunque no era ese el único motivo, un enfrentamiento que se inicia en 1336 cuando las tropas portuguesas entran en territorio de Castilla y ponensitio a la ciudad de Badajoz .

El rey portugués contaba con el apoyo, ya lo podéis imaginar, del omnipresente infante don Juan Manuel . Mientras el rey portugués se encuentra en Badajoz otro ejército portugués se enfrentará a un ejército castellano en la Batalla de Villanueva de Barcarrota, en la actual provincia de Badajoz. La victoria sonríe a las tropas castellanas y al conocer la noticia el rey portugués , sabiendo que una fuerza castellana muy superior ala portuguesa se dirigía hacia allí, decide levantar el asedio a Badajoz y regresa a Portugal. 

Extensión del Sultanato Benimerín en su época de máximo expansión entre 1330 y 1350 . Surgieron después de la caída de los almohades en la segunda mitad del siglo XIII y su origen estaba en el pueblo nómada de los marínidas que en Castilla serían conocidos como benimerines . El fundador de la dinastía benimerín había sido Abd al-Haqq(fecha desconocida - 1217) pero su verdadera expansión comenzó con su cuarto hijo, Abu Yusuf Yaqub (fecha desconocida- 1286) que conquistó la ciudad de Marrakech y se hizo dueño de la mayor parte de lo que hoy es Marruecos. A partir de entonces comenzaron a influir en la política del Reino Nazarí de Granada y terminarían ocupando diferentes plazas en el sur de la Península, entre ellas Gibraltar y Algeciras y asediaron la localidad de Tarifa y amenazando con dirigir una auténtica invasión en la Península (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)

Sin embargo, las hostilidades se prolongarían todavía hasta el año 1339 cuando se firmó un tratado de paz en Sevilla. Mientras, la situación en el sur era cada vez más preocupante porque la flota castellana no tenía capacidad para cortar el continuo envío de hombres desde Marruecos a Granada . Alfonso XI busca la alianza con el nuevo rey aragonés, Pedro IV el Ceremonioso (1319-1387) , sucesor de su padre Alfonso IV, el monarca casado con Leonor de Castilla y que había fallecido en 1336. Finalmente, el rey aragonés accede a apoyarle con su flota dirigida por el almirante aragonés Jofre Gilabert de Cruilles (hacia 1282-1339). Las flotas castellanas y aragonesas combinadas derrotan a los benimerines frente a la ciudad de Ceuta.

Los benimerines es el nombre castellanizado que recibía el pueblo que dominaba lo que hoy es Marruecos, los Banu Marin. Pero la mala suerte se cebó con la flota porque a su regreso a la península, se dirigieron a la bahía de Algeciras, entonces dominada por los benimerines, y el almirante aragonés. Jofre Gilabert fue alcanzado mortalmente por una flecha en el pecho , que fue atravesado de parte a parte,. La flota aragonesa abandonó el lugar dejando sola a la flota castellana que fue destruida por los benimerines. Aquello era un desastre porque dejaba la puerta abierta a una invasión en toda regla desde el norte de África. Alfonso XI no tenía otra alternativa que solicitar la ayuda del rey portugués Alfonso IV del que ya sabemos que había estado enfrentado durante cuatro años y que aunque ahora estaban en paz seguía sin olvidar el trato que el rey castellano daba a su hija, olvidada en favor de su amante Leonor de Guzmán. Para lograr la ayuda del monarca portugués Alfonso recurrió a su siempre marginada esposa María de Portugal


Aunque en este mapa del Reino Nazarí de Granada veis fechas de conquista muy posteriores a las del reinado de Alfonso XI os lo incluyo para que podáis situar las cuatro plazas donde se iba a librar la lucha en estos años entre los cristianos y los benimerines procedentes del Norte de África. Ceuta, donde se libraría una batalla naval donde combatieron juntas una flota aragonesa y otra castellana en 1339, Algeciras , que el rey Alfonso XI recuperó en 1344 después de dos años de asedio, Tarifa, que tuvo que soportar el asedio de los benimerines y Gibraltar que sería ocupada por los benimerines y donde Alfonso XI encontraría la muerte en 1350 cuando intentaba reconquistarlo (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

En el "Poema de Alfonso Onceno" , una crónica en forma de poema del reinado de Alfonso XI redactado en 1348 , se recogen estos versos en los que el rey implora la mediación de su esposa ante el rey portugués "A vuestro padre rogad/ que nos envíe / su flota por su bondad" Como escribe María Jesús Fuente "la reina no estaría muy dispuesta a colaborar con un marido que la tenía abandonada a ella y a su hijo , y que abiertamente permitía la participación activa de su amante, no solo en asuntos privados , sino en aspectos relacionados con la política del reino"

A pesar de ello parece que accedió a enviar una carta a su padre, pero Alfonso IV de Portugal, enojado con el castellano, le dijo que si quería la ayuda de Portugal que la pidiera él personalmente. Alfonso XI tuvo que tragarse su orgullo y solicitó directamente el apoyo del rey portugués con una carta de su puño y letra. Ahora sí, el monarca portugués le envió una flota a Cádiz , donde se reunió con otra flota aragonesa. En 1340 se fueron concentrando las fuerzas de unos y otros.

Por el bando musulmán los ejércitos del sultán benimerín Abu al-Hasan ben Uthman y del rey de Granada Yusuf I,que habían puesto sitio a la localidad de Tarifa, y por otro lado las tropas castellanas de Alfonso XI, las portuguesas de Alfonso IV y , por una vez en el bando de Alfonso XI, un contingente de hombres del infante don Juan Manuel. El enfrentamiento tendría lugar el 30 de octubre de 1340 en la actual provincia de Cádiz y pasaría a la historia como Batalla del Salado . La victoria sonrió a los reinos cristianos y con ella se exorcizó el último intento de invasión musulmana de la Península El rey castellano enviaría parte del tesoro como regalo al papa Benedicto XI (1280-1342) que concedería al rey portugués, por su clave participación en la victoria, el título de Bravo., Pero todavía quedaba reconquistar las plazas ocupadas por los benimerines, tanto Algeciras como Gibraltar. 

Lugar donde se libró la Batalla del Salado en 1340, sin duda una de las batallas más importantes de la última fase de la Reconquista pues en ella se detuvo el intento de invasión benimerín y donde jugó un papel importante la contribución del suegro de Alfonso XI, el rey portugués Alfonso IV, que hizo que su yerno le pidiera personalmente por escrito ayuda como una forma de castigarle por el trato que daba a la hija del rey de Portugal casi desde el comienzo de su matrimonio (Imagen procedente de legadonazari.blogspot.com )

En 1342 se iniciaba el largo asedio a Algeciras, que se prolongaría durante dos años hasta su conquista final el 27 de marzo de 1344 , con lo que se eliminaba el riesgo que suponía aquella puerta abierta a nuevas invasiones. Se pacta una tregua con los musulmanes que da unos años de paz , circunstancia que el monarca aprovechará para seguir afianzando el poder del rey frente a la nobleza, y para ello una de sus medidas fue establecer una nueva forma de gobierno de los municipios a través de lo que se denominó los Regimientos, y el primero de ellos sería el de Burgos en 1345.

Este regimiento estaba formado por el alcalde , el escribano y lo que se llamaban dieciséis hombres buenos , es decir personas notables de la ciudad que se encargaran del buen gobierno de la ciudad bajo la dependencia del monarca que era quién los nombraba y que , por lo tanto, consolidaba así su propio poder en detrimento de la aristocracia . Ese mismo año se crearían los regimientos de León y Segovia y un año más tarde el deMadrid.

Ya en 1348 el rey dio otro paso para fortalecer su poder al unificar las leyes en virtud de Ordenamiento de Alcalá , por la localidad donde fue elaborado, Alcalá de Henares. Las ciento treinta y una leyes recogidas en el Ordenamiento de Alcalá serían las de primer obligatorio cumplimiento en todo el reino, por debajo de ellas los fueros o leyes locales y en último lugar las leyes recogidas en las Partidas de Alfonso X el Sabio que veíamos ayer. Mientras, Alfonso XI sigue con su vida al lado de Leonor de Guzmán y sus hijos , aunque Leonor no se engañaba por su situación de privilegio.

Escribe María Jesús Fuente "Leonor temía con fundamente que la posición de sus hijos fuera delicada cuando muriera su padre y accediera al trono el heredero legítimo (Pedro, el hijo de María de Portugal) pues las relaciones entre las dos familias , la legítima y la ilegítima, habían sido esporádicas y carentes de cordialidad".

Real Colegiata de San Hipólito de Córdoba donde hoy descansan los restos del rey Alfonso XI de Castilla . Ejemplo había sido fundado por el monarca en 1343 para conmemorar la victoria en la Batalla del Salado , donde también descansa e cuerpo de su padre, el rey Fernando IV de Castilla .

Le sucedió su hijo Pedro I, que no podía guardar un gran afecto a un padre al que apenas conocía pues todo su afecto lo había volcado en la familia que formó con Leonor de Guzmán,Poco después de la muerte de Alfonso XI, su esposa María de Portugal vería llegada la hora de su venganza sobre Leonor de Guzmán. Se avecinaban años difíciles en Castilla (Imagen procedente decaminosantiagoandalucia.org)

Y ese momento iba a suceder mucho antes de lo que por la edad del rey se podría pensar. Una enfermedad iba a intervenir para alterar el rumbo de los acontecimientos. En 1346 una enfermedad conocida como la peste negra , causada por la bacteria Yersinia Pestis, hacía su irrupción en Europa y durante los años siguientes asolaría reino tras reino causando millones de muertes sin distinguir entre reyes, nobles, artesanos o campesinos.

Nadie estaba a salvo de la epidemia que acabaría con la vida de al menos un tercio de la población de Europa , y aunque las cifras varían mucho y es casi imposible dar un número exacto de muertos, podría estar alrededor de los veinticinco millones de muertos en toda Europa. En los reinos peninsulares penetró en 1348 y fue extendiéndose por toda la península. Mientras, terminaba la tregua con los benimerines y en 1349, Alfonso XI decide recuperar la plaza de Gibraltar a la que pone sitio.

Pero las grandes aglomeraciones de personas eran un terreno abonado para la peste y en 1350 el ejército castellano que sitiaba Gibraltar se vio afectado por la peste. Una de sus víctimas sería el propio monarca que fallecía el 26 de marzo de 1350a los treinta y ocho años de edad. Fue el único monarca que moriría a causa de la peste en toda Europa.

El monarca que sería recordado como el Justiciero por su firme posición frente a la nobleza, el que detuvo el último intento de invasión de la Península por los musulmanes y el hombre con dos esposas, la legítima y la que amaba de verdad, fue llevado a Jerez de la Frontera donde embalsamaron su cuerpo y enterrado en Sevilla.

El mismo día de la muerte de su padre era coronado aquel hijo al que tan poco caso había hecho en todos aquellos años en los que se volcó en Leonor de Guzmán y los hijos que tuvo con ella. El nuevo monarca sería llamado Pedro I , el Cruel, el Justiciero por otros. Pero también una mujer que hasta ese momento sólo había podido tragarse la humillación de verse desplazada por la amante del rey, veía ahora la oportunidad de tomarse cumplida venganza.

La rueda de la fortuna había girado y Leonor de Guzmán y sus hijos tenían sólidas razones para temer el futuro.El segundo acto del drama estaba a punto de desarrollarse, pero lo veremos en la tercera y última parte de este relato, en el que , paradójicamente, Pedro repetirá la historia de su padre.

Fuente: http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/02/mujeres-en-la-historia-leonor-de-guzman_22.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...