viernes, 14 de agosto de 2015

Patrimonio Telúrico de Malamoneda

Resultado de imagen de Hontanar
¿Qué patrimonio telúrico anida en estas tierras para que tantos pueblos fijasen su vista en ellas?    

El despoblado de Malamoneda cuenta con vestigios de asentamientos de distintos pueblos desde la prehistoria. 

Situado en el término municipal de Hontanar, municipio de los Montes de Toledo, provincia a la que pertenece. Por un lado existen restos de un castro posiblemente celtíbero de los siglos III y V a. d. C.

Un escrito del párroco de Hontanar en 1154 hace referencia a una vaquilla de piedra, posiblemente un verraco que actualmente no se conserva, además del centenar de posibles tumbas talladas en piedra, en alguna de sus rocas muy erosionadas encontramos piletas con desagües y toscos escalones que señalan el lugar como ara ceremonial.

También existen vestigios de la romanización del lugar en los primeros siglos de nuestra era, una gran roca, con una tumba antropomorfa en ella, aún conserva dos inscripciones enmarcadas que indican el enterramiento de un romano de 35 años y su hija de 15.

Por supuesto su situación en un pequeño valle junto al río con tierras fértiles tuvo que ver en la elección. 

Pero hay algunos lugares que sin duda fueron descubiertos por sus primeros moradores de los cuales merece la pena hacer una reseña.

A principio del siglo XVIII y como consecuencia de la presión fiscal de Toledo, muchos vecinos emigran a Montalban. En 1728 se cita este lugar como despoblado anejo a Hontanar.

Al parecer el culto en la ermita continuó hasta 1860, año en que se venden los terrenos y el comprador desmonta todo lo aprovechable de la misma, los cofrades trasladaron la imagen de la Virgen y su retablo a Hontanar. La imagen fue destruida durante la guerra civil.

En 1960 los restos de la ermita fueron demolidos para sembrar unas viñas que ya no existen, en caso de quedar algún vestigio de esta ermita, será parte de sus cimientos.

Y hasta aquí la historia, pero ¿Qué patrimonio telúrico anida en estas tierras para que tantos pueblos fijasen su vista en ellas? Por supuesto su situación en un pequeño valle junto al río con tierras fértiles tuvo que ver en la elección. 

Pero hay algunos lugares que sin duda fueron descubiertos por sus primeros moradores de los cuales merece la pena hacer una reseña.

Una de las fotos nos muestra una pileta en lo alto de una roca, con unas toscas escaleras para facilitar la subida, esta pileta está situada sobre un Punto de meditación de 11500 UB, hay otra pequeña cazoleta que marca el final de una línea ondulada en la que algunos quieren ver la representación de una serpiente, en estos momentos casi inapreciable, al lado de una urna o sepulcro, en esta cazoleta también existe un Punto de Meditación de 11500 UB.

El lugar donde estuvo la iglesia, solo hay un campo arado, no resulta complicado detectar el vórtice de 13500 UB sobre el que se construyó dicha iglesia.

A unos 300 metros al sureste nos encontramos oculta por otros árboles a un grueso ejemplar de encina, es un Árbol Sagrado que crece sobre un vórtice de 13500 UB, nunca sabremos si fue el destino o la mano del hombre quien unió árbol y vórtice. 

Pero lo que no guarda relación con la historia es el vórtice mayor de este despoblado, se trata de un vórtice de 24500 UB que se encuentra situado en el interior de una casa derruida, concretamente en la cocina, no puedo creer que a los templarios se les escapase este punto, es muy posible que en este lugar existiese una ara primitiva y que fuese derribada para construir otra edificación, ignora la antigüedad de los muros de esa casa, pero me resulta extraño que allí no se construyera un templo.





Existe otro lugar a tener en cuenta, se trata de una piedra sobre otra, esta última cuenta con una especie de puente, podría ser natural, pero yo pienso que es artificial, incluso podría parecer la talla incompleta de un verraco, pero en realidad esta piedra marca un cruce de líneas Hartmann de tercer orden y una de ellas pasa por el orificio, no es la primera marca que me encuentro en uno de estos cruces, a la historia nso ha guardado el nombre y estas piedras suelen ser bautizadas con algún nombre que hace alusión al diablo o al infierno, en este caso si la piedra tuvo historia o nombre se desconoce.





(Todos los datos históricos sobre el lugar han sido recogidos del libro “El despoblado de Malamoneda” de Ventura Leblic García)

Epifanio Alcañiz Investigador de las energías telúricas
www.radiestesiaysalud.com

zahori33@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...