sábado, 19 de abril de 2014

Puente Romano de La Iglesuela

Los Puentes siempre han tenido una importancia de primer orden a lo largo de la historia.

Además de la indudable tarea de acortar distancias y salvar lugares intransitables para el hombre, sirvieron para unir pueblos, ciudades, comunidades, regiones y comarcas, que de otras maneras habrían vivido de espaldas unas a las otras, aunque también como elemento donde surgieron poblaciones y ciudades a su sombra, por ser lugar de paso de Rutas comerciales y de intercambio de productos. 

Su elemento patrimonial es muy alto, debido al enorme esfuerzo técnico y humano que necesitaban para ser construidos, de ahí “pontifex” (constructor de puentes) palabra que acabo designando al máximo miembro de la Iglesia Católica.

Detalle de los sillares utilizados en el Puente
¿Como llegar?

A poco mas de hora y media desde Madrid, cogemos la Carretera que atraviesa el Valle del Tietar la CL-501 (Madrid-Plasencia), a la altura de Casavieja, cogemos el desvio dirección La Iglesuela (CM-5006), a los 1500 metros nos encontramos con el Rio Tietar, donde antes de cruzarlo dejamos el coche en un apartado a mano izquierda y tras cruzar la carretera andando nos encontramos de frente con el Puente. 

Aunque pertenece al termino de La Iglesuela (TO), se encuentra mas cerca y mas accesible por Casavieja (AV). La zona es muy acogedora, hay una poza que algunos utilizan como lugar de baño y esparcimiento.

Aunque su origen es confuso, las diversas fuentes que he consultado hablan de origen Vetón (recordemos, pueblo prerromano de cultura celta que habitaba el oeste de la Península Ibérica. Su asentamiento tuvo lugar entre los ríos Duero y Tajo, principalmente en el territorio de las actuales provincias de Ávila, Cáceres, Salamanca, Toledo y Zamora) y Romano, aunque su aspecto es medieval, no descartándose que sus cimientos sean incluso de época Vetona, tal y como se alude en algunas fuentes. 

Lo que si es cierto es que debio ser lugar muy transitado , ya que servía de vía de comunicación entre el Valle del Tietar y Talavera de la Reina.

Todo el Valle del Tietar y La Vera esta plagado de diversos Puentes de origen Romano y Medieval, lo cual da constancia de la importancia comercial de la zona de la Sierra de Gredos con el Valle del Tajo, sobre todo en Ganadería, pieles y lanas.

Posee solo un ojo central de grandes dimensiones, a modo de arco de medio punto, ya que el terreno a salvar no es muy grande, aunque si escarpado de piedra granítica. 

Llama la atención el pavimento del Puente, que muestra el desgaste de los sillares utilizados en el mismo, piedra granítica redondeada por el paso de carros, caballerizas y gran numero de personas a lo largo de su dilatada existencia.

 El puente en la parte del intradós del arco, aun conserva los mechinales de los andamios utilizados en su construcción.

Entrada al puente con el medidor de caudal de ladrillo

En la entrada del Puente todavía queda una caseta de ladrillo, utilizada para medir el caudal del Rio Tietar, que afea enormemente el Puente y que debería haber sido derribada hace tiempo.

En las cercanías se encuentra otro Puente de origen Romano conocido como “Puente de Garganta Torinas“.



Fuente: http://otraiberia.wordpress.com/2014/03/20/el-puente-romano-sobre-el-rio-tietar-la-iglesuela-toledo/

1 comentario:

  1. Muy buena entrada y un orgullo que se traten temas de la Sierra de San Vicente (Toledo). Como historiador comarcal, indicarte que aunque es muy típico que en los pueblos los antiguos puentes se mencionen como "romanos" no significa que fueran de esa época. Es una terminología que quiere decir "antiguo". En concreto los puentes de la comarca, el de Iglesuela, Sartajada, Castillo de Bayuela, son construcciones medievales que utilizan las técnicas romanas, por eso son tan parecidos.
    Aún así, enhorabuena por esta entrada.
    David (www.bloghistoriadelarte.com)

    ResponderEliminar

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...