jueves, 6 de noviembre de 2014

Altar del Transparente de la Catedral de Toledo

Situado en la girola a espaldas de la Capilla Mayor.

El transparente es un conjunto de elementos arquitectónicos: esculturas marmoreas, bronces dorados, jaspes, que reciben una luz dirigida a ese conjunto desde el exterior a traves de un óculo realizado en el techo de la catedral. 

El estilo churrigueresco del conjunto con un convulso movimiento, unido a la luz que recibe, le da al conjunto un gran dramatismo.

En este retablo en mármol, bronces y jaspes que es el altar, destaca en su centro la imagen de la Virgen sedente con el Niño en una hornacina, y en la parte superior un grupo escultórico que representa la Última Cena. 

En el centro de este grupo existe un orificio que filtra la luz hacia el Sagrario situado en la Capilla Mayor. 

A ambos lados del altar, figuras representando a Santa Casilda y Santa Leocadia, más arriba en la misma linea, San Eugenio y San Ildefonso con báculos y en la cima las tres virtudes teologales: fé, esperanza y caridad. 

También en este gran altar encontramos los cuatro arcángeles con sus atributos: Rafael, Gabriel, Miguel y Uriel. 

Es obra del escultor y pintor Narciso Tomé (Toro 1690-1742) ayudado de sus cuatro hijos, que lo terminarón en doce años, entre 1721 y 1732 (siglo XVIII). 

Fué un encargo del arzobispo de Toledo Diego de Astorga Céspedes (1720-1724). Se trata de un gran monumento a la Eucaristia. 

El fin último de esta creación es hacer que la luz del sol, el astro rey, ilumine el sagrario, creando una ambientación especial en contraste con la semipenumbra en la que se encuentra el interior catedralicio, que solo recibe iluminación a traves de las vidrieras. 

Para esta creación Tomé perfora un plemento de la bóveda y la decora alternando la pintura y la escultura, logrando un efecto asombroso, que en su época fué muy criticado. 

Se la considera como la obra barroca-churrigueresca mas importante de España. 

Nota: El estilo churrigueresco debe su nombre al arquitecto español José Benito Churriguera (Madrid 1665-Madrid 1725), quien inventó las complicadas soluciones y encauzaría en formas barrocas una tendencia decorativa en la que lo ornamental domina sobre lo constructivo, combinando hasta el paroxismo curvaturas y movimientos lineales. 

Peculiaridad autóctona es el aspecto agobiante del conjunto, mezclado con la inclinación clásica extendida por los italianos y el gusto francés de los Borbones.

Fuente: http://www.jdiezarnal.com/catedraldetoledo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...