lunes, 3 de agosto de 2015

Tius, dios godo de la guerra

Las referencias que tenemos del dios de la guerra de los godos, nos llegan a través de los textos romanos. No pocos autores de hoy en día, identifican al dios padre original de los godos con Tius, cuyo culto en algún momento dado de su desconocida y oscura historia mitológica, fue sustituido por Gutan. 

No hemos de entender no obstante, que Gautur no fuera conocido entre los getas. Seguramente, este dios fuera lo que siempre fue, es decir; un dios padre de la raza. Pero no gozó de la categoría de deidad principal. Cuyo cargo ostento en los primeros años el dios Marte / Tius.

Tius, no es otro que Tiwaz o Tyr. Dios de la guerra a la par que justiciero. Un dios de honor y las causas justas. Es precisamente Jordanes, quien identifica a Tius con el Marte de los romanos en su libro: Origen y gestas de los godos. Del que describe un sangriento ritual que los godos realizaban en su nombre,... en el nombre de Marte.

.. Hasta tal punto fueron alabados los getas, que dicen que nació entre ellos en tiempos remotos Marte, al que la falsedad de los poetas proclama dios de la guerra, y así dice Virgilio:

El padre gradivo (Marte) que gobierna los campos géticos.

Los godos aplacaron siempre a Marte con un culto crudelísimo, pues le sacrificaban como víctimas a sus prisioneros, pensando que el modo más indicado de aplacar al dios de la guerra era con el derramamiento de sangre humana. A éste le ofrecían las primicias de sus botines, en su honor colgaban de los troncos de los árboles los despojos, y tenían más arraigado su culto que el de las restantes divinidades, ya que les parecía que su devoción por este dios era la que se debía tributar a un padre ..

Jordanes – Origen y gestas de los godos

Como podemos apreciar en este escrito clásico, el dios Marte o Tius en godo, fue una deidad importante a la que los gautas ofrecían sacrificios humanos cuyos despojos colgaban en los árboles. Tradición esta que recuerda muchísimo también a la gala descrita por Lucano en su Farsalia:

.. Y aquellos galos que se hacían propicios con sacrificios humanos a los despiadados dioses Teutates(Marte)), Esus y Taranis, ante cuyos altares el visitante se estremece ...Lucano – Farsalia-O la no menos espectacular:

.. Los leñadores llegaron hasta un magnifico bosquecillo sagrado. Sus ramas entrelazadas rodeaban un frío espacio central en el que nunca brillaba el sol, pero donde abundante agua manaba de oscuros manantiales... los dioses bárbaros que aquí eran adorados tenían sus altares colmados de horribles ofrendas, y los árboles estaban salpicados de sangre humana.. Nadie se atrevía a entrar en ese bosquecillo excepto el sacerdote; e incluso él permanecía fuera al mediodía, y entre el alba y el crepúsculo – por miedo a que los dioses pudieran salir a tales horas

Lucano – Farsalia

Las semejanzas son mas que notorias. Godos y Galos, hacían sacrificios humanos a los dioses en los bosques de sus naciones, donde colgaban los miembros troceados de las victimas en honor a su trinidad divina, entre los cuales estaba el dios Teutates (Marte). Esta semejanza del culto a los dioses entre germanos y celtas, no hace mas que demostrar la teoría sobre la similitud y posible origen compartido de ambas mitologías, fruto de la fusión de ambos pueblos en las zonas fronterizas.

Sea como fuere, parece bastante evidente que el dios Tiwaz, gozó de una importancia notable para el mundo de los godos. Incluso los propios romanos, decían que el pueblo godo procedía del dios de la guerra. También se nos habla de un ritual en honor al dios Tius, mediante el cual se ofrecía sangre, derramada desde un cuenco, a un montículo donde una espada clavada simbolizaba al espíritu del dios. Nuevamente el culto a la espada clavada de los pueblos bárbaros godos y alanos.

Ya hemos dicho lo que representa el dios Tius, la guerra. Es un dios guerrero, de la victoria, de lo justo en la batalla, de la gloria, del honor. Al que rendir culto con sacrificios en gratitud por la victoria conseguida. No olvidemos que entre los godos, se ofrecía parte del botín de guerra al dios, acompañado del sacrificio de los prisioneros.

Curiosa tradición esta germánica, que tiene un paralelismo cientos de años después, cuando un nuevo godo. Ramiro I rey de Asturias. Tras la victoria en la batalla de clavijo, decide imponer un voto (tributo) al apóstol Santiago matamoros. Precisamente en gratitud por la victoria en dicha batalla contra los moros. Así pues, desde ese momento, se pactó con el santo, la entrega anual de una parte de las mejores cosechas (sacrificio). Y del pago de parte del botín obtenido en cada una de las batallas ganadas a los moros. Antropológicamente, una vez mas la estirpe goda realizaba una tradición cultural de su pueblo. El pago de botín en gratitud a su dios de la guerra; Antaño Tius / Marte, mas tarde ya cristianizados, Santiago Matamoros, el hijo del trueno.

Teolfo Rodriguez 
http://rueda-solar.blogspot.com.es/search/label/Godos?updated-max=2010-07-05T05:25:00-07:00&max-results=20&start=20&by-date=false

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...