sábado, 5 de diciembre de 2015

Los Carpetanos y las Guerras Sertorianas

Las Guerras Sertorianas

Quinto Sertorio (en un cuadro de Gerard van Kuijl, 1638). El pretor romano de Hispania se negó a aceptar la autoridad deSila y el partido optimate encabezando en su territorio la resistencia de los populares.

Tras la muerte de Viriato y la toma de Numancia en el 133 a. C., un periodo de paz se abrió en el territorio carpetano hasta que el inicio de las Guerras Sertorianas, seis décadas más tarde, devolvió la inestabilidad a la zona.

Durante los ocho años de esta guerra civil romana, la Carpetania se mantuvo del lado optimate al contrario que sus vecinos celtíberos que se inclinaron por el partido sertoriano; transmitiéndonos las fuentes clásicas únicamente ataques de las tropas sertorianas contra poblaciones carpetanas.

Estos años tuvieron que ser una época convulsa ya que son varios los “tesorillos” ocultos que la arqueología ha encontrado en la zona.

En el 79 a. C. Lucio Hirtuleyo, lugarteniente de Sertorio, entrando desde la provincia ulterior, se enfrentó con éxito junto al río Guadiana a las tropas optimates al mando de Domicio Calvino, gobernador de la citerior, quien cayó en la batalla; posteriormente puso cerco y bloqueó la ciudad de Consabura que mantuvo una tenaz resistencia sin entregarse a las tropas sertorianas.

El siguiente año, 77 a. C.,ad Las tropas sertorianas continuaron con sus intentos de dominio del área carpetana para poder enlazar sus bases en el norte con los territorios meridionales de la península que les eran favorables. 

Tras desfavorables combates contra las tropas de Metelo, Sertorio se retiró hacia el este peninsular estableciendo un campamento cerca de la población de Caracca, la cual contaba con un sistema defensivo basado en cuevas donde se refugiaron los habitantes ante los ataques de las tropas sertorianas. 

Ante la dificultad de atacarlos en sus refugios, Sertorio colocó montones de fina tierra en sus entradas para llenarlos de polvo aprovechando los fuertes vientos y consiguió que, tras dos días, los caracitanos se rindiesen cegados y ahogados por el aire polvoriento que inundó sus cuevas.

Tras este episodio, las tropas sertorianasae pusieron cerco al importante oppida carpetano de Contrebia Carbica que resistió cuarenta y cuatro días de asedio.169Sertorio consiguió derribar una de sus torres por lo que los habitantes pidieron a sus líderes que rindiesen la ciudad. El romano, tras exigirles dinero y quitarles sus armas, hizo ejecutar a todos los tránsfugas (íberos, mayoritariamente) de su bando que se habían refugiado en esta población.

Posteriormente, en el 74 a. C.,a la población de Segóbriga es mencionada de nuevo como filosertoriana al apoderarse Metelo de varias ciudades de los celtíberos. 

Esto, unido al hecho del simultáneo abandono de la vecina Contrebia Carbica, se ha interpretado en el sentido de que, tras la toma de esta ciudad, Sertorio decidió un reparto de tierras y repoblación de la zona, centrada en Segóbriga, a favor de sus partidarios celtíberos y a costa de los habitantes carpetanos, lo que haría que posteriormente se definiese a esta población como “Caput Celtiberiae” (inicio de la celtiberia).

http://www.blinklearning.com/coursePlayer/clases2.php?editar=0&idcurso=0&idclase=28908&modo=0

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...